pide al juez de lezo que le desimpute

Villar Mir niega pagos a González por el tren de Navalcarnero: "Fue ruinoso para OHL"

El presidente del Grupo Villar Mir solicita su desimputación en el caso Lezo alegando que no tuvo ninguna participación en el presunto pago de una comisión al cerebro de la trama

Foto: El presidente del Grupo Villar Mir, Juan Miguel Villar Mir (EFE)
El presidente del Grupo Villar Mir, Juan Miguel Villar Mir (EFE)

Juan Miguel Villar Mir ha solicitado al Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional que le desimpute en el caso Lezo, la investigación sobre la trama de comisiones ilegales que presuntamente lideraba el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González. El empresario no sólo asegura que no participó en ninguna de las transacciones que están bajo sospecha, sino que la supuesta adjudicación por la que su constructora OHL habría abonado una comisión de 1,4 millones de euros al exdirigente del PP, la concesión de las obras del Cercanías entre Móstoles y Navalcarnero, se saldó con un resultado ruinoso para su compañía.

El recurso de reforma que ha presentado la defensa de Villar Mir contra su imputación recuerda en primer lugar que, en el auto que dictó el juez Eloy Velasco para citarlo a declarar el próximo 12 de septiembre, su nombre sólo aparece en dos ocasiones: “Para ubicarlo como investigación en la pieza separada número 3 y para fijar su declaración. Ni una sola referencia más al señor Villar Mir en toda la resolución judicial”. En opinión de sus abogados, el auto debería concretar cuáles son los motivos, más allá de una “mera conjetura o simple sospecha”, que llevan al juez a concluir su participación en los hechos. “El auto ahora recurrido no cumple en absoluto las exigencias expuestas”.

En opinión de sus abogados, el auto debería concretar cuáles son los motivos, más allá de una “mera conjetura o simple sospecha”

El empresario insiste en que el auto en el que se acuerda su citación como investigado únicamente menciona “diferentes tramas delictivas, no siempre sobre hechos semejantes o involucrando a las mismas personas, que tienen como denominador común al investigado D. Ignacio González y que afectan a diferentes órganos de contratación e, incluso a diferentes contratos”. Pero, sostiene Villar Mir, el auto “no dice absolutamente nada de los que tendría que decir para justificar la imputación”.

No es el único argumento al que se agarra el presidente del hólding Villar Mir para tratar de quedarse al margen de esta causa, en la que también está imputado su yerno Javier López Madrid, consejero delegado del grupo familiar y consejero igualmente de OHL. El industrial alega que los hechos que se investigan en la pieza separada número 3 del caso Lezo, el pago por parte de su empresa “de una comisión a funcionario o autoridad pública por la adjudicación del contrato de concesión de la línea ferroviaria que debía unir Móstoles Central con la localidad de Navalcarnero”, fue “tan ruinoso para OHL que llegó a provocar una ampliación de capital en la compañía, dadas las enormes pérdidas por inversiones no recuperadas e incumplimientos administrativos en las que la compañía incurrió”.

Javier López Madrid, a su salida de la Audiencia de Madrid tras quedar en libertad bajo fianza. (EFE)
Javier López Madrid, a su salida de la Audiencia de Madrid tras quedar en libertad bajo fianza. (EFE)

En efecto, las obras del tren no llegaron a terminarse y OHL mantiene un litigio con la Comunidad por la resolución del contrato. Sin embargo, las pesquisas se centran en el periodo previo a la adjudicación del proyecto. Los expertos en delitos económicos de la Guardia Civil han aportado al sumario un aluvión de pruebas de que el yerno de Villar Mir realizó una transferencia en septiembre de 2007 de 1,4 millones de euros desde una filial mexicana de OHL a una cuenta suiza del banco Anglo Irish Bank controlada por la sociedad panameña Lauryn Group. El dinero tenía como objetivo recompensar a Ignacio González por su presunta mediación para que la constructora se llevara las obras del Cercanías. Sólo un mes después del pago, OHL logró el contrato.

Sin embargo, González alega que nunca recibió el dinero. El propietario de Lauryn Group, Adrián de la Joya, ha admitido que López Madrid le envió el dinero para que se lo transfiriera al presidente madrileño, pero ha declarado que se quedó los fondos para saldar las deudas que le había dejado el Grupo Villar Mir por un proyecto conjunto en Burkina Faso. Con todo, el juez Velasco consideró que el pago es suficiente para imputar la existencia de la comisión y se sigue rastreando el dinero de la cuenta suiza para conocer el destino de hasta su último euro.

El juez Velasco consideró que el pago es suficiente para imputar la existencia de la comisión y se sigue rastreando el dinero de la cuenta suiza

La defensa del presidente del grupo empresarial niega por completo esa conclusión. “En ningún pasaje de las actuaciones se concreta la intervención personal que se achaca al señor Villar Mir en los hechos investigados. Ningún comportamiento se le atribuye al respecto, activo o pasivo”, asegura. “Cierto es que, en el año 2007 -cuando se produce la adjudicación del contrato administrativo en cuestión- ostentaba el cargo de presidente de OHL”, continúa su recurso de reforma. “Sin embargo, este cargo no es por sí mismo expresión de ninguna acción criminal (…) En suma”, termina el escrito, “no hay en la causa nada que pueda decirse del señor Villar Mir, pues nada ha hecho y en nada ha participado”.

Las acusaciones populares personadas en el procedimiento ya se han opuesto a la petición del empresario recordando la implicación de su grupo en el principal soborno atribuido a González y justificando la necesidad de que el industrial comparezca ante el juzgado para aclarar su responsabilidad en ese capítulo del caso Lezo. González se encuentra en prisión provisional desde el 21 de abril.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios