Nuevo intento de secuestro a la salida de un colegio en Madrid: la niña logró escapar
  1. España
el ejecutivo alega que no hay nadie secuestrado

Nuevo intento de secuestro a la salida de un colegio en Madrid: la niña logró escapar

Decenas de padres y madres han mostrado abiertamente su preocupación durante estos últimos días por los cinco supuestos casos de intento de secuestro que ha conocido la opinión pública

placeholder Foto: El colegio, esta mañana. (Foto: EC)
El colegio, esta mañana. (Foto: EC)

La Policía Nacional investiga un nuevo intento de secuestro a la salida de un colegio de Madrid. Una niña de 11 años ha asegurado a los agentes que tras salir este miércoles a las cinco de la tarde del Colegio Sagrada Familia, en la calle Jorge Juan de la capital, un hombre abrió la puerta de atrás del coche junto al que pasaba e intentó secuestrarla. La pequeña consiguió zafarse de él, tras lo que varios policías hicieron guardia este jueves frente a la escuela para evitar que el supuesto secuestrador vuelva a actuar.

Es la quinta denuncia por un supuesto intento de secuestro sobre un menor que estos días salta a la luz pública después de los dos casos de Las Rozas, el de Pinto y el de Arroyomolinos. Estos últimos cuatro son investigados por la Guardia Civil, que de momento trabaja en cada uno de ellos sin dar más detalles a la opinión pública. Desde el instituto armado se limitan a señalar que ninguno de los asuntos guarda relación entre sí, ya que ninguno presenta el mismo 'modus operandi' ni apunta a un autor común.

Los colegios piden más agentes

Por otro lado, decenas de padres y madres de niños madrileños han mostrado abiertamente su preocupación durante estos últimos días por los supuestos casos, que ahora se elevan a cinco, de intentos de secuestro que ha conocido la opinión pública. Los grupos de WhatsApp y las redes sociales han 'ardido' por la incontable cantidad de mensajes de nerviosismo que han colgado los progenitores y las asociaciones. Incluso las llamadas de los centros educativos a los agentes tutores de las respectivas policías locales de los diferentes municipios se han incrementado por la inquietud que han generado en las cúpulas directivas de los colegios estos casos.

Algunas de estas llamadas no han apuntado directamente a los citados sucesos, sino que se han limitado a reclamar más presencia policial por motivos de tráfico. Esta última demanda, según fuentes policiales, podría responder también a la intención de los colegios de incrementar el número de patrullas en torno al centro con el fin de que estas tengan un efecto disuasorio de cara a posibles secuestradores, aunque no lo digan así expresamente las directivas educativas.

Foto: El Colegio Europa de Pinto, en una imagen de Google Street View.
La Guardia Civil investiga cuatro intentos de secuestros de menores
Rubén Rodríguez José María Olmo Roberto R. Ballesteros

La preocupación, sin embargo, no parece tener base alguna. Así lo explican diferentes fuentes policiales consultadas, que entienden que de modo habitual hay presencia policial en la mayor parte de los colegios de la Comunidad de Madrid. En algunos casos, con objeto de evitar peleas a la entrada o salida de las aulas. En otros, para que no se produzcan atascos al dejar o recoger a los niños. Estos días, además, por orden de la Delegación del Gobierno, está habiendo una mayor presencia de la Policía Local, la Policía Nacional y la Guardia Civil en los centros educativos.

Un alumno de Pinto dice que un hombre intentó raptarle amenazándole de muerte

Este incremento de efectivos no se produce tanto como una reacción a los cinco casos de intento de secuestro como a una cuestión de prudencia. Así lo explican desde la propia Delegación del Gobierno, donde creen necesario aumentar el número de agentes por un motivo de "precaución", para paliar la sensación subjetiva de inseguridad que puede haber en algunos padres. Desde el organismo encabezado por Concepción Dancausa recuerdan que en este momento "no hay ningún niño secuestrado" y que no existen motivos para generar una alerta. Hay agentes de paisano, policías locales y guardias civiles en las zonas donde se han producido las tentativas.

Foto: Un furgón policial traslada a Ana Julia Quezada, la autora confesa de la muerte del niño Gabriel Cruz tras prestar declaración ante el juez. (EFE)

Durante estos días, además, las redes sociales se han inundado de mensajes remitidos por la Policía Nacional y la Guardia Civil, además de otros cuerpos locales, que pretendían desmentir otros bulos que han corrido por internet en relación a falsos intentos de secuestro o alarmas que luego resultaban ser irreales. De momento, la Delegación del Gobierno ha comentado únicamente que los cuatro casos confirmados no guardan ninguna relación entre sí. Todos ellos se han producido en la demarcación de la Guardia Civil y son agentes de este instituto armado los que están investigándolos.

Desde este último cuerpo explican a El Confidencial que de momento están todas las hipótesis abiertas, que los cuatro casos no tienen conexión entre sí y que por ahora no hay sospechosos en ninguno de los episodios. El pasado martes, los padres de un niño denunciaron un intento de secuestro de su hijo que tuvo lugar el pasado diciembre en el centro comercial Xanadú. Los progenitores decidieron dar el paso esta semana después de conocer por los medios los otros tres casos: dos en Las Rozas y uno en Pinto. En todos ellos, los menores afectados tienen entre 11 y 14 años.

Foto: Los padres agradecieron públicamente el apoyo de la gente. (EFE)

El de Pinto tuvo lugar el pasado martes en el colegio público de educación infantil y primaria Europa alrededor de las 14:00, cuando los alumnos salían de clase. En ese momento, según denunciaron los padres, un hombre trató de llevarse a su hijo de 11 años a la fuerza, aunque este se puso a gritar y consiguió escapar. El propio colegio emitió un comunicado para las familias de los niños que acuden a diario en que hizo una descripción del presunto secuestrador realizada por el propio menor. Según la circular, se trataría "de un hombre blanco, rubio, con barba, de complexión fuerte y con acento", que vestía ropa deportiva, en concreto "una cazadora negra, un chándal y zapatillas".

El pasado jueves, en el colegio Logos de Las Rozas ocurrió algo similar. A las 9:00, un menor se bajó del coche de su madre para entrar al colegio y cuando estaba a punto de entrar en el edificio regresó para recoger algo que se había olvidado en el vehículo y un hombre le agarró por el brazo y trató de meterle en una furgoneta roja, según refleja la denuncia. El pequeño logró zafarse. En paralelo a este último caso, el pasado martes otra familia de la misma localidad interpuso otra denuncia también por intento de secuestro, aunque esta vez en plena calle.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Noticias de Madrid Secuestros Colegios Madrid
El redactor recomienda