REACCIÓN FULMINANTE

El alcalde de Terrassa dimite y rompe su carné del PSC por el 155 y la cárcel al Govern

Jordi Ballart deja su cargo como regidor de la cuarta ciudad catalana tres días después de romper su pacto de gobierno con el PDeCAT. Al final, sus discrepancias con su partido le han hecho dar el paso

Foto: El socialista Jordi Ballart, hasta ahora alcalde de Terrassa, en diciembre de 2014. (EFE)
El socialista Jordi Ballart, hasta ahora alcalde de Terrassa, en diciembre de 2014. (EFE)

La acción combinada de la aplicación del 155 y de la prisión provisional para el exvicepresidente Oriol Junqueras y para siete 'exconsellers' ya ha tenido su primera consecuencia. Y se ha producido en el PSC. El alcalde de Terrassa (Barcelona), el socialista Jordi Ballart, anunció este jueves que deja el liderazgo del ayuntamiento y que se da de baja del PSC.

Lo hace, según explicó él mismo, por esas dos razones. En protesta por la intervención de Cataluña, apoyada por la dirección de Pedro Sánchez en Ferraz y por la de Miquel Iceta en el PSC, y por la decisión de la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela de decretar cárcel incondicional y sin fianza para Junqueras y otros siete 'exconsellers' del depuesto Govern. La magistrada impuso además a Santi Vila, el responsable del Departamento de Empresa que dimitió apenas horas antes de que el Parlament declarase la independencia, una caución de 50.000 euros para poder salir de prisión.

"Me acabo de dar de baja como militante del PSC y, como consecuencia lógica y ética, hoy renuncio a la alcaldía. He de decir que hoy es un día triste para mí, pero a la vez, de paz interior. Después de cinco años en la alcaldía de Terrassa, he tomado la decisión por coherencia, por dignidad y por no querer seguir formando parte de un partido que hace ya tiempo que me ha dejado de representar", sostuvo Ballart durante su comparecencia.

El ya ex regidor argumentaba que su marcha se debía a un escoramiento a la derecha de los dos partidos hermanos: "Hace tiempo que las direcciones de PSOE y PSC se han independizado de los militantes y de sus compromisos. Han decidido apoyar claramente a [Mariano] Rajoy y al PP, abandonando aquello del 'no a Rajoy' que nos dio tanta esperanza hace unos meses, cuando se celebraron las primarias del PSOE".

[Consulte aquí en PDF la declaración institucional de Jordi Ballart]

Ballart comentó que Pedro Sánchez planteó "compromisos muy serios", como apostar por una España "plurinacional y unida, por una izquierda plural y capaz de sumar fuerzas para echar a Rajoy", y este era, a su juicio, el "camino para evitar la catastrófica situación" política actual, de la que responsabiliza, en primer lugar, a los gobiernos del PP y de Carles Puigdemont y, en segundo término, a "las formaciones que les han dado y dan su apoyo". "Ante todo esto, los que creemos que la política se ha de hacer desde la honestidad y desde la valentía no nos podemos quedar indiferentes".

Sin la S y sin la C

Por eso el alcalde decide marcharse. Su dimisión y su baja en el PSC es el "precio de la valentía", "valentía" que prometió a sus votantes en las municipales de 2015. Argumentó que "el giro a la derecha" ha sido un motivo "importante" que ha influido en su decisión, pero también el hecho de que comenzó a sentirse hace tiempo "fuera de juego". Y el auto de la jueza de esta tarde más el respaldo a la aplicación del 155 no han sido más que "la gota de agua que ha colmado el vaso" de su paciencia.

El ya ex regidor denuncia un "giro a la derecha" de su partido y las "connivencias" con "ciertos poderes y 'lobbies' económicos"

"No he sido ni apoyado ni comprendido, y me he expuesto a presiones muy fuertes que me han hecho darme cuenta de la connivencia de mi partido con ciertos poderes y 'lobbies' económicos". Lo pudo apreciar, señaló, con ciertas luchas emprendidas desde su ayuntamiento, como el debate sobre la gestión pública del agua o la pelea con los bancos para garantizar el derecho a la vivienda para todos sus ciudadanos. Él, que se define como "socialista, federalista y catalanista", entiende que el PSC ha "renunciado" a esos valores. Más aún, "en los últimos tiempos, ha perdido la S de socialista y la C de Cataluña", expuso. "Ha renunciado a representar la pluralidad del país, pendiente solo de los resultados electorales y de las encuestas, de conservar pequeñas parcelas de poder. No soy el primero que se marcha ni seré el último. Y no me alegro. La verdad es que me da mucha pena". En realidad, Ballart ya había adelantado hace semanas en un diario local ​que si el PSOE acababa apoyando la aplicación del 155 dejaría el ayuntamiento y su militancia.

El alcalde de Terrassa dimite y rompe su carné del PSC por el 155 y la cárcel al Govern

Alcalde desde 2012

Ballart (Terrassa, 1980) deja no solo la alcaldía y el carné del PSC, también su acta de concejal, tal y como confirmaron desde su entorno a este periódico. Pone fin así a una etapa que arrancó en diciembre de 2012, cuando Pere Navarro asumió las riendas del partido y le cedió el liderazgo de la ciudad, la cuarta más poblada de Cataluña tras Barcelona, L'Hospitalet de Llobregat y Badalona. Años antes, en 2005, había entrado en el consistorio como edil. En las municipales de 2015, consiguió el 28,19% de los votos y nueve concejales de un total de 27. Una mayoría muy precaria que tuvo que completar firmando un acuerdo de gobierno con el PDeCAT, que aportaba tres ediles.

Ballart había firmado con Parlon un comunicado en el que rechazaba la aplicación del 155 y en el que pedía al PSC que se opusiera "frontalmente"

Precisamente el pasado lunes Ballart se adelantó a los exconvergentes y decidió romper la alianza con ellos por las "profundas" discrepancias entre ambas formaciones a cuenta de la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Por eso causó sorpresa que el mismo alcalde rompiera la baraja este jueves, y, justo tras el auto de la jueza Lamela, anunciara su marcha de la alcaldía de Terrassa, municipio que hasta ahora habían gobernado siempre los socialistas. La dirección de la localidad recaerá interinamente en el primer teniente de alcalde, Alfredo Vega, hasta que se celebre una sesión extraordinaria en 10 días para elegir un nuevo regidor. Este viernes ya no asistirá al pleno ordinario, que será cuando previsiblemente se tome conocimiento de su salida.

"Mi renuncia abre una nueva etapa política en la ciudad, en la que seguiré trabajando al servicio de Terrassa y luchando por mis ideales. No pienso renunciar al futuro ni ser prisionero del pasado. Hoy, mi abuelo, torturado y condenado por los fascistas, estaría muy orgullo de mí", concluyó. Ballart, durante su comparecencia, se declaró partidario de un referéndum pactado y legal, posición que ya no defiende el PSC de Miquel Iceta desde antes de las últimas autonómicas, las de septiembre de 2015.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el entonces regidor de Terrassa, Jordi Ballart, el pasado 22 de marzo en la capital catalana. (EFE)
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el entonces regidor de Terrassa, Jordi Ballart, el pasado 22 de marzo en la capital catalana. (EFE)

Ballart pertenecía al entorno de la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, Núria Parlon. Ambos, junto con los regidores de Granollers y Castellar del Vallès, Josep Mayoral e Ignasi Giménez, firmaron un comunicado el pasado 21 de octubre en el que manifestaban su total desacuerdo con la activación del 155 y pedían al PSC que se opusiera a él, cosa que no ocurrió. La cúpula de los socialistas catalanes tampoco era partidaria de la intervención de Cataluña, pero sí apoyó que se pusiera en marcha tras agotarse los intentos de diálogo y proclamar el Parlament la independencia. Parlon, ese mismo día, comunicó a Pedro Sánchez su decisión de abandonar su silla en la ejecutiva federal (con lo que dejaba de ser miembro nato de la dirección catalana). Vacante que muy probablemente cubrirá, a partir de la semana próxima, la primera edil de L'Hospitalet, Núria Marín, adjunta al primer secretario del PSC y, como tal, mujer de su máxima confianza. Parlon no tiene previsto seguir los pasos de Ballart, de modo que seguirá al frente de Santa Coloma, según aseguraron fuentes de su entorno más directo a este medio.

Iceta expresa su "respeto" a la decisión "personal" de Ballart, y desde el PSOE Óscar Puente subraya que es una decisión "perfectamente legítima"

El ya ex primer edil envió una carta a Iceta anticipándole su renuncia al cargo, una decisión que "como no puede ser de otra manera, el primer secretario respeta", apuntaron fuentes de la dirección, que agradecieron su labor y expresaron su convicción de que no habrá más regidores que le sigan. Es una opción "personal", abundaron. Desde el PSOE, el portavoz de la ejecutiva federal, Óscar Puente, señaló en una entrevista en RNE que su marcha es un planteamiento "perfectamente legítimo".

Fuentes del PSC atribuían su salida a la propia "debilidad" de su Gobierno local desde el arranque del mandato, y a la "presión" en la calle, ya que en Terrassa los independentistas "están muy movilizados". De hecho, él mismo se quejaba en un 'post' de Facebook publicado el pasado 12 de septiembre de que le habían llamado "botifler' [traidor], un vendido, un cobarde, un 'cagueta' [...]. Me han sugerido que me vaya de Terrassa [...], que soy un mal catalán, un imbécil, un indigno, un trozo de mierda y un maricón asqueroso [...]. Se han metido con mi condición sexual y han traspasado el límite metiéndose con mi pareja y con mis padres". Acusaciones muy graves que se debían a que no quería ceder locales municipales al referéndum del 1-O.

Al partido, en todo caso, tampoco le convenció la prisión provisional y sin fianza para siete 'exconsellers' y para Junqueras, y de hecho en un comunicado calificó de "desproporcionada" la medida adoptada por la magistrada de la Audiencia Nacional.

Desde Twitter, replicó a Ballart otro regidor, el de Gimenells (Lleida), el socialista Dante Pérez. Le pedía que explicase "qué tiene que ver" el PSC o cualquier otro partido con una resolución judicial.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
44 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios