DECLARACIONES DESDE LONDRES

Sánchez: "Lo importante es que no haya fisuras entre demócratas" por el fin de ETA

El líder socialista asegura que es capital mantener la unidad de todos frente al terrorismo, recordar a las víctimas y estar vigilantes para que el relato de la banda no se imponga al de la "verdad"

Foto: Pedro Sánchez, durante sus declaraciones a los medios en la embajada española en Londres, este 4 de mayo. (Borja Puig | PSOE)
Pedro Sánchez, durante sus declaraciones a los medios en la embajada española en Londres, este 4 de mayo. (Borja Puig | PSOE)

La dirección del PSOE no quiere dar ningún vuelo a la disolución de ETA, porque "no hay nada que celebrar" tras su historial sangriento de 60 años de vida y porque en realidad la banda ya estaba derrotada por la democracia desde octubre de 2011, cuando anunció el cese de su actividad armada. Y por eso su reacción a sus últimos comunicados ha sido prudente y ajustada casi al milímetro. Sin dar pie a mayores debates. Y es que "lo importante" para los socialistas es que no afloren "fisuras entre demócratas", para que se preserve el bien mayor, la unidad de todos frente al terrorismo.

Pedro Sánchez despachó ayer jueves con un tuit el comunicado de ETA de anuncio del desmantelamiento de sus estructuras, pero este viernes sí que hizo sus primeras declaraciones públicas. Y lo hizo desde Londres, adonde se desplazó para entrevistarse con el ex primer ministro británico Gordon Brown. El secretario general se atuvo al guion desplegado por la dirección del PSOE en los últimos días, construido a partir de tres ideas básicas: reivindicación de la memoria de las víctimas, necesidad de que se imponga el relato "de la verdad", no la narrativa de ETA, y afianzar la unidad de todos los partidos, tan crucial ahora que sigue sobre la mesa otro desafío, la lucha contra el terrorismo yihadista.

El fin de la dispersión "no tiene ningún calendario, ni tiene nada que ver con la disolución de ETA, y sí con una posición que el PSOE siempre ha defendido"


Pero en el debate se ha colado la posibilidad del acercamiento de presos etarras a las cárceles del País Vasco. Ayer, el exlendakari y secretario de Política Federal de la ejecutiva, Patxi López, sí mantuvo que "otra política penitenciaria es posible y razonable", y por tanto es conveniente, pero no de ahora, sino desde "hace años", que se acabe con la dispersión de los reclusos para evitar su "victimización". Pero habrá que hacerlo "sin calendario y con discreción", y en modo alguno a cambio de esta anunciada disolución de ETA.

Sánchez validó esta postura desde la capital del Reino Unido. "La posición de Patxi López es la del PSOE, y es la posición que siempre hemos defendido, y que [el acercamiento de reos] no tiene ningún calendario, ni tiene nada que ver con la disolución de ETA, tiene que ver con un planteamiento que el Partido Socialista siempre ha defendido en Euskadi y en el conjunto del país".

Sánchez: "Lo importante es que no haya fisuras entre demócratas" por el fin de ETA

Pero el secretario general evitó polemizar. "Lo importante, en un momento como el de hoy —la banda escenificaba su disolución en la localidad vascofrancesa de Cambo-les-Bains, ante actores internacionales— es que no se vea ningún tipo de fisuras ni de debate entre demócratas. Lo más importante es que la dem española derrotó definitivamente al terrorismo en 2011, y a partir de ahí lo importante es que miremos hacia delante", pero siempre teniendo "presentes a las víctimas", siendo conscientes de que el pacto antiterrorista es "condición necesaria, aunque no suficiente" para poder "triunfar sobre cualquier tipo de terrorismo", y estando muy vigilantes para que "no se imponga el relato de aquellos que causaron un dolor máximo a la sociedad española", y que sin embargo no lograron "ningún otro objetivo político".

Algo "raro, extemporáneo, anacrónico"

Sánchez insistió, durante su rueda de prensa en la capital británica (en la que habló en todo momento en castellano), en que la teatralización del cierre final de ETA no tiene relevancia por sí misma, no es más que el "reconocimiento de una realidad que viene sufriendo" la banda desde hace casi una década. Por tanto, lo que toca ahora es "recordar" a los que sufrieron el terrorismo en primera persona, a las víctimas y sus familiares, como corresponde "homenajear" a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a los jueces y fiscales que persiguieron a ETA hasta desmontar su "entramado político y social", a los empresarios que fueron extorsionados, a los secuestrados. El líder socialista también cree que hay que reivindicar la labor de los afiliados de todos los partidos que padecieron la amenaza y los asesinatos de una banda criminal y que mantuvieron izada la bandera de la democracia en muchos pueblos y ciudades, en el País Vasco y Navarra y en el resto del país.

El líder insiste en la importancia de que no "se imponga el relato": "No hubo un conflicto, sino una democracia atacada por una banda terrorista"

El jefe del PSOE se dirigió a los más jóvenes, a los que nacieron en paz y que pueden concebir la disolución de ETA como algo "raro, extemporáneo, anacrónico", que no guarda relación alguna con la España de hoy. Pensando sobre todo en ellos, remarcó, es importante que todos sean conscientes de que hay que trasladar la "verdad" de lo ocurrido, que conozcan aquellos "años de plomo" en los que la banda atacaba con contumacia. "La tarea de los demócratas es no olvidar, contar la verdad y no permitir que el movimiento social que creció a la sombra de ETA [la izquierda abertzale] imponga su relato. No hubo un conflicto en España, sino una democracia que se vio atacada por una banda terrorista que causó mucho dolor". Una democracia que fue perseguida por el "totalitarismo" y que se homologó al resto de democracias europeas "pese a ETA".

Sánchez: "Lo importante es que no haya fisuras entre demócratas" por el fin de ETA

La "lección principal" que ha de sacarse después de más de medio siglo de terrorismo es que los demócratas han de permanecer "unidos", ahora para hacer frente a la amenaza global y que el año pasado atentó en Barcelona y Cambrils.

Pedro Sánchez, durante su encuentro con el ex primer ministro británico Gordon Brown, este 4 de mayo en Londres. (Borja Puig | PSOE)
Pedro Sánchez, durante su encuentro con el ex primer ministro británico Gordon Brown, este 4 de mayo en Londres. (Borja Puig | PSOE)

Así que, en definitiva, "no hay nada que celebrar", sentenció Sánchez, por contraposición a la cumbre de Cambo-les-Bains, donde se saludaba como una gran noticia la desaparición del último grupo terrorista de Europa.

Siguiente estación, Portugal

La motivación principal del viaje del secretario general socialista al Reino Unido —y que continuará el lunes y martes de la próxima semana, con dos conferencias y una cita con el actual jefe del Partido Laborista, Jeremy Corbyn— era la defensa de España frente a la propaganda independentista en el exterior. Un asunto del que pudo departir con Brown, uno de los principales activistas a favor de la permanencia de Escocia en UK en el referéndum de 2014. Sánchez subrayó que la reforma aprobada este viernes por el Parlament para poder investir telemáticamente a Carles Puigdemont "no es legal". La mayoría soberanista se "saltó" todos los informes jurídicos, incluido el del Consell de Garanties, para sacar adelante su reforma, que será recurrida por el Ejecutivo ante el Tribunal Constitucional en cuanto llegue el informe del Consejo de Estado. E hizo una precisión: en España "no hay presos políticos, sino políticos presos".

El líder socialista remarca que la reforma para investir telemáticamente a Puigdemont "no es legal" e invita a los partidos a ir a la comisión territorial

Sánchez mantuvo que la solución en Cataluña "tiene dos planos". Por un lado, el bloque independentista debe "formar gobierno" y debe "servir al cien por cien de la ciudadanía catalana, no al 47% que votó" a las candidaturas soberanistas. Y por otro, los políticos han de hacer su tarea: recordó que su partido y el PP son los únicos que siguen en la comisión territorial del Congreso y querrían que se incorporaran el resto de fuerzas —Ciudadanos salió en marzo de ella—. "En este debate no puede haber nadie que se desentienda. Tenemos que estar todos", enfatizó.

Sánchez: "Lo importante es que no haya fisuras entre demócratas" por el fin de ETA

Cuando concluya su parada en el Reino Unido, el martes, Sánchez hará un paréntesis. Hasta finales de mayo no retomará su gira para defender la Constitución y legalidad, y será en Portugal. Al frente del país vecino sigue el socialista António Costa, referente para el jefe del PSOE de una alianza de las izquierdas estable.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios