SANGRÍA EN LAS ENCUESTAS DESDE ENERO

El PP se hunde en plena recuperación: la corrupción pesa más que la economía

El CIS y otros estudios demoscópicos ponen de relieve la importante caída que sufre el PP, lastrado por los casos de corrupción pese a los buenos datos de recuperación económica

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante una comparecencia en Moncloa. (EFE)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante una comparecencia en Moncloa. (EFE)

La distancia entre PP y PSOE se acorta. Desde octubre de 2015, hace casi dos años, no ocurría algo parecido. El barómetro del CIS de julio sitúa a la primera fuerza del país, dirigida por Mariano Rajoy, 3,9 puntos por encima de los socialistas ahora en manos de Pedro Sánchez. Una posición difícil para el partido del Gobierno, que se deja más de cuatro puntos en intención de voto según esta encuesta desde el mes de enero y que no registraba un mínimo peor desde abril de 2016, cuando caía hasta el 27,4%. La suma de escándalos de corrupción del último año —el más reciente cuando saltó la operación Lezo en junio— desencadenaría el batacazo de los populares en el barómetro, a pesar de los datos que ponen de relieve la evidente recuperación económica.

Precisamente, hace una semana Rajoy despedía el curso político sacando pecho de su gestión y con una batería abrumadora de datos del sector exterior, crecimiento del PIB, compraventa de viviendas, sector industrial y, sobre todo, de la mejora en los datos de empleo. En concreto, subrayó que España está cerca de los 19 millones de ocupados, lo que da esperanzas a pensar que el objetivo de llegar a 20 millones de empleos en 2020 se cumplirá "incluso antes de lo esperado". El presidente del Ejecutivo se iba de vacaciones aupado por la mejora de la economía, "hemos recuperado el nivel de riqueza de antes de la crisis" y presumiendo del papel protagonista que España ha adquirido en la nueva Unión Europea, volviendo a la primera fila junto a Francia, Alemania e Italia.

Que la bendición macroeconómica no sirva para paliar la sangría de confianza comenzada en enero, tal y como apuntan el CIS y otros estudios demoscópicos, como el del Instituto DYM para este diario, puede convertirse en uno de los grandes motivos de preocupación para los populares. Además, la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas, realizada durante los diez primeros días de julio, no recoge la reacción de los españoles a la imagen de Rajoy declarando ante el juez por la caja B del PP en el marco del caso Gürtel. Sí cosecha, en cambio, los efectos de la trama de corrupción llevada a cabo en la gestión del Canal de Isabel II (Lezo) que se saldó con el ingreso en prisión de Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid, y la dimisión de Esperanza Aguirre, desaparecida por completo de la vida pública madrileña.

El experto demoscópico Narciso Michavila achaca el descenso al desgaste propio de ser el partido de Gobierno tras un intenso año de legislatura

Expertos demoscópicos como Narciso Michavila, sociólogo y presidente de GAD3, coinciden en resumir que la corrupción empieza a lastrar a los populares en las encuestas ante la dificultad de seguir sosteniendo que se trate de "hechos aislados". "Teniendo en cuenta los datos tan buenos de la economía y los resultados electorales del PP el pasado junio, el partido debería estar rozando la mayoría absoluta. Los casos de corrupción son el motivo de lo que se empieza a ver", explica Michavila a este diario. El desgaste propio de ser el partido de Gobierno tras un intenso año de legislatura también justificaría el golpe demoscópico: "El deterioro de gobernar en minoría con una negociación continua para cada cosa es imposible de evitar", afirma.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE)
El líder del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE)

En apenas unos meses, el PP ha afrontado una negociación presupuestaria compleja para las cuentas de 2017, que terminó saliendo adelante con los votos de Ciudadanos (amén de arrancar al Gobierno la bajada del IRPF, entre otras medidas), PNV (gracias a la actualización del cupo vasco y más infraestructuras), Coalición Canaria y Nueva Canarias (tras una importante mejora de servicios públicos en las islas, sobre todo en lo referido al transporte) tras una prórroga de seis meses y un sinfín de reuniones lideradas por Cristóbal Montoro.

El PP se hunde en plena recuperación: la corrupción pesa más que la economía

A las intensas negociaciones de objetivo de déficit y Presupuestos Generales (en septiembre comenzarán nuevos encuentros para sacar adelante los relativos a 2018) se une la moción de censura impulsada desde Unidos Podemos para echar al presidente de la Moncloa. Una moción fracasada —como se sabía desde el principio— pero que sirvió una vez más para que la formación de Pablo Iglesias señalara públicamente y durante largo tiempo a Rajoy por la "corrupción sistémica" de su partido, implorando el bautizado "basta ya" contra el PP.

Los populares llegaron a pedir amparo al Tribunal Constitucional ante lo que consideran una "causa general" anti-PP para desgastar al presidente

Una "campaña de acoso" contra el partido del Gobierno que se vio continuada con los coletazos que dejó la constitución de una comisión parlamentaria que pretende repasar e investigar todos los casos de corrupción desde 1989 y que se vio culminada con la comparecencia de Rajoy ante el juez hace pocos días. La formación popular pidió amparo al Tribunal Constitucional ante lo que consideran una "causa general" anti-PP para desgastar a Rajoy y después exigir su dimisión. Por eso solicitaron al TC intervenir y sentar doctrina sobre los límites que deben tener las comisiones en sede parlamentaria, tanto en el propio contenido como en el ámbito territorial que se desarrollan y los plazos de tiempo.

El PP sigue ganando, el PSOE mejora

Con todo, la principal ficha del tablero presentado por el CIS este viernes es la importante subida que consigue el PSOE con el desembarco de Sánchez como nuevo secretario general. Casi cinco puntos porcentuales más que en el barómetro del abril que, en parte, se deben a la recuperación del propio partido tras superar la peor etapa de su historia sin líder al frente y con sus bases en un estado de desafección absoluta.

La bancada de Unidos Podemos aplaude en la moción de censura a Rajoy. (EFE)
La bancada de Unidos Podemos aplaude en la moción de censura a Rajoy. (EFE)

Además, la mejora económica también beneficia al resto de fuerzas y no necesariamente al partido del Gobierno, como sostiene el presidente de GAD3, al perder el temor de apostar por otras opciones políticas al ver la recuperación más cerca.

También conviene destacar que, pese a la caída del PP, sigue siendo la fuerza más votada. Y que experiencias anteriores demuestran que el margen de error de la encuesta (según la ficha técnica de ±2,0 por ciento) puede ser mayor como sucedió antes del 26-J, cuando en abril el PP se situó en el 27,4% del voto según el CIS y solo dos meses después ganaba las elecciones con un 33% de los apoyos y casi ocho millones de votos. De hecho, el barómetro de julio arroja otro dato de difícil análisis: el 24,9% de los encuestados que recuerdan haber votado el pasado junio afirman haberse decantado por el PP, mientras que un 23,4% asegura haber apoyado a los socialistas. Una diferencia demasiado baja en comparación con los resultados que arrojaron las urnas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
81 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios