VICTORIA ARROLLADORA E INAPELABLE

El triunfo del candidato sanchista en Asturias impone una difícil bicefalia con Fernández

Adrián Barbón, alcalde de Laviana y apoyado explícitamente por Lastra, se hace con las riendas de la federación tras ganar con el 61% de los votos y deberá convivir con el presidente del Principado

Foto: Adrián Barbón es felicitado por Javier Fernández este 17 de septiembre en presencia de la dirigente Gimena Llamedo. (EFE)
Adrián Barbón es felicitado por Javier Fernández este 17 de septiembre en presencia de la dirigente Gimena Llamedo. (EFE)

Pedro Sánchez se apunta una nueva federación. Esta vez es Asturias, de enorme valor simbólico para el PSOE. Adrián Barbón, el candidato más cercano a Ferraz y patrocinado directamente (y sin disimulos) por la número dos, Adriana Lastra, es el depositario del botín. El ganador de las primarias de este domingo, por un 60,58%, frente a José María Pérez, el aspirante más identificado con el presidente del Principado y exlíder de la gestora federal, Javier Fernández. La convivencia entre este y el nuevo jefe de la Federación Socialista Asturiana (FSA) puede hacerse muy cuesta arriba. La bicefalia no está arraigada en la cultura del partido, y la prueba está en las fuertes tensiones que todavía persisten en un territorio vecino, en Cantabria.

[Consulta aquí en PDF todos los resultados de las primarias de la FSA-PSOE, desagregados por agrupaciones]

Este 17 de septiembre estaban llamados a las urnas 8.235 militantes de la FSA, distribuidos en 68 centros de votación. Barbón, alcalde de la localidad minera de Laviana (en la cuenca del Nalón), de 38 años, logró 3.315 sufragios (60,58%), por los 2.072 obtenidos por Josechu Pérez (37,87%), portavoz municipal socialista en el Ayuntamiento de Gijón. Además, hubo 67 blancos (1,22%) y 18 nulos (0,33%). Se emitieron por tanto 5.472 papeletas en total, así que la participación fue del 66,49%.

Barbón arrasó, más que ganó. Se colocó primero en los grandes municipios del socialismo asturiano: Oviedo (285 votos frente a 205 de Pérez), Gijón (490-396), Langreo (217-71), Laviana (234-70), Llanes (122-63), Mieres (172-110), San Martín del Rey Aurelio (244-127), Siero (223-51) o Castrillón (60-15). De la regla se salva Avilés, donde el candidato más afín a Fernández cosechó 148 papeletas, por las 96 del nuevo líder. El proceso no concluye hasta dentro de dos semanas, cuando se celebre el 32º Congreso Autonómico y se elijan los nuevos órganos de dirección.

Barbón arrasa en las primarias y se proclama vencedor en los grandes municipios asturianos: Oviedo, Gijón, Mieres, Llanes... menos Avilés

El triunfo de Barbón al frente de la FSA como relevo de Fernández —que ha consumido casi 17 años en el cargo— estaba bastante cantado casi desde las primarias federales. Sánchez ganó con holgura a Susana Díaz en la FSA (53,41% frente al 39,62% y el 6,97% de Patxi López), en la que había ganado peso la diputada Adriana Lastra, asturiana y hoy vicesecretaria general. Los avales, entregados en julio, ya dibujaron las fuerzas de cada ejército. Barbón obtuvo 3.124 firmas válidas, por las 1.950 del portavoz municipal de Gijón. Los bloques, por tanto, apenas se han movido en dos meses. En los dos procesos internos, el de mayo y el actual, ha sido igualmente clave la influencia del sindicato minero SOMA-UGT, muy cercano a Lastra y muy enfrentado a Fernández.

Resultados en Asturias

-Censo total: 8.235 afiliados.
-Escrutado: 100%.
-Votos emitidos: 5.472.
-Participación: 66,49%.
-Adrián Barbón: 3.315 (60,58%).
-Josechu Pérez: 2.072 (37,87%)
-Blancos: 67 (1,22%)
-Nulos: 18 (0,33%)

En esta ocasión Ferraz no ha disfrazado su clarísimo apoyo a Barbón. Lastra, amiga suya desde las Juventudes, ya le acompañó en el lanzamiento de su candidatura, y también le arropó este sábado en un acto en Laviana. Le prestó respaldo explícito, adelantó que le votaría y vaticinó su triunfo. Pérez dejó ver su enfado. Este domingo, tras depositar su papeleta, advirtió de que avanzar los resultados sin conocerlos "distorsiona" el desarrollo de las primarias "y la participación" y remarcó que quienes están "en los aparatos" deberían ser "prudentes" para respetar la opinión de las bases "y no pretender condicionarla", informa EFE. Lastra estuvo al lado del ganador, visiblemente contenta, esta noche durante su proclamación, en la que estuvo flanqueado por sus coordinadores de campaña, los dirigentes Gimena Llamedo e Iván Fernández, alcalde de Corvera.

No es la primera vez que ocurre

Cuando el presidente del Principado anunció su retirada, era obvio que se inauguraba una nueva etapa de bicefalia en la FSA. No iba a ser la primera vez, porque precisamente cuando Fernández se hizo con las riendas de la FSA, en 2000, confrontó con el candidato impulsado por quien entonces dirigía el Gobierno autonómico, Vicente Álvarez Areces. La convivencia fue al comienzo complicada y luego se superaron las diferencias. Ahora el esquema se repetía. Josechu Pérez era el aspirante javierista —o susanista— y Adrián Barbón, el sanchista.

El nuevo líder promete "toda" su colaboración con Fernández para que se "cumpla" el programa. Pero no era el más cómodo para el presidente regional

La relación entre el nuevo líder de la FSA y Fernández se presume nada sencilla, pese a que el vencedor prometió "toda" su "colaboración" con él para que se "cumpla" el programa electoral y "desarrollar" la labor del Gobierno y también para que, obviamente, en 2019 el PSOE pueda seguir al frente de la comunidad. "Vamos a recuperar esa pasión, las ganas, el esfuerzo, la ilusión que ha llenado esta campaña. Y vamos a situar Asturias, compañera vicesecretaria general [Lastra], a la vanguardia del cambio para hacer realidad lo que nos están pidiendo los ciudadanos [...] O cambiamos o nos cambian", señaló en su primer parlamento como líder de la FSA, en la sede regional, en Oviedo.

Barbón tiene hilo directo con Ferraz a través de Lastra, y el jefe del Ejecutivo regional, considerado hasta que asumió el poder de la gestora como una referencia moral del partido, no ha ocultado en los últimos meses su distancia insalvable con Sánchez.

Un sonriente Javier Fernández saluda a Josechu Pérez, este domingo en la sede regional, en Oviedo. (FLICKR FSA)
Un sonriente Javier Fernández saluda a Josechu Pérez, este domingo en la sede regional, en Oviedo. (FLICKR FSA)

Fernández no comparte el modelo de partido del secretario general —entiende que es hiperpresidencialista y "asambleario"— ni su diseño de país y su apuesta por la España plurinacional. En la federación no se ocultaba que Pérez era el contrincante "más cómodo" para el líder del Principado. "Pero con Javier la cosa irá bien, ya lo veréis", comentaban a este diario con rotundidad fuentes muy próximas al vencedor.

Las dificultades de la bicefalia se están testando a diario en Cantabria. Allí ganó en las primarias el sanchista Pablo Zuloaga, batiendo a la entonces baronesa autonómica y todavía vicepresidenta del Ejecutivo regional, Eva Díaz Tezanos. El nuevo líder quiso impulsar cambios en el Gobierno, a los que ella y su mano derecha, el consejero de Educación, Ramón Ruiz, se resistían. Pero Zuloaga recibió el apoyo expreso de Sánchez, así que su ejecutiva aprobó la sustitución de Ruiz y de otros altos cargos del Gabinete.

El presidente cántabro, el regionalista Miguel Ángel Revilla, procederá a los ceses y los nombramientos el martes, después que los dos partidos socios del Gobierno ratifiquen su acuerdo. La relación entre Tezanos (que en las primarias actuó muy discretamente, aunque se la situaba en la órbita de Patxi López) y Ruiz (coordinador de la campaña de Susana Díaz en la comunidad) con Zuloaga es, sin embargo, muy tirante. El consejero saliente ha obtenido el respaldo de su equipo técnico y de la comunidad educativa.

Pero Lastra evitó las comparaciones. "En Asturias siempre ha existido la bicefalia y siempre ha habido una buena relación entre el presidente y el secretario general, que es el que dirige la política y la estrategia del partido desde la coordinación, como no podía ser de otra manera", sostuvo la número dos. Pérez, el dirigente perdedor, por su parte, incidió en la necesidad de recuperar "la unidad y la cohesión interna" tras esta larga batalla, además de proclamar su "lealtad" a su nuevo jefe.

Cinco procesos aún en marcha

La nefasta experiencia cántabra ha puesto en guardia al partido. En la dirección de Sánchez no han parado de repetir que los acuerdos de gobierno los firman los partidos, y por tanto es cada ejecutiva regional la que tiene el perfecto derecho de elegir a aquellos que ocuparán el Gobierno. ¿Puede suceder lo mismo en Asturias? Desde la cúpula federal señalan que el ejemplo no es comparable, toda vez que en el Principado hay presidente socialista y, por tanto, es él quien tiene la potestad de nombrar y destituir, mientras que en Cantabria el PSOE vicepreside el Gabinete que dirige el PRC de Revilla.

Aragón sigue muy de cerca las tensiones en Cantabria. Lambán ha insistido en que no cree en la bicefalia y que está en juego su propio Gobierno

Pero en Aragón, que está inmersa en su propio proceso de primarias, se sigue muy de cerca lo que ocurre en el norte. El secretario general y jefe del Ejecutivo autonómico, Javier Lambán, repetía este mismo domingo que la partida no se juega entre "sanchistas, susanistas o patxistas", sino "si se sigue manteniendo el Gobierno de Aragón". "He presentado mi candidatura a la secretaría general del partido porque entiendo que esa es una condición indisoluble de la de la presidencia del Gobierno", subrayaba Lambán, para quien la "bicefalia" en todos los partidos es "absolutamente imposible" y un líder de un Ejecutivo que no tenga ya la confianza de las bases de su partido "está totalmente deslegitimado para seguir al frente del Gobierno".

Javier Lambán, presidente de Aragón y líder regional del PSOE, el pasado 7 de septiembre en Zaragoza. (EFE)
Javier Lambán, presidente de Aragón y líder regional del PSOE, el pasado 7 de septiembre en Zaragoza. (EFE)

Por tanto, su objetivo al concurrir en estas primarias, en las que compite contra la sanchista Carmen Dueso, exconcejala en el Ayuntamiento de Zaragoza, es mantener el Gobierno y continuar hasta el final de la legislatura haciendo políticas de izquierdas, informa EFE. Sánchez, sin embargo, ha venido reiterando que no hay problemas en la bicefalia, y que de hecho esta cuestión se halla resuelta en los estatutos en tanto que diferencia el proceso de elección del secretario general del de nominación del aspirante electoral. En cualquier caso, distintas fuentes apuntan que Lambán tiene las de ganar, puesto que parte de los sanchistas aragoneses —el sector más próximo a la diputada nacional Susana Sumelzo— no se están movilizando a favor de Dueso, la aspirante proyectada por Ferraz.

Tres sanchistas en Galicia

Hay además otros cuatro procesos en marcha. En Castilla-La Mancha el presidente regional, Emiliano García-Page, compite igualmente con un candidato sanchista, José Luis Blanco, alcalde de Azuqueca de Henares (Guadalajara), pero la diferencia estriba en que este no está amparado por Ferraz. El líder autonómico presentó el triple de avales (6.740, y la comisión de ética le validó 6.401) que el regidor (2.189, y le verificaron 2.019), lo que ya prefigura el escenario final: victoria de Page.

El presidente manchego, Emiliano García-Page, el pasado 6 de septiembre en Toledo. (EFE)
El presidente manchego, Emiliano García-Page, el pasado 6 de septiembre en Toledo. (EFE)

En Murcia, los tres aspirantes han superado el corte —necesitaban la rúbrica de entre el 2% (124 firmas) y el 4% (247) del censo—, así que en las primarias del próximo domingo se enfrentarán, en primera vuelta, Diego Conesa, alcalde de Alhama y apoyo de Sánchez en la pugna federal desde el primer momento; la diputada nacional María González Veracruz, que pese a que respaldó a Patxi López es bien vista por Ferraz, y el susanista Francisco Lucas, regidor pedáneo de El Raal.

En Castilla-La Mancha la continuidad de Page está prácticamente garantizada: en la lucha de avales presentó tres veces más firmas que su oponente

En Galicia, los tres contrincantes sanchistas —el portavoz en el Parlamento, Xoaquín Fernández Leiceaga, el diputado autonómico Juan Díaz Villoslada y el pontevedrés Gonzalo Caballero, sobrino (y enemigo) de Abel Caballero, alcalde de Vigo— tienen hasta el 20 de septiembre para presentar los avales. Y en Madrid, tres aspirantes han pasado el listón y pugnarán por el control de la federación el sábado 30, en primera vuelta, y el 7 de octubre, en segunda. En Asturias, Aragón, Castilla-La Mancha y Galicia se ha optado por seguir el sistema anterior al 39º Congreso Federal: requisito del aval del 10% del censo y sin umbral máximo y primarias a una ronda. Madrid, Murcia y Extremadura prefirieron acogerse al método nuevo: entre el 2% y el 4% de rúbricas y doble vuelta.

La disputa por el liderazgo de Madrid se queda entre tres aspirantes

Ocurrió lo previsto en Madrid. Que dos de los cinco candidatos se quedasen fuera de la carrera por la secretaría general por no llegar al mínimo necesario de avales.

Los que pasan el corte son el sanchista José Manuel Franco, portavoz adjunto de los socialistas en la Asamblea regional y favorito; Eusebio González Jabonero, exsecretario de Política Municipal del PSM y hombre de confianza de Tomás Gómez, y Juan Lobato, diputado autonómico y alcalde de Soto del Real. Y los que salen de la competición son los dos militantes de base: Enrique del Olmo, miembro de la plataforma crítica Gana Madrid, que no llegó a recoger ni siquiera 100 firmas, y Manuel Lucas Campeño, barrendero y concejal en el pequeño Ayuntamiento de Valdaracete, que cosechó "poco más de 200". Los precandidatos necesitaban el aval de entre el 2% y el 4% del censo de 15.482 afiliados. O sea, entre 310 y 620 rúbricas

Según informó el PSOE-M, Franco presentó 620 firmas y la comisión regional de ética y garantías le verificó 595. González entregó 619 avales y se le validaron 587. Y Lobato llevó 593 y se le computaron 528. El plazo de entrega finalizaba este domingo a las 12 de la mañana, aunque González registró sus apoyos ayer sábado. 

Del Olmo había pedido más tiempo para recoger los avales y denunció que no se le facilitaron los contactos de las agrupaciones. Campeño se quejaba de que había aspirantes que llevaban "más de dos meses de campaña", por lo que no todos partían "en igualdad de condiciones", y además Franco contaba con un "apoyo explícito" de Ferraz. 

A partir de ahora arranca la campaña, que se prolongará hasta el 29 de septiembre y en la que podría tener lugar un debate entre los tres candidatos confirmados. El sábado 30 se celebrará la primera vuelta de las primarias. Si ninguno de los aspirantes supera el 50% de los votos, los dos con más respaldo pasarán a la segunda ronda, el 7 de octubre. El congreso regional llegará más tarde, el 20, 21 y 22 del mes próximo. De él saldrá la nueva ejecutiva madrileña. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios