PREOCUPACIÓN TAMBIÉN EN EL PARTIDO Y EN EL GRUPO

El PSOE estalla contra PP y Cs por usar el caso Gabriel y reabrir la prisión permanente

Robles denuncia la ruptura de un "acuerdo tácito" con los populares para no abordar este asunto hasta que no hubiera una sentencia del TC. Se queja de la utilización "electoralista" de ambas formaciones

Foto: Pedro Sánchez, con Margarita Robles, en la reunión del Grupo Socialista, este 13 de marzo en el Congreso. (EFE)
Pedro Sánchez, con Margarita Robles, en la reunión del Grupo Socialista, este 13 de marzo en el Congreso. (EFE)

El PSOE asume que este no es el mejor momento para debatir sobre la continuidad o la derogación de la prisión permanente revisable. Como es consciente de que reabrir esta cuestión puede hacerle daño, porque su posición no sea comprendida por una ciudadanía conmocionada por crímenes como los de Gabriel Cruz o Diana Quer. Por eso era partidario de que no se abordara esta cuestión en el pleno del Congreso este jueves. Y porque además había un "acuerdo tácito" con el PP para que la Cámara no entrase en la cadena perpetua hasta que no hubiera una sentencia del Tribunal Constitucional.

Los socialistas no pudieron contener su ira este martes contra PP y Ciudadanos. Estallaron duramente contra ambos. Margarita Robles, la portavoz parlamentaria, les responsabilizó directamente de hacer un "uso electoralista" y "partidista" del dolor de las víctimas y de sus familiares, al provocar la inclusión en el orden del día del pleno de este jueves el debate sobre las dos enmiendas de totalidad —de populares y naranjas— a la proposición de ley del PNV que pide derogar la prisión permanente revisable.

Robles señala que había hablado con Hernando para que imperase "la prudencia" en esta materia, pero el pacto se rompió por "partidismo"


"Yo había hablado con el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Rafael Hernando, de portavoz a portavoz, de que fuéramos prudentes con esta materia y que no se pusiera sobre la mesa hasta que el Tribunal Constitucional se pronunciara y, desgraciadamente, en un cálculo que tampoco me atrevo a calificar aunque tengo mi opinión, nos vamos a ver abocados este jueves a este debate que tiene una clave más electoralista que otra cosa", señaló Robles primero en una entrevista en Onda Cero este jueves. Fuentes de la dirección del grupo indicaban posteriormente que esa reunión de Robles con Hernando, y a la que asistieron sus respectivos adjuntos, Rafa Simancas (PSOE) y José Antonio Bermúdez de Castro (PP), se produjo en torno a dos meses atrás. La proposición de ley del PNV fue tomada en consideración (o sea, admitida a trámite) por el pleno de la Cámara Baja el pasado octubre, y desde entonces se habían dado largas: se había ido ampliando el plazo de presentación de enmiendas a la totalidad. Hasta ahora.

La bandera, no para los demás

Sin embargo, "no hubo petición formal" del PSOE en los últimos días hacia PP y Cs para que retirasen sus enmiendas de totalidad y no se produjera el debate esta semana, reconoció Robles después en rueda de prensa, porque "cada grupo tiene que ser responsable con lo que hace". Robles sí trasladó la semana pasada a los padres de Diana Quer y Mari Luz Cortés —las dos familias llevan semanas haciendo campaña para no que se derogue la prisión permanente revisable, y en los últimos días han intensificado su agenda de reuniones con los grupos— que no convenía que el pleno del Congreso reabriese este debate ahora y que sería conveniente que tanto PP como Cs retirasen sus enmiendas de totalidad a la propuesta del PNV.

El PSOE espera que los ciudadanos aprecien su "coherencia" en estos años en contra de la cadena perpetua y culpa a PP y Cs de usar el "dolor"

Pero eso no sucedió y el debate se celebrará este jueves, con la conmoción por el asesinato de Gabriel Cruz bien presente. Y "no es aceptable" para el PSOE que "haya grupos que anteponen sus intereses partidistas a la tranquilidad social, con un debate que genera desgarro". El PSOE espera que los ciudadanos "tengan en cuenta" su "coherencia": su oposición desde el principio a la prisión permanente revisable —que el Gobierno de Mariano Rajoy introdujo en 2015 con su mayoría absoluta de entonces, y que el partido de Pedro Sánchez llevó al TC— y su determinación de apartar esta discusión de momento. "No hemos querido utilizar de forma partidista el dolor de las víctimas", mientras que PP y Cs, denunció Robles, sí están haciendo, a su juicio, "una utilización electoralista" y "partidista" de estos casos luctuosos. "Pero no vamos a aceptar que ellos se atribuyan la bandera de estar con las víctimas, porque si alguien ha estado con ellas siempre es el PSOE", comentó airada la portavoz.

El PSOE estalla contra PP y Cs por usar el caso Gabriel y reabrir la prisión permanente

Las palabras de Robles venían a expresar esa preocupación en el partido de que su posición pueda no ser entendida. De ahí que reivindicase la "coherencia" en estos años y la contrapusiera con el bandazo de Ciudadanos, que pasó de pedir la derogación de la prisión permanente revisable "a ser más duro que nadie". La formación naranja ya se mostró partidaria de la supresión de este castigo introducido por el PP en el acuerdo de gobierno que firmaron Albert Rivera y Pedro Sánchez en 2016 y votó a favor de la toma en consideración de la proposición del PNV el pasado octubre. Luego cambió de posición y demandó endurecer el acceso al tercer grado penitenciario.

"En política no vale todo"

Robles recordó que el PSOE sigue convencido de que la cadena perpetua revisable es contraria a la Constitución y además no es la "solución" para evitar nuevos delitos, puesto que casos como los de Diana Quer o Gabriel Cruz se han producido con esta pena ya en vigor, además de que antes de su aprobación ya el Código Penal permitía cumplir 40 años de cárcel. Asimismo, la portavoz cargó contra el portavoz popular, Rafael Hernando, por "aprovechar la capilla ardiente" del niño almeriense, ayer, para insistir en que la prisión permanente no debe ser derogada. "En política no vale todo", rubricó Robles.

"Si estamos ante la posibilidad de que se derogue esta pena será responsabilidad de otros, de cualquiera menos del PP", dice el popular Hernando

Minutos antes, el propio Hernando había culpado a Cs, y al resto de partidos de la oposición, de haber reabierto este tema. Unos, los de Rivera, porque "cambian sus principios" y "otros" porque quieren derogar esta pena. El portavoz popular sostuvo que esta tramitación estaba parada a la espera de que el TC se pronuncie. Y si se desbloqueó fue porque lo provocó Cs en la Mesa de la Cámara. "Si estamos en este momento parlamentario no es por culpa del Grupo Parlamentario Popular. Si estamos ante la posibilidad de que se derogue esta pena será responsabilidad de otros, de cualquiera menos del PP", advirtió, informa EFE. El dirigente remarcó que la pena ya está implantada en otros países europeos, "es propocionada y además constitucional".

Juan Carlos Girauta, portavoz de Cs en el Congreso, este 13 de marzo. (EFE)
Juan Carlos Girauta, portavoz de Cs en el Congreso, este 13 de marzo. (EFE)

Las dos enmiendas de totalidad de PP y Cs serán derrotadas en el pleno de este jueves, puesto que sí apuestan por la supresión de la medida PSOE, Unidos Podemos y PNV, además de otras formaciones como el PDeCAT. A partir de entonces, comenzará el trámite de discusión de enmiendas parciales en ponencia y comisión, su aprobación por el pleno del Congreso y su paso posterior por el Senado. Pero, como ha ocurrido con las enmiendas de totalidad, la Mesa puede prorrogar los plazos de presentación de las propuestas de modificación parciales, por lo que pudiera ocurrir que esa derogación no llegue a ver la luz en esta legislatura.

"No se nos puede ver presos de la ansiedad y con cambios de opinión en temas fundamentales", dice Sánchez. Hay inquietud por el momento del debate

Por la tarde, en un acto en la Deusto Business School, en Madrid, Sánchez reveló que el domingo habló con los padres del pequeño Gabriel para trasladarles todo su "cariño y pesar" y reivindicó la coherencia de su partido: "Los políticos tenemos que estar a la altura en momentos como este. No se nos puede ver presos de la ansiedad y trasladando cambios de opinión en temas fundamentales". Y recordó que cuando firmó en pacto antiyihadista con Rajoy en febrero de 2015, ya el PSOE hizo constar la "salvaguarda de que, si había un cambio de mayoría parlamentaria, la prisión permanente iba a ser modificada", informa EFE. "Esa era nuestra posición y es nuestra posición". A los ciudadanos, dijo, "hay que decirles la verdad y demostrarles que hay principios detrás de las posiciones" de los partidos, y así se lo expresaron los socialistas a los padres de Quer. Fuentes de la dirección admitían sin recato que esta discusión les preocupa, porque puede no ser entendida en un momento tan sensible, pero al tiempo no hay fisuras internas respecto a la firmeza de la posición.

El PSOE estalla contra PP y Cs por usar el caso Gabriel y reabrir la prisión permanente

Críticas por la "descoordinación"

La cuestión de la prisión permanente revisable también se suscitó en la reunión que a puerta cerrada mantuvo el Grupo Socialista por la mañana. José Miguel Camacho, diputado por Toledo, subrayó que este "no es el mejor momento de discutir este tema en una semana muy dolorosa", aunque a la vez dijo ser consciente de que PP y Cs "aprovechan el dolor de las víctimas para sacar rentabilidad política", informan fuentes de su entorno. El parlamentario también preguntó por el margen que había para presionar al PNV para que aplazara el debate. Robles replicó que no había ninguno, porque habían sido las dos formaciones las que se habían empeñado en que la discusión entrase en la sesión del jueves. Es decir escabapa incluso de las manos del PNV.

El diputado socialista José Miguel Camacho se queja a puerta cerrada con su grupo que este no es el mejor momento para debatir la pena excepcional

La de Camacho fue la única voz más "crítica" con la dirección —o "preventiva", en opinión de sus compañeros— que se escuchó en la reunión sobre esta materia, porque el resto de parlamentarios que tomaron la palabra cerraron filas con la postura de la cúpula. Sin embargo, sí se oyó otro reproche a Ferraz, y de mayor calado. A Pedro Sánchez, que no tiene escaño en la Cámara pero sí quiso calentar motores con sus diputados antes del pleno monográfico sobre pensiones de este miércoles. Lo encabezó la madrileña Ángeles Álvarez. Fue ella quien se quejó por la "descoordinación" entre el grupo y la ejecutiva. Y es que los parlamentarios más distantes con la dirección lamentan que en iniciativas como la brecha salarial se adelantase Podemos. Álvarez incluso apuntó que para la sesión de control no estaban previstas preguntas sobre la huelga feminista del 8-M, posición que luego se cambió, y de lo que se alegra. Sánchez respondió que hay que librarse de los "complejos" con Podemos y que en materia de igualdad el PSOE tiene una marca y una trayectoria reconocida.

El PSOE estalla contra PP y Cs por usar el caso Gabriel y reabrir la prisión permanente

Por último, el onubense Pepe Juan Díaz Trillo, portavoz adjunto de Educación, explicó por qué el partido había decidido salirse del pacto educativo, aunque también comentó que hay que hacer pedagogía hacia fuera, contar por qué el PSOE se ha levantado de la mesa.

Sánchez advierte al Gobierno del "levantamiento social" contra el mal reparto de la riqueza

Pedro Sánchez acudió este martes al Congreso para ganarse un hueco que el miércoles, en el debate monográfico sobre pensiones, no tendrá, al no disponer de asiento en la Cámara. Se reunió con su grupo y advirtió de que hoy, en las "calles, plazas, pueblos y ciudades" de España se está produciendo un "levantamiento social" por una redistribución justa del crecimiento económico. Levantamiento en el que incluyen las movilizaciones de pensionistas o de mujeres. Estaba muy presente el éxito de la huelga feminista del 8-M, con la que a Ciudadanos se la ha caído "la careta" [consulta aquí su intervención en PDF]. 

 

Sánchez se dirigió a Mariano Rajoy. Le avisó de que "si la recuperación económica no llega a la calle, lo que hace la calle es salir a reclamarla". Y eso es lo que ocurrirá el 17 de marzo, sábado, en la movilización de pensionistas que el PSOE secundará, y lo que pasó el 8-M cuando se demostró que el "verdadero cambio que necesita este país es a favor de la igualdad".

El 8-M se "visualizó qué partidos políticos creen en la igualdad y qué partidos no creen" en ella. "Sabíamos que había una derecha que desdeñaba la igualdad de género, el 8 de marzo hubo otra derecha a la cual se le cayó la careta y que no cree tampoco en la igualdad de género", sostuvo. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios