LA RESPUESTA AL DESAFÍO DE LOS SECESIONISTAS

El PSOE respalda las detenciones y pide a Puigdemont que desconvoque el 1-O

El secretario de Organización confirma el apoyo de los socialistas al Gobierno. Sánchez comparte la información de que dispone y la postura del partido en una ronda telefónica con los barones

Foto: José Luis Ábalos, llegando a la comparecencia en la sala de prensa de Ferraz, este 20 de septiembre. (EFE)
José Luis Ábalos, llegando a la comparecencia en la sala de prensa de Ferraz, este 20 de septiembre. (EFE)

Los socialistas no se separan un milímetro de la línea de apoyo al Gobierno en su combate contra el referéndum ilegal. Ni siquiera las detenciones de 14 altos cargos de la Generalitat y los registros practicados, que en la práctica podrían suponer el desmantelamiento de la logística del 1-O, han separado al Ejecutivo del principal partido de la oposición, por mucho que Ferraz crea que algunos gestos podrían haberse cuidado más. Se ha actuado "conforme a Derecho". Y, desbaratada la infraestructura de la consulta, el PSOE reclama a Carles Puigdemont y a Oriol Junqueras que desistan de ella, que la desconvoquen y se sienten a la mesa del diálogo.

Esas dos fueron las ideas nucleares que José Luis Ábalos, secretario de Organización federal, trasladó este miércoles por la tarde en rueda de prensa, apenas una hora antes de la declaración institucional de Mariano Rajoy en La Moncloa. La relación con el Gobierno está más engrasada que nunca en esta dificilísima crisis con Cataluña, y prueba de ello es el contacto fluido entre el presidente y Pedro Sánchez, a quien recibió después de la sesión de control en el Congreso, sobre las 10:30. La comparecencia en Ferraz se produjo, pues, unas ocho horas después del arranque de la entrevista en La Moncloa, y tras muchas dudas sobre su conveniencia. El responsable del aparato informó de que el secretario general había podido compartir la información de la que disponía y la postura del partido en una ronda telefónica con los barones del PSOE, en quienes no halló ninguna "discrepancia".

[Consulta aquí en PDF la intervención inicial de José Luis Ábalos]

Tras hacer un "llamamiento a la serenidad y a la calma", y al "sentido común", y también tras insistir que es momento de "tender la mano a todas las partes", de "unir" y no de "aprovechar las circunstancias para dividir", el número tres subrayó que es "imprescindible abrirse al diálogo" y "no ahondar en la brecha de la sociedad catalana". Fue entonces cuando reclamó al Govern que "desconvoque el referéndum del 1 de octubre porque no hay posibilidades de llevar adelante la consulta" y además está generando "una fractura y una división tremendas".

El PSOE respalda las detenciones y pide a Puigdemont que desconvoque el 1-O

Ya antes no había "garantías legales" y ahora no las hay ni "físicas" después del desmantelamiento, este miércoles, del operativo logístico. "No hay ningún tipo de condición. Que se abandone esta idea de hacer no sé qué el 1-O" y que se deje de meter "más presión" a las instituciones y a la ciudadanía y se "abra la vía del diálogo político". Pero, hasta el momento, la Generalitat no ha dado muestras de ceder en su propósito de celebrar la consulta en apenas diez días. Esa apelación a la desconvocatoria del plebiscito también la emitió Rajoy desde La Moncloa.

Ábalos exige a la Generalitat que desista del 1-O porque no hay ya "condiciones" y pide al Govern que se siente a la mesa del diálogo

Significativamente, Ábalos, en su intervención inicial, que llevaba preparada y medida, no hizo referencia a las detenciones de 14 altos cargos catalanes que han acrecentado la tensión ya existente. Pero en sus respuestas a los periodistas en Ferraz quiso evidenciar que el PSOE las respalda. Recordó que los registros y los arrestos se produjeron "a instancia judicial", de un poder del Estado y que "actúa con la independencia necesaria". Las detenciones son "la consecuencia de quien ha incumplido la ley". "Es cierto que toda detención provoca alarma", convino, pero si la provoca es porque "hay detrás un debate político" que se ha quedado empañado por la "ilegalidad". "Cuando se desafía al Estado, el Estado reacciona [...]. Hay que respetar que las cosas se hagan conforme a la ley", señaló. El secretario de Organización aludió a unas palabras del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, de tiempo atrás, que algunos pensaban que la "desobediencia civil" podía ser 'low cost'.

"Imágenes en blanco y negro"

La dirección federal rechazó arrojar dudas sobre los arrestos, como sí habían hecho otros dirigentes socialistas. La presidenta de Baleares, Francina Armengol, no ocultó sus críticas: "Se ha cruzado una línea roja" con las detenciones de 14 altos cargos. Tampoco lo hicieron alcaldes del PSC, como los del Baix Llobregat, o la secretaria de Cohesión Social de la ejecutiva federal, Núria Parlon, regidora de Santa Coloma de Gramenet. "Nuestra línea roja es la ley, el incumplimiento de la ley es lo que constituye la línea roja", respondió Ábalos, evitando desautorizar expresamente a Armengol. Sí recordó que si los actos no son "ajustados a derecho, cabe recurso". "No vamos a valorar actuaciones de este tipo", sería estar "en lo pequeño del debate". El número tres remarcó que las "opiniones personales" de cargos socialistas no son "reprochables", y en todo caso los barones regionales con los que habló Sánchez este miércoles, los depositarios del poder autonómico del PSOE, no le manifestaron "discrepancia" alguna. Todos están "a la altura", rubricó, conscientes de que España afronta un problema "muy grave" y preocupados por la "fractura social" en Cataluña.

Respecto a las manifestaciones del PSC del Baix Llobregat —la federación más importante del partido hermano—, que pidió el "cese de las actuaciones policiales de registros y detenciones a altos cargos del Gobierno de Cataluña", Ábalos respondió más de lo mismo: que simplemente son "opiniones personales" de alcaldes y que no emanan de ningún órgano ejecutivo.

Pero esa declaración de la primera federación del PSC era muy dura (y estaba firmada, por cierto, por un miembro de la dirección federal, Carles Ruiz, primer edil de Viladecans), como también lo era el 'post' en Facebook de Núria Parlon: las escenas vividas este miércoles "nos retrotraen a imágenes en blanco y negro, a la falta de libertades, a la coacción y el silencio forzado", subrayaba.

La dirección federal sostiene que los arrestos son "conforme a Derecho" y evita entrar en las críticas vertidas por Armengol o algunos alcaldes del PSC

El dirigente federal apuntó que había que entender a los regidores del PSC que representan a las "únicas instituciones" en Cataluña que "defienden el Estado de derecho" y que sufren en sus carnes las coacciones de los soberanistas y viven en primera línea de frente la "fractura en la convivencia". Pero las detenciones, reiteró, son consecuencia de una decisión judicial, "no del Gobierno", y son "conforme a Derecho". "No podemos decir más", insistió. Fuentes de Ferraz sí reconocían que podía no gustar la escenificación de las actuaciones policiales, algo excesiva, pero en ningún caso el PSOE se planteaba romper la baraja con el Ejecutivo central por eso.

El PSOE respalda las detenciones y pide a Puigdemont que desconvoque el 1-O

Es más, Ábalos señaló que la reunión de este miércoles de Sánchez y Rajoy se enmarca en los "contactos habituales" entre ambos de estos días y "deberán reiterarse". La posición de la ejecutiva federal es "seguir apoyando al Gobierno para preservar el Estado de derecho con todo lo que comporta", incluido el "sostenimiento del autogobierno catalán". El secretario general sí trasladó al presidente que su "única inquietud" es que todas las medidas que se adopten sean "mesuradas, equilibradas y proporcionales" y "no provoquen un daño mayor". Inquietud que Rajoy, dijo, "dice compartir". La otra exigencia del PSOE es que se ofrezca una "solución política" para Cataluña.

El PSOE respalda las detenciones y pide a Puigdemont que desconvoque el 1-O

Los socialistas, de hecho, rechazan "caer en el regate corto del oportunismo", "buscar culpables" o lanzar reproches, porque "no es momento de siglas y partidos" aunque siempre recuerdan que no valen ni la vía unilateral de los soberanistas ni el inmovilismo del PP. El PSOE, subrayó Ábalos, "quiere ser parte de la solución y no del problema". "Creemos que el pueblo catalán tiene derecho a sus demandas siempre dentro de los cauces democráticos", de forma que Cataluña "gane en autogobierno y financiación".

Ferraz ya da por desmontado el 1-O

Desde hace semanas la dirección del PSOE ponía en duda la rotunda afirmación de Mariano Rajoy de que no habría referéndum el 1-O. Aseguraban distintos miembros de la ejecutiva de Pedro Sánchez que desde luego una consulta con garantías nunca la habría, pero sí quizá un "simulacro", un "recuento" y poco más. Pero ahora sí cree Ferraz que el 1-O está prácticamente desactivado, tras la detenciones de cargos públicos y empresarios implicados en el operativo del referéndum y tras haberse requisado casi diez millones de papeletas. "Ya no hay ningún tipo de condiciones. Antes no había garantías legales y ahora no sabemos si las hay incluso físicas". 

Para los socialistas, esa imposibilidad del plebiscito es razón de más para que el Govern desista del 1-O. Pero en Ferraz son conscientes de que los independentistas no pisarán el freno. ¿Qué habrá ese día? La incertidumbre persiste. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios