el cargo lo ocupará miguel ángel ballesteros

Borrell, Cs, Pons... Así tumbaron al coronel Baños como director de Seguridad Nacional

El CSN recoge competencias del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y coordina varios ministerios que tienen competencias en asuntos básicos para la seguridad nacional

Foto: El coronel Pedro Baños.
El coronel Pedro Baños.

El miércoles 6 de junio, Iván Redondo llamó a Pedro Baños, coronel del Ejército de Tierra (Infantería), XL de la promoción de la Academia General Militar, diplomado de Estado Mayor, actualmente en la reserva. El nuevo y todopoderoso (al parecer) jefe del Gabinete de la Presidencia del Gobierno tenía por parte del presidente las manos libres para organizar su departamento, básico en la estructura monclovita, donde se encuentra el Consejo de Seguridad Nacional (CSN), organismo de enorme importancia cerca del presidente después de que Jorge Moragas encontrara vía libre para su creación.

El CSN recoge competencias del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), coordina varios ministerios que tienen competencias en asuntos básicos para la seguridad nacional y planea soluciones para casos de extrema gravedad que afectan a la vida cotidiana de la nación.

Redondo había coincido con el coronel de Infantería en diversos programas de televisión y valora en él sus conocimientos geoestratégicos y su capacidad para divulgar asuntos nada fáciles y para comunicar sus puntos de vista. El jefe del aparato monclovita no le prometió nada, sino que habló a su interlocutor de “posibilidad”. Fue en una llamada que Baños recibió cuando estaba a punto de coger un vuelo en el aeropuerto de Tenerife, y agradeció el ofrecimiento porque apenas conocía a Redondo y a Pedro Sánchez nunca antes lo había visto. Su currículo, y no sus relaciones, era lo que primaba en la elección.

Al día siguiente de recibir la llamada, el jueves 7 de junio, Baños acudió a una reunión en La Moncloa, donde lo había citado Iván Redondo, para cerrar los flecos de su nombramiento. Pero la noticia del 'ofrecimiento' se conoció rápidamente a través de los medios de comunicación. Algunos se llevaron las manos a la cabeza y acusaron a Baños de 'prorruso', en base a determinadas afirmaciones del militar respecto a Vladimir Putin (“¿Qué país tiene todo de lo que nosotros carecemos? No conseguiremos nada provocando a Rusia. ¿Que Rusia quiere tener su área de influencia? Por supuesto. Como lo persiguen Estados Unidos o China”). Por otro lado, le acusaban también de participar en programas como 'Cuarto Milenio', considerado como “poco serio”.

Baños acudió a una reunión en La Moncloa el 7 junio para cerrar los flecos del nombramiento, que finalmente no se produjo

Un diario madrileño que acaba de remover a todo su 'staff' directivo tomó la iniciativa al respecto. Ignacio Torreblanca, a través de Twitter,y David Alandete, especializado informativamente en seguir las campañas de desinformación del Gobierno ruso, que han existido y existen. Otros reconocidos periodistas del Grupo Prisa también se suman al ataque, aunque más moderadamente. Algunos ministros de los más influyentes ante el presidente Sánchez son localizados, especialmente el titular de Asuntos Exteriores, Josep Borrell.

Pero no solo. Cuando el runrún sobre el supuesto nombramiento de Baños alcanza su cénit, entran en escena el portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, y el portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Juan Carlos Girauta. Pedro Baños era colaborador habitual del canal Rusia Today (RT). “No entiendo qué intereses ocultos están detrás para realizar este ataque desproporcionado y plagado de falsedades”, lamenta Baños a este diario. "Hay cientos de vídeos míos en la red y supieron escoger prefectamente dos o tres comentarios sacados de contexto. Eso no lo hace cualquiera", añade. Con todo, entiende el cambio de decisión debido a que era innecesario para el Gobierno abrir otro frente de ataques y recalca su “agradecimiento” por que se hubiese pensado en él como primera opción para el cargo.

La llamada de Borrell al presidente del Gobierno fue definitiva. Iván Redondo optó por proponer a su jefe la otra alternativa: Miguel Ángel Ballesteros, general de Brigada del Ejército de Tierra que venía desempeñando la dirección del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE). Caso cerrado.

La carta

Una vez oficializado el nombramiento del general Ballesteros, el coronel (en la reserva) Pedro Baños firmó una carta aclaratoria. “He decidido romper el silencio que la debida prudencia hasta ahora me había impuesto (…) Han sido días muy intensos con críticas injustificadas, ofendiendo mi honor y a mi profesionalidad”.

Acusa a medios y periodistas de “pura maldad, intereses espurios personales o en beneficio de fuerzas foráneas y oscuras que han conseguido evitar mi nombramiento”.

Desmiente el oficial en la reserva que esté al servicio de la inteligencia rusa, ” por más que esté convencido de que la Unión Europea ha cometido un grave error al separarse de Rusia y dirigirse a un enfrentamiento con ella cada vez más obvio, pero ello no significa que sea un vasallo del señor Putin (…) Tampoco me he dedicado a 'avistar ovnis', como hizo la CIA durante la Guerra Fría”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios