en las elecciones municipales y generales de 2015

La firma que hacía sondeos para el PP recibió pagos opacos de eléctricas y constructoras

La Guardia Civil descubre que el presunto capo de la trama Acuamed, Arcadio Mateo, recibió presuntas comisiones ilegales a través de una empresa contratada por Génova

Foto: Arcadio Mateo, en un debate en 13TV en la campaña del 20-D.
Arcadio Mateo, en un debate en 13TV en la campaña del 20-D.

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha descubierto que el presunto capo del fraude en el ente público Agua de las Cuencas Mediterráneas SA (Acuamed), el exdirector general del organismo Arcadio Mateo del Puerto, utilizó una empresa familiar para cobrar supuestas comisiones ilegales por la manipulación de adjudicaciones. Las pesquisas se centran en la mercantil Demoscopia y Servicios SL, dedicada a la realización de encuestas y administrada ficticiamente por su mujer, María José Combarro.

El hallazgo salpica de lleno al Partido Popular. Como informó este diario, Génova encargó a esa misma empresa instrumental la realización de sondeos electorales internos para las europeas de 2014, las municipales de 2015 y las generales que también se celebraron el 20 de diciembre de ese año. Sólo un mes después, el 18 de enero de 2016, Mateo fue detenido por la Guardia Civil. Durante el registro de su vivienda, los agentes encontraron una factura de Demoscopia y Servicios SL “a nombre del Partido Popular por importe de 45.339,2 euros”. Un testigo ha confirmado ahora que Mateo se presentaba como “responsable de las encuestas del PP”.

Las presuntas comisiones ilegales percibidas por el cerebro de la trama han aparecido en una pieza secreta que abrió el Juzgado Central de Intrucción número 6 de la Audiencia Nacional el pasado octubre, tras comprobar que compañías adjudicatarias de Acuamed habían realizado pagos sin lógica comercial aparente a la firma familiar de Mateo. Uno de los clientes de Demoscopia y Servicios SL investigados es Iberdrola. Agentes de la Guardia Civil acudieron el pasado noviembre a la sede de la eléctrica en la calle de Tomás Redondo de Madrid para llevarse contratos y correos electrónicos relacionados con los hechos, según reflejan los documentos a los que ha tenido acceso El Confidencial. El registro no había trascendido hasta el momento.

Los expertos en delitos económicos del Instituto Armado concluyen en un oficio del pasado 29 de marzo que Iberdrola realizó una transferencia a la empresa instrumenal de Mateo de 24.200 euros el 17 de diciembre de 2012 por la supuesta “elaboración de un proyecto de investigación demoscópica”. La eléctrica entregó a los agentes un contrato y el supuesto proyecto realizado por Demoscopia y Servicios SL. Sin embargo, la UCO sostiene que “no queda claro el objeto y finalidad” del contrato ni que el trabajo efectuado por la firma del capo de Acuamed se ajuste a las necesidades de la cotizada. Los sondeos aportados son, principalmente, “encuestas con intención de voto”, que ni siquiera aparecían “en el contrato inicial” del servicio.

La Guardia Civil recuerda en el oficio que, cinco meses antes de que se produjera el pago de los 24.200 euros, Acuamed concedió a Iberdrola “la ejecución de infraestructuras para el suministro eléctrico a la estación depuradora de Aguas Residuales de Sueca-Valencia”, un proyecto valorado en 243.618 euros. Además, dos días después de recibir el dinero en su cuenta, Mateo se reunió casualmente con representantes de Iberdrola. La cita quedó reflejada en su correo electrónico.

La pieza secreta también ha rastreado dos pagos de 20.000 euros más IVA cada uno que recibió Demoscopia y Servicios SL de una constructora de edificios residenciales, Esol SA. El dinero sirvió teóricamente para pagar dos investigaciones: un “Estudio de mercado sobre introducción e implantación de cartera de productos en Argelia (Constantine, Argel y Oman)” y un segundo “Estudio de mercado sobre introducción e implantación de cartera de productos en Colombia (Bogotá, Neiva y Cartagena de Indias). Los trabajos no han aparecido.

Con todo, las mayores sospechas giran sobre otra empresa, Ayesa Ingeniería. Comunicaciones intervenidas durante las pesquisas señalan que Demoscopia y Servicios SL habría encargado a una filial de Ayesa, Ayesa Atech BPO, la realización de encuestas de intención de voto para las elecciones europeas de 2014, las municipales de 2015 y las generales de este mismo año. Por esos servicios, la firma de Mateo debería haber abonado 60.000 euros más IVA. Sin embargo, sólo realizó dos pagos por un importe total de 24.000 euros, “no siendo reclamada la diferencia [por Ayesa], según manifiesta el responsable” de esa compañía.

El responsable al que se refiere el oficio es el director de Ayesa Atech BPO, que declaró en calidad de testigo ante la Guardia Civil en octubre de 2016. Admitió que conocía al presunto capo de Acuamed pero no supo explicar por qué su empresa nunca le reclamó el dinero que le debía ni tampoco aclaró por qué no firmaron un contrato para sustanciar esos trabajos. La relación se basó en un simple acuerdo verbal. Además, durante el interrogatorio, el testigo reconoció que Mateo se “había presentado como responsable de las encuestas del Partido Popular y decía que las encuestas se realizaban por los afiliados del PP”. Es decir, que el dinero perdonado por Ayesa habría terminado financiando sondeos de Génova.

La UCO establece una relación entre esa deuda y los contratos irregulares que adjudicó Acuamed a Ayesa durante la etapa de Mateo, que fue colocado al frente de ese organimo público por el Gobierno del Partido Popular en febrero de 2012, a los tres meses de que Mariano Rajoy ganara sus primeras elecciones generales. El propio juez Eloy Velasco aseguró incluso en un auto del pasado octubre que el presunto cerebro de la trama era “persona de mayor confianza” de Miguel Arias Cañete, ministro entonces de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el organismo en el que se encuadraba Acuamed.

En concreto, según los agentes del Instituto Armado, Ayesa “habría sido beneficiada con la adjudicación 'ad hoc' de dos contratos” de asistencia técnica a las obras de descontaminación del embalse de Flix (Tarragona) y “habría participado también en la confección de documentación en el contrato del Río Serpis [para laminación y control de avenidas] al objeto de maquillar los documentos de liquidación”.

La firma de encuestas contratada por el PP también recibió pagos de dos despachos sobre los que apenas existe información: Tavros Gestión y Emeerre Asesores. Se trata de mercantiles administradas por personas diferentes. Sin embargo, según ha podido acreditar la Guardia Civil, su verdadero propietario sería un tercer individuo, Miguel Martín-Rabadán Muro, un oscuro intermediario sobre el tampoco constan demasiados datos. Su domicilio particular coincide con el de ambas sociedades.

En total, Demoscopia y Servicios SL recibió de Tavros Gestión y Emeerre Asesores 151.250 euros entre octubre de 2014 y noviembre de 2015 por supuestos trabajos de investigación, a pesar de que ambas firmas carecían de actividad conocida. Además, la UCO sólo ha encontrado uno de los trabajos de investigación y ha concluido que fue confeccionado tras el estallido del caso Acuamed para tratar de dar apariencia de legalidad a esa relación comercial.

El presunto líder del caso Acuamed, Arcadio Mateo.
El presunto líder del caso Acuamed, Arcadio Mateo.

Un portavoz de Génova ya reconoció en conversación teléfonica con este diario que la empresa de Mateo hizo encuestas para los populares de Murcia, Extremadura y Castilla-La Mancha con motivo de las elecciones municipales y autonómicas de 2015. Además, los agentes de la UCO encontraron en la casa del presunto cabecilla de la trama un presupuesto y la posterior factura de Demoscopia y Servicios SL “a nombre del Partido Popular por importe de 45.339,2 euros” para las elecciones generales de 2015. La pieza secreta del caso ratifica ahora que la firma también fue elegida por Génova para realizar encuestas en las elecciones al Parlamento Europeo de 2014.

El lapso en el que se celebraron esos comicios coincide con las presuntas irregularidades millonarias que se habrían producido en las obras públicas licitadas por Acuamed durante el mandato de Mateo. Los investigadores todavía no han determinado si el PP pagó a su empresa el precio real de los sondeos que le encargó o, por contra, como ya apuntan las pesquisas, costeó parte de las encuestas con el dinero presuntamente irregular que Demoscopia y Servicios SL recibió de Iberdrola, Esol, Ayesa Ingeniería, Tavros Gestión y Emeerre Asesores. El juez que sustituirá a Eloy Velasco, Manuel García-Castellón, decidirá qué diligencias se practican para avanzar en esta línea de investigación del caso Acuamed.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios