Sánchez, dispuesto a esperar al PP para crear la comisión de la crisis territorial tras el 1-O
  1. España
REUNIÓN DEL PLENARIO DE LA EJECUTIVA FEDERAL

Sánchez, dispuesto a esperar al PP para crear la comisión de la crisis territorial tras el 1-O

El líder socialista llamará a Rajoy para contarle su propuesta y después hablará con el resto de grupos. No pone pegas a que su propuesta estrella pueda ser votada por la Mesa después del referéndum

placeholder Foto: Pedro Sánchez, flanqueado por Cristina Narbona y Adriana Lastra, este 4 de septiembre en la reunión de la ejecutiva del PSOE. (EFE)
Pedro Sánchez, flanqueado por Cristina Narbona y Adriana Lastra, este 4 de septiembre en la reunión de la ejecutiva del PSOE. (EFE)

El PSOE es optimista. Cree que hay "bases", que hay "mimbres" para que su propuesta estrella, la creación de una comisión de estudio que evalúe, analice y proponga la modernización del modelo territorial, pueda prosperar. Incluso con el voto a favor del PP. Por eso mismo Pedro Sánchez no tiene inconveniente en esperar a que se vote y se monte ese foro de diálogo plural en el Congreso después del 1 de octubre si con eso se consigue lanzar el mensaje, a la sociedad catalana y al conjunto de los españoles, de que los partidos se remangan para buscar una solución a un conflicto ya muy enquistado. Y si el PP está dispuesto a sentarse a la mesa pero después del anunciado referéndum soberanista, los socialistas aguardarán.

Foto: Pedro Sánchez, con Santos Cerdán, Patxi López, José Luis Ábalos, Cristina Narbona, Adriana Lastra, Óscar Puente y Carmen Calvo, el pasado 28 de agosto. (EFE)


Sánchez es plenamente consciente de que la pugna con Cataluña, un verdadero desafío "a la democracia", copará la agenda política de las próximas semanas, como ha ocurrido en los últimos meses. El 1-O se acerca y en apenas dos días previsiblemente el Parlament aprobará una Ley de Referéndum —y quizá posteriormente la otra norma vital para la ruptura, la de Transitoriedad Jurídica y Fundacional de la República— que conducirá a la convocatoria formal de la consulta secesionista. En ese contexto de máxima tensión con el Estado, el plenario de la ejecutiva federal PSOE aprobó sus recetas para Cataluña y la oferta de creación de esa comisión parlamentaria, que ya adelantó este periódico y de la que dio cuenta en rueda de prensa el propio Sánchez.

La idea motriz es que el PSOE es "claro y duradero" en su "apoyo al Estado, y por extensión al Gobierno" en su respuesta al órdago separatista, porque el partido sabe "de la importancia de la unidad del Estado" —"y la vamos a defender, que no quepa ninguna duda"—, pero al mismo tiempo tiene la "convicción" de que "solo con la ley no basta", pues "falta la política". "Sin la ley no hay salida, pero sin diálogo tampoco", resumió.

Si los socialistas reciben la "garantía" de que la comisión puede crearse tras el referéndum, serán "generosos", porque lo básico es que prospere

Bajo ese prisma la dirección incardina su plan: este jueves, anunció el secretario general, registrará en el Congreso su propuesta de creación de una comisión de estudio para el "diálogo, evaluación y modernización del modelo territorial", del Estado autonómico, una comisión que tendría un "carácter abierto a la sociedad, sin exclusiones de ningún tipo". Antes, hablará con el presidente del Gobierno para presentarle su iniciativa. Una vez converse con Mariano Rajoy, charlará con Pablo Iglesias y Albert Rivera, y después con todas las formaciones con representación en la Cámara Baja, incluidas el PDeCAT y ERC y también el PNV y el Mixto. Para salir adelante, la Mesa debe dar su visto bueno, oída la Junta de Portavoces. No haría falta un pronunciamiento del pleno, al tratarse de una comisión parlamentaria no permanente.

Pedro Sánchez propone crear una comisión en el Congreso sobre la crisis de Cataluña

Esperanzas por la actitud del PP

El secretario general insistió en que "lo primero" es "reconocer" que existe una enorme crisis territorial —"La cuestión de Cataluña es la cuestión de España"—, por lo que es preciso abordarla desde "el diálogo" y "con generosidad", pero hacerlo "ya". Ese sería el foro, insistió, para comenzar a hablar e intercambiar propuestas, porque ahí cabría todo tipo de opiniones, "salvo la intransigencia". "Si entre todos creamos ese espacio de diálogo, el mensaje que transmitiríamos sería el más poderoso de los últimos años", la "unión de los pueblos de España". "Ganará España y ganará Cataluña".

El PSOE rebaja sus pretensiones iniciales al aplazar la reforma constitucional y ceñirse en lo territorial. Sánchez dice que ambas cosas son "compatibles"

Sánchez prometió que pondrá "mucho empeño" (él, y también la portavoz parlamentaria, Margarita Robles) en que la comisión de estudio salga adelante. "Más importante que el cuándo lo fundamental es que salga el sí [...]. No descartamos presentarla a votación antes del 1 de octubre, pero si el día 2 hay garantía de que se puede constituir esa comisión, el PSOE será generoso y antepondrá lo fundamental, la creación de esta comisión". "Sobre todo queremos que salga y creo que hay mimbres para que salga adelante", sostuvo. Los socialistas están esperanzados porque esta misma mañana la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, no se negó en la SER a abordar los "muchos debates que hay sobre la mesa".

Fuentes cercanas a Sánchez reconocieron que el PSOE sí está dispuesto a esperar al PP si se suma a su propuesta tras el 1-O. Si antes dieran su plácet Unidos Podemos y Ciudadanos —con ambos bastaría para que saliera aprobada—, los socialistas presionarán a Rajoy para que se adhiera. "A mí me gustaría que fuera con el PP, porque el PP gobierna en muchas comunidades y no debe sustraerse de este debate", aclaró durante la rueda de prensa.

Sánchez propondrá una comisión parlamentaria para desbloquear la crisis territorial catalana

Con su propuesta de comisión exclusivamente ceñida al modelo territorial, el PSOE rebaja en cierta medida sus pretensiones iniciales, puesto que la dirección siempre apostó por una reforma constitucional que contemplase tanto la conversión del Estado autonómico en uno de planta federal, pero que además recogía más modificaciones que afectaban a otros puntos del texto. Ahora el PSOE ha corregido sus planes: ha priorizado la discusión sobre el modelo territorial para luego, más tarde, sin fecha concreta, hablar de la Carta Magna. Sánchez negó que con este itinerario su partido esté "relegando" su planteamiento de reforma de la Ley Fundamental de 1978. "Es complementario y perfectamente compatible", subrayó, recordando que su propuesta de cambios constitucionales es "mucho más amplia y toca más temas", como el blindaje de derechos fundamentales y el reconocimiento de otros nuevos o la profundización democrática. "Ojalá podamos abrir en esta legislatura la reforma constitucional", deseó, sin poner más fechas.

Foto: Junta Nacional Directiva del Partido Popular. (EFE)

El PSOE también sabe que su idea de modelo de Estado "plurinacional" ha generado ciertas tensiones internas. Y también atracción mediática. Por eso este lunes recayó la pregunta recurrente de cuántas naciones creen los socialistas que hay en nuestro país. "Todas las naciones son España", respondió, despejando el tiro. "Lo que tiene que hacer un presidente es escuchar a sus ciudadanos", encauzar esa demanda "a través de métodos racionales", dándoles "solución". Sánchez sostuvo que su partido no tiene "problema" en debatir su propuesta, puesto que no lo plantea como "un dogma". "Estamos dispuestos a convencer y ser convencidos, dentro de los límites constitucionales que nos marquen".

"Mesura y proporcionalidad"

La comparecencia de Sánchez, obviamente, también basculó en torno a las medidas extremas que pueden sucederse si la Generalitat desobedece las resoluciones del Tribunal Constitucional. El secretario general tiene pleno conocimiento de los escenarios que maneja Rajoy y de qué respuestas puede adoptar —ambos hablaron hace una semana—, pero prefiere guardar la prudencia. Sánchez repitió que respecto a las medidas que puedan ponerse en marcha para frenar el pulso secesionista, su ejecutiva y él mismo han reclamado "mesura y proporcionalidad" al Gobierno.

"Todas las naciones son España", responde el líder del PSOE cuando se le pregunta cuántas naciones tiene España, tras la controversia por su modelo

"Y por responsabilidad, como partido de Estado, no nos pronunciamos sobre hipótesis". Cuando se den nuevos pasos, avanzó, el PSOE hablará. Antes no, porque "parecería una temeridad". "El PSOE estará con el Estado y en consecuencia con el Gobierno, y así se lo he trasladado a Rajoy". Ferraz evita así adelantar si apoyará o no la aplicación del artículo 155 —inicialmente, era contraria—, el recurso a la Ley de Seguridad Nacional o el uso de las Fuerzas de Seguridad para impedir que las urnas salgan a la calle el 1-O.

placeholder El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, junto con Noelia Vera, coportavoz del partido, este lunes en la sede estatal, en Madrid. (EFE)
El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, junto con Noelia Vera, coportavoz del partido, este lunes en la sede estatal, en Madrid. (EFE)

El PSOE previsiblemente no tropezará con el rechazo de Unidos Podemos a su propuesta estrella. La prioridad del grupo liderado por Pablo Iglesias para abordar el conflicto en Cataluña sigue pasando por la constitución de una comisión en el Congreso de los Diputados centrada en esta cuestión. Una herramienta similar a la propuesta por los socialistas en el formato pero no en el contenido, pues su objetivo sería buscar espacios de diálogo para sentar las bases de un referéndum con garantías legales y reconocimiento internacional, según explicó este lunes la coportavoz de la ejecutiva, Noelia Vera, tras la primera reunión de este órgano de la dirección en el arranque del curso político.

Podemos plantea una herramienta similar en el formato pero no en el contenido a la del PSOE, pues sigue defendiendo el derecho a decidir

La posición de Podemos está en consonancia con la confluencia catalana que lidera Xavier Domènech, quien ya anunció el pasado mes de enero su intención de impulsar una comisión en este sentido. Siempre enfocada en encauzar el derecho a decidir y con la intención de buscar el apoyo de los socialistas, tanto para su constitución como para profundizar en las fórmulas que lo hiciesen viable.

El PSOE presentará el jueves su propuesta para revisar el modelo territorial

En juego la "democracia"

Para Unidos Podemos es “el pueblo de Cataluña quien debería decidir su encaje en España”, resaltaba Vera, insistiendo en que su formación está en contra de la independencia pero no de un referéndum vinculante. El trabajo en el Congreso, por tanto, se centrará en buscar alianzas de cara promover “la constitución de comisiones y espacios de diálogo que favorezcan ese referéndum”. La formación morada criticó a partes iguales el “inmovilismo” de Rajoy a la hora de abordar este conflicto y la hoja de ruta del 'president', Carles Puigdemont, mediante “pasos unilaterales hacia la independencia” sin garantías y sin contar con el pueblo catalán.

Sánchez reprocha a Colau que pretenda facilitar que las urnas salgan a la calle: "En política no se puede contentar a todos y uno debe saber dónde está"

Los socialistas no comparten en absoluto el derecho a decidir y la fórmula del referéndum pactado. Por eso Sánchez tampoco hizo por ocultar sus críticas a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, después de que ella misma dijera que estaba dispuesta a facilitar que se pongan las urnas "sin poner en peligro a ningún funcionario", porque ella no es quién para decir a los vecinos de su ciudad que el 1-O es ilegal. "En política, como en la vida, no se puede contentar a todos y hay momentos en que uno debe saber dónde está".

Pedro Sánchez advierte a Ada Colau de que "no se puede contentar a todos"

Sánchez, durante toda su comparecencia, incidió en que su partido está "en el lado de la defensa de la democracia y de la legalidad", porque lo que está en juego no es una cuestión "ideológica", sino de pura "democracia". El secretario general, aunque evitó los "reproches", sí advirtió de que el "salto al vacío", como el que pretenden perpetrar los independentistas, "no es una salida", sino una "irresponsabilidad".

Apoyo total a la dirección cántabra y recado a Javier Lambán

Pedro Sánchez acudió a la rueda de prensa acompañado de parte de su dirección (la vicesecretaria general, Adriana Lastra; los secretarios de Política Federal, Patxi López; de Igualdad, Carmen Calvo, y de Emprendimiento, Paco Polo) y del coordinador del consejo político federal, Guillermo Fernández Vara, presidente también de la Junta de Extremadura y realineado con Ferraz desde las primarias del 21 de mayo

Los temas internos afloraron con menos intensidad en una rueda de prensa casi monográfica sobre Cataluña. Fueron dos los asuntos que se salieron del carril: Cantabria y Aragón

Respecto al primer conflicto interno, Sánchez dejó bien claro que él y su equipo apoyan inequívocamente al secretario general de Cantabria, Pablo Zuloaga, frente a su antecesora y vicepresidenta autonómica, Eva Díaz Tezanos. Y así se lo trasladó el pasado sábado al presidente, Miguel Ángel Revilla. Le dijo durante su almuerzo en Madrid que la nueva dirección quería hacer algunos cambios en el propio Ejecutivo "para impulsar la labor del Gobierno garantizando la estabilidad". "Y como no puede ser de otra manera, la ejecutiva federal lo que hace es respaldar las decisiones de la ejecutiva autonómica". Además, recordó que "son los partidos" los que firman los que firman los acuerdos de gobierno, antes de subrayar el "respaldo claro" de Ferraz a la dirección de Zuloaga. 

Poco después se conoció que la cúpula regional aprobó el relevo del consejero de Educación (y mano derecha de Tezanos), Ramón Ruiz, y varios altos cargos, con el objetivo de garantizar la "estabilidad" del Ejecutivo cántabro y "potenciar el carácter político" de las áreas que gestiona el PSOE, informa EFE. 

También respondió a Javier Lambán, quien le pidió este lunes que aclare si la exconcejala Carmen Dueso es la candidata de Ferraz y advirtió de que la bicefalia en el PSOE no funciona. A lo primero el secretario general no contestó. Simplemente dijo que lo que los militantes aragoneses decidan en las primarias del 8 de octubre "bien estará y lo apoyará la dirección del PSOE". 

Pero el debate sobre si una bicefalia es un riesgo para el Ejecutivo autonómico está "superado" en el PSOE, señaló, porque para eso en los estatutos se diferencian dos "procesos de selección": por un lado, las primarias para elegir líder y por otro, para nominar al cabeza de cartel. Así que si se "reconocen" esos dos tipos de primarias, concluyó, es porque ambos procesos son "perfectamente compatibles". Dicho de otro modo, que pueden convivir un presidente autonómico con un líder del partido que no tenga las riendas del Gobierno. 

Independencia de Cataluña Tribunal Constitucional Barones del PSOE Cantabria Aragón Javier Lambán Noticias de Podemos PNV Mariano Rajoy Albert Rivera Soraya Sáenz de Santamaría Ciudadanos Partit Demòcrata Català (PDeCAT) Pablo Iglesias Unidas Podemos Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Congreso de los Diputados Partido Popular (PP) Carles Puigdemont Pedro Sánchez Congresos PSOE Primarias PSOE 39° Congreso Federal del PSOE PSOE Cataluña Generalitat de Cataluña Parlamento de Cataluña Referéndum Cataluña 1-O Guillermo Fernández Vara
El redactor recomienda