HABLARÁ CON MÁS CANDIDATOS

Casado rechazó la propuesta de Cospedal para integrarse en su candidatura

La todavía secretaria general del PP apuesta por la integración. Tras anunciar su candidatura, se puso en contacto con el vicesecretario de Comunicación. Lo hará con otros aspirantes

Foto: La exministra de Defensa María Dolores de Cospedal (i) saluda a otro de los aspirantes, el diputado Pablo Casado (c). (EFE)
La exministra de Defensa María Dolores de Cospedal (i) saluda a otro de los aspirantes, el diputado Pablo Casado (c). (EFE)

Horas después de presentar oficialmente su candidatura a la presidencia del PP en la junta directiva de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal contactó con otro de los aspirantes, Pablo Casado, para ofrecerle una integración en su candidatura. La aún secretaria general popular —lo será hasta el viernes tras anunciar su renuncia para garantizar un proceso de igualdad entre aspirantes— inició una ronda de contactos este mismo martes con el objetivo de sumar fuerzas en la carrera por la sucesión. Según ha podido confirmar este diario de fuentes cercanas a su equipo, Cospedal empezó por tantear a Casado, pero el vicesecretario de Comunicación rechazó la oferta. La intención de la aún número dos de la formación pasa por "integrar" en la medida de lo posible antes del 5 de julio, cuando los afiliados que se inscriban para la votación decidirán quién pasa a la segunda vuelta (que se celebrará ya en el congreso el 21 de julio).

Precisamente Casado aterrizó este mediodía en el Congreso de los Diputados insistiendo en que su candidatura era la de la "unidad" del partido, tras conocer la noticia de que Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría competirían también por la sucesión. De hecho, matizó que no pretendía sumarse a ninguna de esas candidaturas y su intención es "seguir hasta el final". A diferencia de la secretaria general, el diputado por Ávila —flanqueado por los parlamentarios murcianos Teodoro García y Javier Ruano— afirmó que la integración debe llegar al final del proceso. "El que gane, que tenga la magmanimidad de integrar", aseguró, tras añadir que su candidatura es la de "una nueva generación", aunque contará con las personas que han hecho posible "este gran partido" porque "nadie sobra".

El vicesecretario de Comunicación sorprendía el lunes por la mañana anunciando en su perfil de Twitter que se sumaba como aspirante para ser el próximo presidente del PP. Apenas unas horas después del anuncio, saltaba la noticia de que la jueza de Instrucción número 51 de Madrid que investiga el caso de sus estudios (a raíz del escándalo del máster de Cifuentes) había solicitado al Congreso que acreditara la condición de diputado de Casado, al ver indicios de delito. El candidato a la presidencia del PP aseguraba sentirse "tranquilo" pese a las investigaciones. Sin embargo, este diario ha podido confirmar que el vicesecretario ya conocía este hecho cuando lanzó su candidatura, porque el pasado fin de semana dieron el aviso del escrito del juzgado.

En cuanto a Cospedal, tras un repaso de su trayectoria, la número dos de Rajoy aseguraba por la mañana en Toledo que "sabe lo que es ganar elecciones" y lo que es "ganar frente a viento y marea, cuando todo el mundo pensaba que era una causa perdida". La exministra de Defensa insistía en que su objetivo es "sumar fuerzas, integrar apoyos, aunar experiencia y juventud, solvencia e ilusión". Siempre con la idea, remarcan fuentes de su candidatura, de llevar a cabo una integración antes del 5 de julio, y no descarta hacerlo después si es una de las aspirantes finales. Las mismas fuentes reconocen que Cospedal ha decidido dar el paso porque si no lo hubiera hecho, se habría planteado marcharse. En todo caso, fuentes cercanas a la exvicepresidenta Sáenz de Santamaría confirmaban a este periódico a última hora de la tarde de este martes que no ha recibido, como era de esperar, el ofrecimiento que Cospedal sí ha hecho a Casado y pretende hacer a otros candidatos.

La exvicepresidenta del Gobierno y candidata a liderar el PP, Soraya Sáenz de Santamaría (3d). (EFE)
La exvicepresidenta del Gobierno y candidata a liderar el PP, Soraya Sáenz de Santamaría (3d). (EFE)

El pleno de este martes por la tarde se producía ante una expectación evidente por la situación en que se encuentra el PP internamente. A la votación acudían cinco de los seis aspirantes a la carrera del PP. El diputado por Ávila, José Ramón García Hernández, estuvo desde la mañana en la Cámara Baja. Se saludó con José Manuel García-Margallo, que llegaba un tiempo después. Pablo Casado también ocupó su escaño. Más tarde lo hacía Soraya Sáenz de Santamaría, que a mediodía explicó su candidatura ante los emblemáticos leones del Congreso, "con energía y con entrega, porque es un momento muy importante para el partido y para España", según explicó. La última en llegar fue María Dolores de Cospedal, que no se saludó con la exvicepresidenta hasta finalizar el pleno. Ambas restaron importancia a la anécdota, "nos hemos saludado todos, solo faltaba", aseguraron.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios