seis candidatos a presidir el partido popular

Sáenz de Santamaría se presenta a liderar el PP: "Sé lo que es estar en el Gobierno"

"Presento mi candidatura porque creo en la libertad. Lo hago con energía y con entrega porque es un momento muy importante para España", ha afirmado a las puertas del Congreso de los Diputados

Foto: Santamaría junto a Rajoy en el Congreso de los Diputados. (EFE)
Santamaría junto a Rajoy en el Congreso de los Diputados. (EFE)

A las puertas del Congreso de los Diputados la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría ha presentado su candidatura para presidir el Partido Popular entre una nube de periodistas. "Presento mi candidatura porque creo en la libertad. Lo hago con energía y con entrega porque es un momento muy importante para el partido y para España", ha asegurado tendiendo la mano a "todos" los que quieran sumarse a su proyecto "abierto", "en positivo" y en el que, ante todo, buscará la "unidad".

Sáenz de Santamaría se presenta a liderar el PP: "Sé lo que es estar en el Gobierno"

La localización elegida por Santamaría no es nada casual, ya que en su discurso ha remarcado que "sé lo que es estar en el Gobierno y lo que es estar en la oposición", con la vista puesta en que el PP regrese a La Moncloa cuanto antes. "Si hacemos buena oposición volveremos a gobernar", ha añadido. De esta manera, la exvicepresidenta ha respondido al mensaje velado que le ha enviado María Dolores de Cospedal al afirmar que "sé lo que es ganar elecciones", ya que ha ganado en dos ocasiones en Castilla-La Mancha mientras que Santamaría nunca ha ganado ningún comicio.

"Me ofrezo para conseguir la unidad"

Como "aval", la exvicepresidenta ha puesto de relieve su dilatada experiencia en el Gobierno. "Hemos construido un futuro más esperanzador para los españoles", ha afirmado para mostrarse "como una militante más" del Partido Popular. "Me ofrezco para conseguir unidad, responsabilidad e integridad", en clara referencia a la 'guerra' interna que mantiene con la secretaria general del PP. Por ello, ha pedido a los militantes y dirigentes del PP que se sientan "compañeros de este proyecto" ya que "nos une servir" a una España que "necesita un PP fuerte y abierto". "Somos compañeros y el amor a España y al partido pesa por encima de todas las cosas", ha opinado sin entrar a valorar la candidatura de Cospedal y la renuncia de Alberto Núñez-Feijóo y dejando a los militantes la responsabilidad de elegir al próximo presidente (o presidenta) del PP.

Santamaría ya había anunciado su candidatura a las 10:00 horas a través de Twitter, adelantándose a Cospedal, que a las 11:00 horas reunía a la Junta Directa del PP de Castilla-La Mancha para anunciar, media hora después, que optará también por liderar el PP. "Hoy martes, a las 13:00 horas y en el acceso del Congreso, he convocado a los medios de comunicación para presentaros mi candidatura a la presidencia del Partido Popular", escribió en la red social. Casado y Cospedal eligieron otros enclaves para anunciar su candidatura: la sede del PP en Génova y un hotel en Toledo respectivamente.

Seis candidatos y solo puede quedar uno

Tal y como publica este martes El Confidencial, la renuncia de Feijóo ha propiciado la confrontación interna entre Santamaría y Cospedal. Con la entrada de la exvicepresidenta y de la secretaria general del PP en la batalla sucesoria son ya seis los candidatos que aspiran a suceder a Mariano Rajoy. El primero en anunciar su candidatura fue el diplomático y responsable de Relaciones Internacionales del PP, José Ramón García Hernández, que se presenta como el "candidato de los afiliados". Le siguió, y por sorpresa, Pablo Casado. El vicesecretario del PP aseguró que "es el momento" de que su generación lidere el PP con el objetivo puesto en "recuperar" a los votantes que se marcharon a Ciudadanos o VOX.

Casi a la vez el exministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, anunciaba que también presentaba su candidatura por la "situación extraordinaria" que vive el partido tras la moción de censura que Pedro Sánchez ganó a Mariano Rajoy. "Hay que hacer un alto en el camino y reflexionar", dijo. También ha dado un paso a frente José Luis Bayo, el menos conocido de los candidatos y el primero en presenta los avales necesarios para aspirar a la presidencia del PP. Exlíder de las Nuevas Generaciones de la Comunidad Valenciana no cuenta con el apoyo del aparato del PP. En 2015 se presentó a liderar el PP de la Comunidad Valencia pero perdió ante Isabel Bonig, actual líder autonómica.

Pero sin duda fue Alberto Núñez Feijóo el que hizo temblar los cimientos del Partido Popular. Su decisión de no suceder a Rajoy pilló a muchos por sorpresa, ya que su nombre sonaba con fuerza para ser el favorito a presidir el PP. "Me comprometí con los gallegos hasta 2020, ellos me respondieron con una mayoría absoluta y no puedo fallarles", afirmó casi entre entre sollozos, dejando claro que para él Galicia "es la mayor de mis ambiciones políticas", una frase que parecía también una renuncia a llegar a La Moncloa.

La votación, el 5 de julio

El número de candidatos puede variar, ya que el plazo para presentarse termina este miércoles a las 14:00 horas. De acuerdo con el calendario fijado, dos días más tarde, el 22 de junio, se proclamará a los candidatos oficialmente tras comprobar que reúnen todos los requisitos, entre ellos contar con 100 avales. El día 23 arrancará la campaña electoral, que se prolongará hasta el 4 de julio. El 5 de julio será el día en el que los afiliados del PP podrán votar por el candidato que prefieran, y, para ello, deberán estar al corriente de pago e inscribirse de forma previa acudiendo personalmente a la sede correspondiente de su partido.

La forma de elección de líder que va a estrenar el PP se aprobó en su último congreso, celebrado en febrero de 2017, y las fuentes populares recalcan que no es un sistema de primarias, sino de doble vuelta. Una primera en la que participan los militantes y una segunda que protagonizan los compromisarios del partido. Si hay varios candidatos, solo pasarán a la fase del congreso los dos más votados, pero puede haber un candidato único. Eso ocurriría si en la votación de los afiliados alguien logra más del 50 por ciento de los votos totales y, además, es el preferido en más del 50% de las 60 circunscripciones electorales y obtiene una diferencia de al menos 15 puntos sobre el segundo.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
37 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios