REUNIÓN DE LA COMISIÓN PERMANENTE DE LA EJECUTIVA FEDERAL

El PSOE rebaja su rechazo a la aplicación del 155 para frenar la escalada independentista

Puente repite que la dirección de Sánchez no se pronunciará sobre "hipótesis". Pero en realidad Ferraz ya abre la puerta a un artículo que, no obstante, el Gobierno no tiene "claro" si usar

Foto: Pedro Sánchez, junto a Cristina Narbona y José Luis Ábalos, presidenta y secretario de Organización del PSOE, este 18 de septiembre en Ferraz. (EFE)
Pedro Sánchez, junto a Cristina Narbona y José Luis Ábalos, presidenta y secretario de Organización del PSOE, este 18 de septiembre en Ferraz. (EFE)

El PSOE ya no asegura con la misma firmeza que no quiere, que no le gusta y que rechazará la aplicación del artículo 155 de la Constitución, como decía en julio. Ahora evita pronunciarse sobre "hipótesis". "No sería deseable" que el Gobierno activase ese recurso, pero no dice ya que se opondrá.

La dirección de Pedro Sánchez ha modulado su postura de forma evidente. En apenas dos meses. El pasado 6 de julio julio, el secretario general se reunió en La Moncloa con Mariano Rajoy y su portavoz parlamentaria, Margarita Robles, trasladó que para el PSOE la utilización del artículo 155 de la Carta Magna, el que prevé la intervención de una autonomía en caso de que su Gobierno no obedezca a los requerimientos del Ejecutivo central, "nunca sería procedente ni la apoyaría". Pero este lunes la misma cúpula socialista hizo ver que esa posición se había movido, un corrimiento lógico por la cercanía del referéndum "ilegal" del 1 de octubre y la determinación mostrada por Carles Puigdemont y Oriol Junqueras.

"Lo que no se le puede pedir al PSOE es que se pronuncie sobre algo que el Gobierno no tiene claro", se parapetó el portavoz de la ejecutiva federal, Óscar Puente. El alcalde de Valladolid se remitía a las palabras de este lunes, en 'Buenos Días, Madrid' (Telemadrid), de Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación del PP. Aseguraba que al Ejecutivo de Rajoy no le gustaría tener que recurrir al 155 porque supondría que el 'president' de la Generalitat ha llegado "demasiado lejos". "Casado ha dicho que no sería deseable la aplicación del 155. Nosotros estamos en la misma onda. No sería deseable. Pero pronunciarnos de forma categórica sería imprudente", señaló Puente que repitió que cuando se produzcan las "circunstancias" y el Gobierno adopte nuevas medidas, los socialistas tomarán una decisión y se pronunciarán.

No ha habido cambio de postura, dice Ferraz

A Puente se le preguntó en diversas ocasiones si el PSOE, llegado el caso, mostraría o no su rechazo al 155, y se le recordaron las declaraciones de Robles en julio, que si bien es cierto que luego matizaron distintos dirigentes —incluido Sánchez, a su manera—, nadie las corrigió. "¡Madre mía, qué difícil es esto!", exclamó el portavoz de forma gráfica, manifestando su malestar por las reiteradas cuestiones sobre una materia en la que el PSOE no tiene una salida fácil. "El PSOE no se pronuncia sobre hipótesis", y la aplicación del 155 es "una mera hipótesis". Ya hablará y fijará posición "en función" de las iniciativas que emprenda Rajoy. El propio presidente ya levantó el tabú sobre el despliegue de ese precepto constitucional el pasado viernes en Barcelona. "Nos van a obligar a lo que no queremos llegar". Puente ni siquiera quiso rescatar un calificativo que pronunció él mismo en junio, que llegar al 155 sería "cruento".

El portavoz admite que unas medidas han gustado más y "otras menos". La que no convence en Ferraz es la investigación a los alcaldes prorreferéndum

Desde el entorno del secretario general insistían este lunes en que ahora "no se levanta un veto, porque nunca se puso" sobre el 155, igual que reiteraban que las circunstancias, de julio a ahora, han cambiado ostensiblemente. Pero en aquel momento fue Robles quien proporcionó la versión oficial de la entrevista de Sánchez con Rajoy en La Moncloa, y no fue desautorizada (sí matizada) con posterioridad. Ella incluso llegó a decir que se había apuntalado ese rechazo al artículo constitucional en la ejecutiva anterior, cuando en realidad no se había abordado. También es cierto que otros dirigentes no fueron tan lejos como ella. El propio Sánchez, el pasado 4 de septiembre, respondía, a cada pregunta de la prensa, que no se pronunciaría sobre "hipótesis" y que cuando el Ejecutivo dé pasos, hablaría el PSOE, y no antes, puesto que sería "una temeridad". En su círculo alegaban que en julio la relación con Rajoy no estaba tan engrasada como sí lo está ahora. Y también reconocían que Robles quizá "se excedió" en julio y fue "demasiado rotunda", porque "en realidad la posición no ha cambiado".

En la reunión tampoco se plantearon soluciones concretas. El PSOE está a la espera. Y, por ejemplo, no es igual que haya declaración unilateral de independencia pasado el 1-O a que no la haya. Y si se produjera, quizá la aplicación del 155, que el Ejecutivo baraja, sea inevitable.

Pero es que la dirección de Sánchez ni siquiera quiere entrar a valorar medidas que sí ha adoptado ya el Ejecutivo, como la intervención de las cuentas de la Generalitat, que entrará este lunes en vigor si la Generalitat se niega a facilitar su informe semanal a Hacienda. "No vamos a hacer valoraciones puntuales de cada decisión que tome el Gobierno", al que Ferraz sigue pidiendo "proporcionalidad y eficacia". Puente admitió que algunas medidas han gustado más y "otras menos", pero el partido no evaluará de forma aislada cada una de ellas para mantener una "posición de Estado" por encima de las "diferencias" concretas. Posición de Estado que implica respaldo al Gobierno, el que los socialistas esperarían del PP si ellos estuvieran en La Moncloa.

El PSOE rebaja su rechazo a la aplicación del 155 para frenar la escalada independentista

Fuentes de la ejecutiva advertían que quizá el Ejecutivo "no tenía otra" que intervenir las cuentas de la Generalitat vista su indisciplina. En lo que hay más dudas es en la advertencia de la Fiscalía a los más de 700 alcaldes catalanes que han decidido dar cobertura al referéndum, porque quizá "se debería apuntar más alto", al Govern, que es quien ha convocado y está organizando un referéndum "ilegal" y suspendido ya por el Tribunal Constitucional.

"Intolerable e inadmisible" presión

En el caso del PSC, son muy pocos los alcaldes que tienen intención de desobedecer la directriz del partido. La "inmensa mayoría", recordó Puente, se mantendrá firme y no cederá locales para que se puedan poner las urnas el 1-O. Y los que se desmarquen serán penalizados. Ya la semana pasada el primer secretario, Miquel Iceta, advertía de que si algún regidor socialista se salta la ley "un juez lo condenará y dejará de ser alcalde", y evidentemente si es condenado es "separado del partido automáticamente".

Puente critica la actitud de Colau y su falta de "transparencia", pero remarca que los socialistas no se plantean romper el acuerdo de gobierno con ella

Puente volvió a mostrar el "orgullo" de los socialistas ante sus regidores y ediles que están aguantando el chaparrón, soportando el "acoso", en algunos casos personal y familiar, un tipo de presión "intolerable e inadmisible en democracia". Respondía así al 'conseller' catalán de Empresa, Santi Vila, que decía que la presión que sufren los alcaldes es "perfectamente conllevable" y no convenía un "alarmismo excesivo". El portavoz socialista relató que las cosas han llegado a tal punto que regidores de localidades pequeñas "están sintiendo cómo a sus hijos en el colegio se les acosa en relación con el tema del referéndum".

El PSOE rebaja su rechazo a la aplicación del 155 para frenar la escalada independentista

El dirigente confirmó que los socialistas no romperán su acuerdo de gobierno con Ada Colau por mucho que ella haya acordado con la Generalitat cómo facilitar el 1-O, aunque no ha explicado qué fórmula se usará. El alcalde de Valladolid recordó que el PSC no entró en el Ejecutivo de Barcelona para "apuntalar" a la regidora, que ya gobernaba desde junio de 2015, y si saliese del equipo de gobierno, ella también seguiría al frente. "El PSC entró en el Gobierno municipal para mejorar la vida de los ciudadanos, y eso es lo que pretende hacer". Como hiciera ayer Iceta, Puente recriminó a Colau su actitud: que no explique su pacto con Carles Puigdemont —"cuando se hace de la transparencia una bandera política hay que llevarla hasta sus últimas consecuencias"— y que no anticipe qué votará el 1-O.

Sobre el apoyo de Lastra a Barbón: "Neutralidad no es esterilidad"

Aunque la emergencia en Cataluña opaca otros temas, durante la rueda de prensa sí afloró el proceso de primarias cerrado este domingo en Asturias, ganadas por el sanchista Adrián Barbón. La etiqueta no es impostada: la propia vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, manifestó su explícito respaldo a Barbón y vaticinó su victoria sobre José María Pérez, el aspirante más cercano al todavía jefe del Ejecutivo autonómico, Javier Fernández. 

Ese apoyo de la número dos molestó a Pérez, porque "distorsiona los resultados y la participación". Óscar Puente, preguntado en Ferraz si se había roto la neutralidad que la dirección predica en el caso asturiano, respondió: "No hay que confundir nunca neutralidad con esterilidad. Los referentes políticos del PSOE pueden posicionarse en cualquier procedimiento interno con quien quieran, eso no rompe la neutralidad. Cada uno desde su militancia es libre de apoyar o pronunciarse a favor del candidato que quiera". 

El alcalde de Valladolid subrayó que el resultado de las primarias en la FSA, la victoria inequívoca de Barbón por un 60,58%, no tiene "nada que ver con el posicionamiento ni de la ejecutiva federal ni de ninguno de sus miembros", sino que "responde a la voluntad mayoritaria de sus militantes" que se expresaron ya de forma aplastante a favor de Pedro Sánchez en las primarias federales (obtuvo el 53,41% frente al 39,62% de Susana Díaz y el 6,97% de Patxi López). 

Puente compareció este lunes en Ferraz del lado de la diputada palentina Luz Martínez Seijo, secretaria de Educación de la ejecutiva federal, que pidió al Gobierno más financiación para el sector, no solo en los próximos Presupuestos, sino "a largo y medio plazo. "Pacto educativo sí, inmovilismo no", resumió. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios