respuesta del Gobierno al desafío secesionista

Rajoy a Puigdemont: "Saben que ya no se puede celebrar, eviten males mayores"

Rajoy recompuso con Sánchez la unidad constitucionalista frente al desafío de la Generalitat y pactó con el PSOE el mensaje de respaldo a las acciones judiciales que abocan el referéndum al fracaso

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su comparecencia en el Palacio de la Moncloa. (EFE)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su comparecencia en el Palacio de la Moncloa. (EFE)

Mariano Rajoy ha logrado recomponer la unidad de los partidos constitucionalistas frente al desafío independentista después del último desmarque de Pedro Sánchez, y para apoyar la nueva fase en la respuesta para impedir el referéndum del 1-O: la vía judicial. Con ese respaldo y después de la operación judicial que desarticuló el equipo de dirigentes secesionistas encargados de la consulta, el presidente del Gobierno invitó a Carles Puigdemont a renunciar a su "quimera" por el bien de la convivencia de los catalanes y "para evitar males mayores".

[Sigue aquí en directo la última hora en Cataluña]

"Saben que este referéndum ya no se puede celebrar", dijo el jefe del Ejecutivo en una declaración institucional leída desde el Palacio de la Moncloa, para recordar a los independentistas que ya les avisó de que España es un Estado de derecho con todos los mecanismos necesarios para defender la ley y que nadie iba a flaquear en el empeño. "Me refería al Gobierno de la nación y a quienes garantizan el correcto funcionamiento de la democracia", insistió Rajoy, para pedir a la Generalitat que "cese en sus actuaciones ilegales".

Rajoy a Puigdemont: "Saben que ya no se puede celebrar, eviten males mayores"

En cuanto a la actuación de las fuerzas de seguridad este miércoles, Rajoy recordó que "protegen la libertad de los ciudadanos y velan por el respeto a las leyes". Unas normas que, ha asegurado, "son el instrumento que nos hemos dado para convivir en libertad y señalar nuestras discrepancias de manera pacífica y justa". Es por eso que ha afirmado que "nadie puede pretender situarse por encima de ellas. Y por eso la desobediencia a la ley por parte de un poder público es todo lo contrario a la democracia".

Mariano Rajoy compareció en La Moncloa después de rehacer el entendimiento con el PSOE frente al desafío independentista, con el fin de reclamar su apoyo en la nueva fase en la respuesta de ese Estado de derecho para impedir el referéndum del 1-O: la vía judicial. Después de reunir en La Moncloa a Pedro Sánchez y Albert Rivera (por separado) y que el PSOE expresara en público su apoyo a las operaciones de la Guardia Civil, el presidente del Gobierno quiso agradecer al resto de partidos que han apoyado la respuesta del Gobierno al desafío separatista.

"Votar solo es sinónimo de democracia cuando se hace de acuerdo con la ley. No se puede votar para incumplir la ley, se puede votar para cambiarla", remachó Rajoy, además de transmitir su determinación en "hacer cumplir la ley sin renunciar a ninguno de los mecanismos de nuestro Estado de derecho". Una vez más, se comprometió a responder con "proporcionalidad", pero también con firmeza, a cada paso que den los separatistas.

La máxima preocupación del Gobierno es ahora que Puigdemont, Junqueras y la CUP apuesten por la movilización callejera y que en algún momento se les vaya de las manos o se les descontrolen las bases más fanáticas de ERC y los antisistema.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
38 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios