Noticias de Madrid: El PP pone distancia con Cifuentes y nadie quiere apoyarla en público
las últimas horas de la presidenta de la comunidad de madrid

El PP pone distancia con Cifuentes y nadie quiere apoyarla en público

Diputados populares ven un desafío en su resistencia a dimitir, creen que Casado le ha dado la puntilla y se muestran molestos con Ciudadanos

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, en un acto oficial este miércoles. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, en un acto oficial este miércoles. (EFE)

Cristina Cifuentes ya no es 'de los nuestros', parecían hacer ver ministros y diputados del PP este miércoles en los pasillos del Congreso. Hacían muy visible la palmada y felicitación a Pablo Casado por haber salido del embrollo, para ponerlo en contraposición al escorzo que hacían para evitar cualquier asomo de respaldo a la presidenta de la Comunidad de Madrid. Solo retrasa su caída definitiva su resistencia pertinaz a abandonar el cargo y el cálculo cada vez más difuso y minoritario de un precio para Ciudadanos si apoya la moción de censura junto a PSOE y Podemos.

La prioridad del PP es conservar la Comunidad de Madrid y para eso no tiene que haber moción de censura, es decir, Cifuentes debe dimitir y a eso se llega con fría distancia entre el partido y la presidenta autonómica. Algunos en el PP esperaban que ya hubiera pasado y ahora desean que ocurra cuanto antes, pero ella se niega sin petición expresa y directa de Rajoy, aunque ya ha recibido el mensaje hace días para que abandone.

Cifuentes está sentenciada y nadie en el PP y el Gobierno duda de su caída. El propio Mariano Rajoy evitó el martes respaldarla públicamente desde Argentina, y un día después diferentes miembros del Ejecutivo han recurrido a eufemismos y subterfugios dialécticos para evitar una palabra de apoyo a quien hace un mes era el cartel indiscutible del PP en la plaza clave de Madrid. Rafael Catalá, Íñigo de la Serna e Isabel García Tejerina evitaron en público expresar su apoyo a Cifuentes. Y dirigentes del PP como Fernando Martínez-Maillo, Javier Maroto, Rafael Hernando y Pablo Casado omitieron expresiones de respaldo.

Ninguno de ellos contempla ya la veracidad de la versión de Cifuentes y su permanencia solo esta condicionada a saber si al PP le conviene más la dimisión forzada por Ciudadanos o la moción de censura que lleve a Albert Rivera a coincidir en el voto con PSOE y Podemos. La dirección del PP se inclina por la dimisión en breve, y fuentes de Ciudadanos también creen que Rajoy no está dispuesto a renunciar a su principal Gobierno autonómico. Pero ninguno dice que ya que no hay motivos para que no siga. Aseguran que es un calvario ver en los medios cada día y casi de forma unánime opiniones e informaciones que entierran su versión y su futuro.

Y diputados de a pie del PP fueron acercándose a Casado para felicitarle, porque entienden que sus explicaciones públicas han sido un ejemplo, le han servido exculparse y han puesto en contraste su actuación con la de Cifuentes, hasta el punto de acelerar su final. Es la diferencia entre explicar la verdad y ocultar la mentira, aseguraba un diputado popular que ponía de manifiesto la falta de crítica a Casado por parte de otros partidos, especialmente de Podemos, habitualmente sin freno en la crítica hacia el PP.

Diputados del PP interpretan como un cierto desafío a Rajoy que la presidenta de la Comunidad de Madrid condicione su salida del cargo a la petición expresa del presidente y líder de los populares, para que quede claro que se irá forzada y no por su propia voluntad. Entienden que su permanencia hace daño al partido.

Los populares, no obstante, no ocultan su malestar con Ciudadanos, partido al que necesitan para sacar adelante los Presupuestos de 2018 en la votación del 26 de abril y, al tiempo, ponerles el pie en el cuello con ultimátums que no van a tener más remedio que conceder. Dicen estar hartos de ver a los de Rivera apuntarse tantos y llenando con cabezas de cargos del PP caídos su sala de trofeos.

El PP pone distancia con Cifuentes y nadie quiere apoyarla en público

Ciudadanos ya ha tomado claramente su decisión y Rivera, José Manuel Villegas y Juan Carlos Girauta aseguran públicamente que no ven problema en votar con Podemos la moción de censura contra Cifuentes: "Que nos ponga a prueba el PP". No ven coste a la moción de censura.

La dirección del PP entiende que Cifuentes solo mantiene el respaldo de un núcleo muy reducido de su Gobierno autonómico y su grupo parlamentario, pero cada vez con menos fuerza y persuadidos de que su final ha llegado. Son casi los únicos que defienden llegar a la moción de censura. El consejero de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid, Rafael Van Grieken, se limitó a decir que Cifuentes ya ha dado explicaciones y que es preciso esperar a las investigaciones. Tampoco dijo que no haya motivo para la dimisión.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios