PRIMEROS DETALLES DE UN EJECUTIVO QUE SE CONOCERÁ EL MIÉRCOLES

Sánchez abrirá su Gobierno a otros partidos en segundos escalones y rescatará Igualdad

El presidente está dispuesto a que en la Administración y en órganos constitucionales y no constitucionales entren otras fuerzas. También creará un Alto Comisionado contra la Pobreza Infantil

Foto: Pedro Sánchez recibe al presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, este 4 de junio en La Moncloa. (EFE)
Pedro Sánchez recibe al presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, este 4 de junio en La Moncloa. (EFE)

El nuevo Gobierno de Pedro Sánchez será monocolor, paritario y de "inspiración socialista". Sí, tendrá ministros y ministras con carné del PSOE o sin él, pero cercanos a las siglas del puño y la rosa. Aunque el presidente se abre a que en su Ejecutivo, en los segundos escalones, en otros órganos o en empresas como RTVE, asuman el mando dirigentes de otras formaciones, con el propósito de "compartir" y de "contar con todos". Precisamente para ensayar otra cultura, la del pacto. Pero habrá más novedades: el líder socialista recuperará, como se esperaba, el Ministerio de Igualdad, y se creará un Alto Comisionado de Lucha contra la Pobreza Infantil, justo para remarcar la importancia que el Gabinete confiere a esta área. Y respecto a Cataluña, los socialistas sopesan relajar la intervención de las cuentas de la Generalitat, para ir "acompasando" los tiempos de normalización.

Sánchez dará a conocer su Ejecutivo este miércoles, a fin de que sus ministros puedan tomar posesión el jueves y celebrar su primer consejo el viernes, en el que llegará la primera oleada de nombramientos y ceses, como corresponde a cualquier cambio de Gobierno. Y los dos pesos pesados de su dirección, José Luis Ábalos y Adriana Lastra, con los que ayer domingo se reunió el presidente, fueron los que este lunes aportaron los primeros detalles del nuevo diseño. El número tres, en 'Espejo público' (Antena 3), insistió en que el Gobierno será "de inspiración socialista", expresión que ha venido utilizando en los últimos días para recalcar que se sentarán ministros militantes del PSOE o próximos al partido, de su "entorno". "Esa es la idea". Pero a continuación añadió que "en la Administración" y en "otros órganos constitucionales" y "no constitucionales" hay huecos que pueden "dar pie" a la "representación de todo el arco parlamentario".

Ábalos alegó que cuando hay una "representación tan plural", "por no decir fragmentada", en el Parlamento, y un Ejecutivo que se sustenta en un grupo parlamentario de solo 84 diputados, las circunstancias obligan a "compartir mucho", a "ensayar una cultura democrática" no demasiado trabajada en España, a "contar con todos". "Es tiempo de hablar mucho y de integrar". No es un acto de "generosidad", señaló, pero sí de "compartir con la mayoría del Congreso". El secretario de Organización no quiso entrar en detalle, aunque citó como ejemplo de posible integración el consejo de administración de RTVE, que está aún pendiente de renovación. Pero hay otros órganos en los que podría verse una mayor pluralidad, como el Consejo General del Poder Judicial, cuyo mandato termina a finales de este año.

Ábalos alega que la minoría parlamentaria obliga a "compartir mucho", a "ensayar una cultura democrática", a "contar con todos", a "integrar"


Este miércoles se conocerá el nombre de los titulares de las carteras ministeriales, pero la Administración es, obviamente, una maquinaria mucho más grande. En los próximos días y semanas, habrá en torno a un millar de cargos que serán cesados para ser relevados por otros, tanto en los distintos departamentos del Gobierno como en organismos autónomos y empresas públicas. El PSOE quiere lanzar, pues, un mensaje de apertura, sin traicionar por tanto su promesa de que su Consejo de Ministros será monocolor. Aunque sobraba decirlo, Ábalos sí dejó claro que Sánchez no consultará el nombre de sus ministros con Podemos ni con su líder, Pablo Iglesias. Precisamente este es el que más ha insistido en demandar al nuevo presidente que arme un Gabinete de coalición para que tenga un apoyo más sólido. El PSOE no va a atender esa petición, al menos en la fachada de ese Gobierno.

¿Lastra para Igualdad?

La otra novedad, en cuanto a la estructura, es que Sánchez se dispone a recuperar el Ministerio de Igualdad, planteamiento que habían anticipado varios medios, y también este diario. José Luis Rodríguez Zapatero lo creó en 2008 y puso al frente a la gaditana Bibiana Aído, aunque luego lo suprimió en 2010. En aquel momento, el ministerio fue objeto de chanza por parte de los sectores más conservadores.

El presidente repescará Igualdad, un ministerio que creó Zapatero en 2008 y suprimió en 2010. Puede haber otro ministerio que responda "a los tiempos"

Ahora, en 2018, el gesto del presidente es congruente tanto con las prioridades que él mismo se ha marcado como con los vientos que soplan, de fortalecimiento de la lucha feminista, y cuyo máximo exponente fueron las movilizaciones del pasado 8 de marzo. La ejecutiva socialista confirió mucha importancia a esta área, y alumbró dos proposiciones de ley que ahora serán clave de bóveda del nuevo Ejecutivo: una, contra la brecha salarial, y otra, contra la discriminación de la mujer en el mundo laboral. Ambas ya están registradas en el Congreso. Además, la secretaria de Igualdad de la dirección, Carmen Calvo, ha gozado de enorme protagonismo en estos meses, es una de las personas de mayor influencia sobre el líder y es candidata a ocupar una de las vicepresidencias del Ejecutivo. Para el repescado Ministerio de Igualdad, suena en las quinielas la vicesecretaria general del partido, Adriana Lastra.

Ábalos añadió que Sánchez baraja crear alguna otra cartera más que responda a "los tiempos actuales" y que "denote la sensibilidad de este Gobierno".

Pedro Sánchez, junto con sus escuderos, Adriana Lastra y José Luis Ábalos, el pasado 1 de junio al llegar al Congreso. (Reuters)
Pedro Sánchez, junto con sus escuderos, Adriana Lastra y José Luis Ábalos, el pasado 1 de junio al llegar al Congreso. (Reuters)

El PSOE quiere dejar clara su impronta desde el primer minuto en La Moncloa. Ya lo hizo Sánchez al tomar posesión sin Biblia ni crucifijo —no había ocurrido con los seis presidentes anteriores—, se desprende de ese rescate del Ministerio de Igualdad y también de este otro gesto: el jefe del Ejecutivo creará un Alto Comisionado de Lucha contra la Pobreza Infantil, que dependerá directamente de la Presidencia del Gobierno, dato que adelantó la SER.

Sánchez abrirá su Gobierno a otros partidos en segundos escalones y rescatará Igualdad

Ábalos explicó que para Sánchez la preocupación por la pobreza infantil "ha sido una constante", una cuestión hacia la que el líder socialista tiene "mucha sensibilidad", y esa decisión de llevarse esa competencia a La Moncloa y darle un rango de alto comisionado denota que es una "prioridad clara" de su Ejecutivo. Sánchez ya dijo en su discurso que quería atender las urgencias sociales y corregir la desigualdad que, como ha venido denunciando su partido, ha crecido de forma muy significativa durante el mandato de Mariano Rajoy.

De entrada, se mantendrán las cuentas de Cataluña intervenidas, pero si "avanza la normalización", habrá que ir "acompasando" las medidas, dice

Las cuentas de la Generalitat, pese a que ha decaído ya el 155, seguirán intervenidas, como confirmó Ábalos. ¿Sine díe? Eso ya está menos claro. El número tres señaló que si es "verdad" que se va a emprender un proceso de normalización "deseado" por todos, si se vuelve a la legalidad, si se recupera la institucionalidad, "habrá que ir pensando en que determinadas medidas que se tomaron tendrán que ir acompasándose a los ritmos de esa normalización". Si esta "prospera", "es normal que todo se normalice y no dejemos hechos excepcionales". "Si avanza la normalización", reiteró, "hay que estar pendiente de ello", "ni anticipándose ni postergando, sino acompañando".

PP, el "gran vengador" del PNV

Este lunes también se confirmó que el PP saboteará sus propios Presupuestos de 2018 para castigar al PNV por haber apoyado la moción de censura contra Rajoy. El número tres recordó que no hace falta que el PSOE se retrate, porque ya Sánchez aseguró en el debate de la semana pasada que mantendría las cuentas por responsabilidad. "Ahora el PP se puede retratar como el gran vengador", dijo. Y es "absurdo" que aquello que "parecía bueno" no lo sea ahora tanto. "Es la idea de que España es importante solo cuando uno la gobierna". En cualquier caso, el PSOE intentará deshacer en el Congreso esas enmiendas que introduzcan los conservadores. "Lo que hay que hacer es un Presupuesto para 2019", empezar a trabajar ya en ello.

Sánchez abrirá su Gobierno a otros partidos en segundos escalones y rescatará Igualdad

Ábalos afirmó que los 540 millones que el PP cedió a los nacionalistas vascos obedecían a un pacto presupuestario, y no de gobierno. "El mensaje que lanza el PP es que compraron [al PNV]" y ahora, al sentirse traicionados, les retiran el dinero. Los socialistas, por su parte, no ofrecieron "nada" al PNV, más allá de ese compromiso de mantener los PGE. "Nunca nos planteamos gobernar, sino la censura", y su empeño era garantizar, en caso de que prosperase, procurar la "estabilidad" y después ir a elecciones. Comicios aún sin fecha, aunque sigue en pie la idea de no agotar la legislatura, como recalcó Lastra en 'Los desayunos de TVE'.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
43 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios