LOS PRIMEROS PASOS DEL NUEVO GABINETE

El Gobierno empezará a estudiar su plan para Cataluña en su primer Consejo

El Ejecutivo tiene intención de buscar un acercamiento con Torra antes del verano, para encauzar las relaciones con la Generalitat. Los ministros combinan mensajes de firmeza y diálogo

Foto: Meritxell Batet, nueva ministra de Política Territorial y Función Pública, con su antecesora, Soraya Sáenz de Santamaría, este 7 de junio. (EFE)
Meritxell Batet, nueva ministra de Política Territorial y Función Pública, con su antecesora, Soraya Sáenz de Santamaría, este 7 de junio. (EFE)

El Ejecutivo de Pedro Sánchez va a aplicar una terapia para Cataluña radicalmente contraria a la emprendida por Mariano Rajoy en sus seis años y medio de mandato. Actuar rápido, sin dejar que el conflicto se enquiste aún más. Por eso pretende empezar a diseñar la estrategia de encauzamiento de la crisis territorial lo antes posible. Es más, según fuentes gubernamentales, la idea que se baraja es que el Consejo de Ministros comience a estudiar un plan en su primera reunión, este viernes.

El Gabinete socialista, cuyos 11 ministras y seis ministros prometieron este jueves su cargo ante el Rey y tomaron posesión de sus respectivos departamentos, tiene como premisas claras un mensaje de firmeza, de advertencia a los secesionistas de que no se tolerará ninguna quiebra de la ley, pero también de mano tendida, de puertas abiertas al diálogo. Sobre esos pilares cimentará su estrategia, con vistas también a que se pueda producir un acercamiento al Govern de Quim Torra en las próximas semanas. Es decir, no dejarlo "para después del verano". El propio secretario general socialista, durante el debate de la moción de censura, ya ofreció diálogo con todas las comunidades, y especialmente con el nuevo jefe del Govern, aunque siempre dentro de la ley.

El 'president' sí ha pedido una entrevista urgente, pero Sánchez, siempre según fuentes del Ejecutivo, quiere antes asentar su política para con Cataluña. De todos modos, el Gobierno acaba de nacer y en sus primeras reuniones tiene que dar luz a una cascada de ceses de los anteriores responsables de los segundos escalones de la Administración y de los correspondientes nombramientos. Hay ministras y ministros, sí, pero ahora hay que completar todo el organigrama de cada una de las áreas.

Borrell: "España se enfrenta quizá al mayor problema que puede enfrentar un país, la integridad territorial, y la UE a una crisis de confianza"


Por lo pronto, ese doble mensaje de firmeza y diálogo fue emitido por los nuevos titulares ministeriales en sus tomas de posesión. La primera parte de la ecuación correspondió, como era previsible, al nuevo ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell. El responsable de una de las carteras más sensibles de todo Gobierno pidió ayuda a todo el personal del ministerio para afrontar un momento complicado. "No les oculto que son tiempos difíciles. España se enfrenta quizás al mayor problema que puede enfrentar un país, el de la integridad territorial, y la Unión Europea a una crisis de confianza", dijo tras recibir el testigo de manos de su antecesor en el cargo, Alfonso Dastis, y en presencia de la vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo; la presidenta del PSOE (y su pareja), Cristina Narbona, y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta.

Compañía de los exministros

Margarita Robles, nueva ministra de Defensa, también ofreció "diálogo y tolerancia" dentro de la Constitución. "Pero fuera de la Constitución, nada", advirtió, recordando que las Fuerzas Armadas tienen como principal cometido la defensa del ordenamiento constitucional. Robles, hasta ahora portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, prometió "continuidad" en una "cuestión de Estado" como es la estrategia de Defensa. En su caso, recibía la cartera de manos de la todavía secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, quien le deseó "suerte" porque "será también la suerte de España", informa Europa Press.

Batet dice que su objetivo será "recuperar la palabra" con todas las CCAA y también con Cataluña, y "escuchar, dialogar y consensuar"

La ministra estuvo arropada en su primer acto en su departamento, por el equipo anterior de Defensa, la cúpula de las Fuerzas Armadas —encabezada por el jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), el general Fernando Alejandre— y dirigentes socialistas como el expresidente manchego y presidente de la Comisión de Defensa del Congreso José María Barreda, la exvicepresidenta del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega —que fue secretaria de Estado de Justicia cuando Robles lo era de Interior en el último Ejecutivo de Felipe González—, o el veterano diputado José Enrique Serrano, jefe de Gabinete de los dos primeros presidentes socialistas. El único exministro que acudió al acto fue el socialista Gustavo Suárez Pertierra. Robles pasó por primera vez revista a las tropas acompañada por Alejandre y brindó por España y el Rey.

El Gobierno empezará a estudiar su plan para Cataluña en su primer Consejo

El mensaje más explícito de mano tendida hacia Cataluña lo lideró, también como cabía esperar, la titular de Política Territorial y Función Pública, la catalana Meritxell Batet. Uno de sus objetivos, dijo, será "recuperar la palabra" con todas las comunidades, sí, pero espacialmente con la suya, con Cataluña, y también "escuchar, dialogar y consensuar" para reforzar los lazos comunes y la convivencia, palabras que ha recalcado en muchas ocasiones anteriores el hoy ya presidente del Gobierno. Política territorial, subrayó es "hablar de personas, de respeto y de convivencia", y por eso desde su ministerio va a intentar garantizarla y "potenciarla en la medida de lo posible". Batet, una federalista convencida, subrayó el carácter diverso y plural de España, como un "tesoro que hay que defender por encima de todo".

El Gobierno empezará a estudiar su plan para Cataluña en su primer Consejo

Educación inclusiva, dice Celaá

La ministra reconoció que se viven momentos "muy excepcionales", por lo que asume su tarea con el "vértigo" de ser consciente de que tiene entre sus manos una cartera "crucial" para el futuro del país. Pero también se hace cargo de ella con la "máxima convicción e ilusión", conocedora de los desafíos que ha de afrontar a partir de ahora. Batet es elogiada dentro del PSOE y de su partido, el PSC, precisamente por su prudencia y discreción, por lo que es más que probable que ambas pautas guíen su mandato. Arropándola en el ministerio estaban, de hecho, tres de las cabezas del PSC —Miquel Iceta y su número dos, Salvador Illa, y el candidato por Barcelona, Jaume Collboni— y los exministros socialistas Jordi Sevilla y Joaquín Almunia, informa EFE. El traspaso de poderes se celebró en la sede del departamento, y en presencia de la hasta ahora vicepresidenta y titular de Administraciones Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría.

Celaá aboga por una educación bilingüe y trilingüe, "respetuosa y cultivadora de las lenguas cooficiales", signo de la diversidad de España

El lenguaje dialogante también estuvo presente en las palabras de la nueva ministra de Educación y Formación Profesional y portavoz del Ejecutivo, la vasca Isabel Celaá. La sucesora de Íñigo Méndez de Vigo defendió una educación "inclusiva, comprensiva", sin dejar a ningún alumno "abandonado a su suerte", que cuide la enseñanza pública y también la concertada. Una educación bilingüe y trilingüe, "respetuosa y cultivadora de las lenguas cooficiales", signo de la diversidad de España. "Hoy la ciudadanía nos reclama acordar, pactar", a pesar de las "legítimas ideologías" de cada uno.

El Gobierno empezará a estudiar su plan para Cataluña en su primer Consejo

Su ministerio "trabajará con todos" y buscará "sin descanso" los retos marcados, y por eso "quiere mejorar las condiciones de diálogo para alcanzar ese acuerdo que la sociedad nos demanda". "Necesitamos estabilizar y serenar la educación para que las familias estén orgullosas del sistema educativo". Celaá se comprometió a trabajar para proyectar la formación profesional —que rotula su departamento—, para que sea la "marca España". "Seamos el Danubio, como dijo Claudio Magris, un cruce de continentes, culturas, personas", remachó en el acto, en el que le cedió su cartera Méndez de Vigo y al que asistieron varios dirigentes del PSE, empezando por su secretaria general, Idoia Mendia, y su número dos, Miguel Ángel Morales, y el exlendakari y miembro de la ejecutiva de Sánchez Patxi López.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
40 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios