en una comparecencia en moncloa

Rajoy: "Los crímenes de ETA se seguirán investigando, juzgando y serán condenados"

Disolución de ETA, reacción del Gobierno. Pocas horas después de que la banda terrorista ratificase el jueves su total disolución, Mariano Rajoy ha comparecido desde Moncloa

Foto: Mariano Rajoy durante su declaración. (Reuters)
Mariano Rajoy durante su declaración. (Reuters)

El presidente del Gobierno ha reaccionado al anuncio de disolución de ETA con la advertencia de que la operación de propaganda de la banda terrorista no servirá a sus jefes y presos para obtener ventajas políticas y judiciales. En una declaración institucional leída en el salón de tapices del Palacio de la Moncloa, Mariano Rajoy aseguró que nunca habrá impunidad, que los delitos se seguirán persiguiendo y las condenas “cumpliendo”. También dijo que, ante todo, es un día para recordar y homenajear a los 853 asesinados por los etarras y para estar con los familiares de los mismos.

[Pinche aquí para ver la declaración institucional de Moncloa]

El jefe del Ejecutivo recordó que la lucha contra el terrorismo debe continuar después de constatar la derrota de la banda porque el Estado y la sociedad deben seguir alerta para impedir que sus cabecillas perseveren en imponer su proyecto antidemocrático y su propio relato.

Rajoy recordó que ETA no ha conseguido ninguno de sus objetivos, ni cuando los perseguía con el asesinato, la extorsión y el secuestro; ni después cuando pretendió hacerlo “a cambio de dejar de matar”. Por eso añadió que tampoco logrará ahora nada con la escenificación del anuncio de que se disuelve.

“Hoy desaparece ETA, pero no el daño y el dolor causado”, destacó el presidente del Gobierno para insistir siempre en que lo importante fue la derrota de la banda, la victoria de la democracia frente al terror. También quiso que su declaración fuera expresión de todas las fuerzas políticas y del conjunto de la sociedad. Por eso aludió al empeño que habían puesto todos los jefes del Ejecutivo en acabar con el terrorismo, destacó la labor y el sacrificio de la Guardia Civil, la Policía, jueces y fiscales en la persecución de los asesinos y resaltó el papel de la Corona en el mismo empeño.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy. (EFE)
El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy. (EFE)

Rajoy se comprometió a impedir que los terroristas y sus cómplices lleven a cabo sus planes de blanqueo del pasado y "borrón y cuenta nueva". Dijo que no permitirá que nadie "reescriba" la historia de lo ocurrido en los 50 años de ETA. "El relato será el del fracaso de la violencia frente a la grandeza de la democracia", proclamó.

Para el presidente del Gobierno la derrota de la banda empezó precisamente cuando el Estado asumió que el único relato posible era el de las víctimas, "el de la injusticia, la crueldad y el totalitarismo de quienes pretendieron imponer por la fuerza y el crimen, algo que los ciudadanos rechazaban".

Después de hacer un llamamiento a toda la sociedad para seguir comprometida en la lucha contra ETA, "contra lo que hizo, contra lo que significó y contra lo que intentó llevar a cabo", Rajoy sostuvo que era un gran día y que tocaba resaltar que España ha sido capaz de derrotar al terrorismo.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios