PREOCUPACIÓN SOCIALISTA CON LA RUPTURA CON LAS VÍCTIMAS

Rajoy buscará congelar la permanente revisable con un 'pacto discreto' con el PSOE

El PP promoverá la prórroga para las enmiendas parciales. La dirección de Sánchez quiere esperar a la sentencia del TC, aunque se muestra indignada con populares y naranjas por el pleno

Foto: Mariano Rajoy se reúne con los padres de las víctimas que piden no derogar la cadena perpetua revisable, este 15 de marzo en el Congreso. (EFE)
Mariano Rajoy se reúne con los padres de las víctimas que piden no derogar la cadena perpetua revisable, este 15 de marzo en el Congreso. (EFE)

El PP fracasó en su primer intento de frenar la derogación de la prisión permanente revisable, pero se reconoce satisfecho de encabezar un causa popular y se prepara para congelar la iniciativa de la oposición por la misma vía que lo hizo en el último año: un entendimiento discreto con los socialistas. “Cuando baje la temperatura, volveremos a hablar y recuperaremos el acuerdo con los socialistas para no tocar la ley hasta que se pronuncie el Tribunal Constitucional”. Así lo reconocían en la dirección del Grupo Popular después de un pleno más bronco de lo esperado por ambas partes, del que culpan directa y personalmente a Albert Rivera y "sus bandazos". Pero el PSOE no se acercará al PP. Su cólera con populares y naranjas es máxima.

Los grupos de izquierda (PSOE y Podemos), nacionalistas e independentistas impusieron su mayoría en el Congreso —178 contra 167 votos y una abstención de Coalición Canaria (CC)— para dar otro paso hacia la supresión de una medida extraordinaria para crímenes especialmente graves aprobada con la mayoría absoluta de los populares en 2015.

Pese a su derrota parlamentaria, en el PP sostienen que se han apuntado el éxito de forzar a Ciudadanos a cambiar radicalmente de posición, de comprometerse con el PSOE a derogar la prisión permanente revisable a querer ir más allá que nadie en el cumplimiento íntegro de las penas. Pero sobre todo confían en que a partir de ahora, y después de ver la convulsión del principal partido de la oposición para enfrentarse a la tramitación pública de la ley, el Grupo Socialista recupere su antiguo interés por olvidarse del asunto.

Durísimo alegato de la Clara Campoamor

La iniciativa original de la derogación era del PNV y dormía en el cajón de las prórrogas automáticas desde octubre, hasta que Albert Rivera, en su guerra particular contra Mariano Rajoy, dio la orden en febrero de reactivar las iniciativas más molestas para el Gobierno y presentar su alternativa en forma de enmienda aunque estuviera condenada al fracaso, como ayer se comprobó.

"Cuando baje la temperatura, volveremos a hablar y recuperaremos el acuerdo con los socialistas para no tocar la ley hasta que hable el TC", dice el PP

Fuentes del PP reconocen que el nuevo periodo de enmiendas, esta vez para las parciales, se puede prolongar esta vez, de entrada, hasta el final del periodo de sesiones (según vayan los Presupuestos Generales del Estado) para perderse luego hasta el tercer año de la legislatura. El ejercicio 2019 será plenamente electoral, con comicios europeos, municipales y autonómicos en mayo, más las elecciones andaluzas en marzo si no se adelantan a este mismo otoño. Al PSOE no le va a interesar mover la derogación de la prisión permanente revisable y enfrentarse ante una opinión pública en contra de su posición, según destacan en el Grupo Popular y quedó plenamente constatado ayer, tanto con los padres de Sandra Palo, Diana Quer, Marta del Castillo o Mari Luz Cortés, como con la propia presidenta de la asociación Clara Campoamor, cuyo alegato pidiendo "perdón a las víctimas" en nombre de su partido, el PSOE" fue una auténtica bomba en la línea de flotación del Grupo Socialista.

Rajoy buscará congelar la permanente revisable con un 'pacto discreto' con el PSOE

En efecto, el PSOE sí comparte que debería prorrogarse el plazo de presentación de enmiendas parciales, con la idea de que no se avance en la tramitación hasta que no haya un pronunciamiento del Tribunal Constitucional. Pero en la dirección no dejan de sorprenderse de que el PP busque de nuevo ese “acuerdo tácito” entre las dos grandes fuerzas del que habló el pasado martes Margarita Robles para no menear el debate de la prisión permanente revisable. “¡Qué poca vergüenza tienen! Han forzado el pleno de hoy [por ayer jueves] sin ningún escrúpulo”, por “rédito electoral”, manifestaban con indignación en la cúpula del grupo. “El pleno era solo propaganda”, abundaba un alto cargo de Ferraz. En principio, la primera respuesta será dejar que actúen PP y Cs, que desenreden ellos la madeja, dicen en la cúpula, pues son los que descongelaron la iniciativa de los nacionalistas vascos.

"No vamos a pactar con ellos ni a pedir ampliación del plazo de enmiendas. Ellos verán a qué conduce la tensión que forzaron", replican al PP en el PSOE

"No pensamos hablar con nadie ni pactar nada con el PP. Marga tuvo una discusión tremenda tras el pleno con Rafa Hernando [el portavoz del PP]. Que hagan PP y Cs lo que quieran. Son unos irresponsables que forzaron el debate. No vamos a pactar con ellos ni a pedir ampliación del plazo de enmiendas. Ellos verán a qué conduce la tensión que impusieron en el Congreso. La celebración del debate rompe cualquier pacto. Es su problema", sentenciaban con irritación en el círculo de Robles.

Rajoy buscará congelar la permanente revisable con un 'pacto discreto' con el PSOE

El PSOE no quería que se desbloquease la proposición de ley del PNV. Robles insistía el martes pasado, tras la reunión de la Junta de Portavoces, en que no era el momento de hacer aflorar este debate, por la enorme conmoción que en toda España ha producido el asesinato del pequeño Gabriel Cruz, que se suma al hallazgo en enero del cadáver de Diana Quer y la detención de su presunto homicida, el Chicle. La portavoz alegaba que su partido prefería esperar a la sentencia del TC.

Menos claro en octubre

No obstante, en octubre, cuando el pleno tomó en consideración la iniciativa de los nacionalistas vascos, el diputado andaluz Juan Carlos Campo —el mismo que este jueves salió a la tribuna a fijar la posición de los socialistas— no expresó esa cautela de forma tan directa: "Espero que el TC se pronuncie sobre estas materias, porque realmente hay una doctrina muy clara que emana de las resoluciones del Tribunal Europeo de Derechos Humanos [...]. Señorías, me alegro profundamente de que el sentido del voto sea favorable [a la proposición del PNV] y por fin dejemos de lado eso que se denomina el derecho penal exagerado".

No hay fisuras entre sanchistas y críticos en cuanto al rechazo a esta medida penal. Pero sí se reprocha a Ferraz la poca habilidad para evitar el debate

La dirección del PSOE está convencida de que el TC le acabará dando la razón. Y aunque el alto tribunal acabara reconociendo la constitucionalidad de la cadena perpetua revisable, los socialistas seguirían estando en contra de la misma, pero admiten que "se despejaría al menos una duda importante".

El principal partido de la oposición es consciente de que se mueve en un terreno muy pantanoso y nada fácil. De hecho, desde que se conociera el fatal desenlace del pequeño Gabriel, el pasado domingo, cuando ya estaba incluido en el orden del día del pleno de esta semana el debate de las enmiendas de totalidad de PP y Cs a la proposición del PNV, la preocupación interna se ha disparado. Entre los críticos con Pedro Sánchez, desde luego, pero también en el seno de la dirección. Todos son conscientes de que, en un momento de máxima consternación y de indignación en la opinión pública, su postura contraria a la PPR no es tan entendible, aunque creen que los ciudadanos acabarán premiando su "coherencia" en todos estos años, pues ese rechazo a este castigo excepcional viene de mucho tiempo atrás, y se materializó en 2015, cuando el Gobierno de Rajoy lo impulsó y el PSOE lo llevó ante el TC.

Rajoy buscará congelar la permanente revisable con un 'pacto discreto' con el PSOE

Rivera deslizó la especie de que los dirigentes socialistas andan divididos a cuenta de la cadena perpetua revisable. Pero no es cierto. No se aprecian fisuras entre sanchistas y críticos en lo que concierne al rechazo a esta medida. Otra cosa es que diputados y cuadros más alejados de Ferraz entiendan que la cúpula tenía que haberse movido con mayor habilidad para evitar que el debate se celebrara este jueves.

"El peor PP"

La prueba de que en el partido está muy consolidada esa negativa a la prisión permanente es que quien salió ayer a la tribuna para expresar su no a las enmiendas de totalidad de PP y Cs fue Juan Carlos Campo, diputado por Cádiz, juez, exsecretario de Estado de Justicia, exvocal del Poder Judicial... y claro partidario de Susana Díaz en las primarias. Su intervención, sin papeles, y muy enérgica, fue muy aplaudida por la bancada socialista, que le recibió al final puesta en pie. No hubo fugas de voto.

Y al término del pleno, incluso parlamentarios muy contrarios a la dirección no paraban de mostrar su claro desprecio por la actitud "del peor PP", "el que no tiene reparos en utilizar el dolor de las víctimas, el que dijo a [José Luis Rodríguez] Zapatero aquello de 'usted está traicionando a los muertos' por el proceso de paz con ETA". "Se ha visto la peor derecha, y cuando sale el peor PP se ve que Ciudadanos no puede competir en radicalismo con ellos", señalaba una diputada, que se confesaba "asqueada", como tantos otros compañeros de escaño, por el bronco pleno en el Congreso. En el PSOE dolió el "no nos miren solo a nosotros, miren a la tribuna y convénzales a ellos [a las familias] de que están equivocados" que les lanzó el popular José Antonio Bermúdez de Castro. Campo se solidarizó con las víctimas y sus allegados pero concluyó vehemente: "Sin prisión permanente revisable, vencimos a ETA. Con prisión permanente revisable, hemos tenido la muerte de Gabriel, no está ahí el problema".

Los socialistas creen que los ciudadanos sabrán premiar la "coherencia" a la larga, aunque admiten que este debate no les viene bien estos días

Los críticos sostienen que el problema no ha radicado, por tanto, en la posición contraria a la cadena perpetua y en el mantenimiento de los "principios" socialistas, sino en las maniobras de la cúpula para impedir el debate en la Cámara. Creen que se podría haber negociado más con PP y Cs o incluso con el proponente de la iniciativa original, el PNV. Pero la dirección ya venía insistiendo desde el martes en que no tenía margen: que sacar del orden del día la discusión no dependía de los nacionalistas vascos, sino de los autores de las enmiendas de totalidad, y ambos no quisieron dar un paso atrás por "rédito electoral" y por utilizar "el dolor de las víctimas".

En el equipo de Sánchez aguantaban mientras el chaparrón y las durísimas críticas de las familias de Diana Quer, Marta del Castillo, Sandra Palo, Mari Luz Cortés y Yéremi Vargas. Incluso de la presidenta de la asociación Clara Campoamor, Blanca Estrella Ruiz, que tras declararse socialista de corazón y por familia, dijo sentir "vergüenza" por la intervención de Campo en el pleno. Creen que la tempestad acabará pasando y los ciudadanos valorarán la "coherencia", pero a la vez en Ferraz son conscientes de que estos días no están siendo nada fáciles para el PSOE.

Rajoy buscará congelar la permanente revisable con un 'pacto discreto' con el PSOE

"Esta no era la semana para un debate político serio", sino para el "dolor" y el "duelo", subrayó el secretario de Organización, José Luis Ábalos, en La N@ve Boetticher del madrileño distrito de Villaverde, donde horas después se inauguró la escuela de buen gobierno Jaime Vera. El número tres enmarcó las contundentes reprimendas de los padres de las víctimas en un "denominador común", que es la "repugnancia", el "dolor" y el "reproche". Y la "empatía" lógica que deben los dirigentes políticos hacia ellos.

Evaluación en conjunto

Ábalos pidió que no se evalúe "parcialmente" el proyecto socialista: ha de enjuiciarse, señaló, "en base a la cohesión social, la libertad, la justicia y el bienestar social" que defiende. Porque la "agenda del país", además de la solidaridad con las víctimas, descansa sobre otros pilares. "A la hora de valorar las opciones políticas hay que hacerlo en un panorama más amplio y desde luego no en esta semana, que lo que corresponde es estar al lado del dolor de las víctimas y no dedicarse a sacar ningún otro rédito o interés político, porque sería muy espurio", sostuvo, después de que los familiares de los asesinados aseguraran en rueda de prensa en la Cámara Baja que la mejor vía para que el PSOE continúe en la oposición es seguir "por este camino" de rechazo a la permanente revisable.

Ábalos acusa a PP y Cs de buscar el "rédito electoral" y de "usurpar casi el dolor que no les es propio", el de las víctimas de horribles crímenes

A juicio del número tres, lo que se ha visto con el debate en el Congreso es "cómo hay quienes reaccionan usurpando casi el dolor que no les es propio". Ábalos también se empleó a fondo en desterrar el mito de que España es laxa en el castigo a sus delincuentes: no es así, "no cabe la impunidad", las condenas se cumplen y, cuando toca, son "bastante duras". Por eso el PSOE siempre apoyará que se aplique la justicia "con el mayor rigor posible", y asegurando que se produce el cumplimiento íntegro de las penas.

Rajoy buscará congelar la permanente revisable con un 'pacto discreto' con el PSOE

Al rescate de la dirección de Sánchez acudió también Zapatero. La PPR "no suma nada" para hacer "una sociedad mejor" y es mejor que el PSOE no fluctúe, dijo. "Nosotros siempre hemos mantenido una posición coherente con los valores constitucionales y está bien que la sigamos manteniendo. Esto es una cuestión de principios y a nosotros no nos podrán decir que cambiamos en función de una coyuntura, a pesar del dolor inmenso", sostuvo. El expresidente, en la inauguración de las jornadas en La N@ve, llamó al PSOE a "mantener el espíritu del artículo 25.2 de la Constitución", tener "muchas convicciones" y "saber aguantar". Y recordó que la tarea del legislador, de la democracia, de las instituciones y de la Constitución es perseguir una "sociedad mejor ante los peores hechos de la sociedad", de modo que sí caben las "penas duras ante crímenes horrendos, pero sabiendo mantener los valores y principios", y apostando siempre "por la resocialización, que es buscar una sociedad mejor".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
41 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios