cañete lo mantuvo en el ente público

El capo de Acuamed hacía sondeos para el PP mientras cobraba mordidas de constructoras

Arcadio Mateo fue contratado en 2015 para hacer encuestas por los populares de Castilla-La Mancha, Murcia y Extremadura mientras usaba la empresa pública para conseguir fondos opacos

Foto: Fotografía de archivo del presunto líder del caso Acuamed, Arcadio Mateo. (Acuamed)
Fotografía de archivo del presunto líder del caso Acuamed, Arcadio Mateo. (Acuamed)

La investigación sobre la presunta trama de corrupción de Acuamed ya ha saltado las compuertas de esta empresa pública y amenaza con inundar al Gobierno en funciones de Mariano Rajoy y al Partido Popular. Fuentes del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente han reconocido a este diario que el supuesto cerebro del fraude, Arcadio Mateo del Puerto, director general de Acuamed hasta el martes, logró mantenerse en el cargo, obviando las sospechas de corrupción que se cernían sobre él desde hacía meses, gracias al apoyo de Miguel Arias Cañete. También señalan la buena relación que mantenía con María Dolores de Cospedal, aunque desde Génova niegan cualquier papel de intermediación en el nombramiento y mantenimiento en el puesto de Mateo del Puerto.

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil trabaja ahora para determinar si Mateo urdió esta red especializada en el amaño de adjudicaciones y certificaciones de obra pública persiguiendo únicamente su enriquecimiento personal o si, como los investigadores consideran en estos momentos más probable, actuó de forma coordinada con terceras personas que han conseguido quedarse al margen de esta primera fase del procedimiento.

El instructor de la causa, el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, ya apuntó el miércoles en un duro auto que parte de las irregularidades detectadas por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil habrían contado con la colaboración de “cargos de alto nivel en el ministerio [de Agricultura]”. La resolución no especifica el nombre de ningún responsable, pero el foco se situó este jueves sobre Federico Ramos de Armas, secretario de Estado de Medio Ambiente entre diciembre de 2011 y junio de 2015. Varios testigos le han señalado como uno de los cooperadores necesarios en la estafa y es previsible que le imputen.

Arcadio Mateo durante su intervención en el programa 'El Cascabel' de 13TV
Arcadio Mateo durante su intervención en el programa 'El Cascabel' de 13TV

Una de las operaciones ilegales en las que el juez Velasco aprecia la mano de “la superioridad” es la reparación de la inundación de la desaladora del Bajo Almanzora, que construían FCC y Abengoa para el ente público encuadrado en Agricultura. Según el juez Eloy Velasco, "en contra de lo que decía el contrato y la legalidad, Acuamed no exige que cubra los desperfectos y pague el seguro de las empresas contratistas, sino que arbitra un acuerdo por el que pretende hacer pagar a la empresa pública un 40% de los mismos". Además, según el juez, pacta con FCC compensarla por ese 60% mediante modificados en otras obras, especialmente en la obra de descontaminación del pantano de Flix.

La reunión con Ramos

Fuentes de Agricultura admiten que efectivamente se negoció con FCC y Abengoa para compartir los gastos de aquella inundación (entre 12 y 14 millones de euros), aunque aseguran que lo hicieron porque un informe de la Abogacía del Estado señalaba que había "concurrencia de culpa en el daño". Es decir, que Acuamed tenía parte de responsabilidad. FCC había cancelado el seguro de la obra porque la desaladora estaba terminada pero aún no había empezado a operar. Por ese motivo, tampoco tenía el seguro de funcionamiento.

El exsecretario de Estado de Medio Ambiente participó en al menos una de las reuniones con FCC, pero desde el ministerio niegan las acusaciones. "Podíamos haber ido a un contencioso o a un arbitraje, pero eso era muy lento y preferimos llegar a un acuerdo con ese informe de la Abogacía del Estado", señalan las fuentes preguntadas. Ese dictamen está firmado por Pablo Fernández, abogado del Estado coordinador del convenio entre Acuamed y la Abogacía del Estado. Estas mismas fuentes afirman desconocer todo sobre la segunda parte de lo que imputa el juez a la trama: que a cambio de ese acuerdo le dieron a FCC compensaciones en obras como la descontaminación del embalse de Flix.

Federico Ramos, durante su toma de posesión como subsecretario de Presidencia, en junio de 2015. (EFE)
Federico Ramos, durante su toma de posesión como subsecretario de Presidencia, en junio de 2015. (EFE)

Con todo, la supuesta implicación en la trama del exsecretario de Estado de Medio Ambiente -un hombre próximo a Soraya Sáenz de Santamaría, con un perfil técnico, no tan vinculado con el PP y que no ha ido en las listas en las pasadas generales- no explica por sí sola la libertad con la que Arcadio Mateo estuvo actuando durante cuatro años, incluso después de la denuncia que formuló contra él, en abril de 2014, un exdirectivo de Acuamed y, también, tras la marcha de Ramos a Presidencia en junio de 2015. El juez Velasco y los investigadores de la UCO sostienen que Arcadio Mateo gozaba de apoyos de mayor envergadura, y los nombres que afloran con más fuerza en estos momentos son los de Miguel Arias Cañete y María Dolores de Cospedal.

Conexión con el PP de Castilla La-Mancha

Fuentes de Agricultura explican a El Confidencial que el supuesto líder del caso Frontino fue colocado en la dirección de Acuamed en febrero de 2012 por el entonces ministro Cañete. En el nombramiento contribuyó también la buena relación que Mateo del Puerto mantenía con la secretaria general del PP, aunque en Génova lo desmienten. A Cañete y Cospedal les une una estrecha amistad forjada durante los años del partido en la oposición. El actual comisario europeo de Acción por el Clima y Energía compartió además un asiento con el marido de la dirigente de Génova, Ignacio López del Hierro, en el consejo de la constructora Bami Newco. Asimismo, Cañete fue uno de los pocos dirigentes del PP que acudieron al enlace privado de Cospedal y Del Hierro en 2009.

La relación de Cospedal con el presunto capo de la red es menos conocida. El PP de Castilla-La Mancha comenzó a encargar encuestas en 2010 a una firma de investigaciones sociológicas, Demoscopia y Servicios SL, que pertenece al exdirector general de Acuamed. La empresa nació en 2004 como consultora de proyectos de restauración y hostelería, pero Mateo modificó en 2008 su objeto social y la convirtió en una compañía de investigación de “mercados, publicidad y comunicación, prospección de mercado y estudios sociológicos”.

Dos años después, Demoscopia y Servicios SL recibió su primer encargo del PP castellanomanchego. La sociedad solo tenía un empleado pero fue capaz de realizar sondeos con 1.500 entrevistados. A la formación de Cospedal le convenció su trabajo, y realizó nuevos encargos en los meses posteriores por la cercanía de las autonómicas de 2011, cuando el PP acabó imponiéndose con mayoría absoluta y la secretaria general del PP se convirtió en presidenta de la comunidad.

El exministro de Agricultura Miguel Arias Cañete y la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. (EFE)
El exministro de Agricultura Miguel Arias Cañete y la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. (EFE)

Mateo no abandonó el negocio de las encuestas cuando fue nombrado director general de Acuamed. Sobre el papel, Demoscopia y Servicios SL está administrada por otra persona con la que el directivo no tiene apellidos en común, María José Combarros Prieto. Pero, según ha podido saber este diario, esa persona es su mujer. Además, Mateo sigue figurando en el registro como accionista de la firma, e incluso ha sido entrevistado en los últimos meses en diferentes medios de comunicación como experto en sondeos electorales.

Encuestas de las generales

No solo no ha tenido problemas para simultanear sus responsabilidades en Acuamed con sus negocios privados -también traspasó a su mujer en febrero de 2012 otras empresas que siguen en activo para ocultar posibles incompatibilidades-, sino que sus relaciones comerciales con el PP se han disparado durante los cuatro años que ha estado al frente de ese organismo de Agricultura. Fuentes del PP castellanomanchego han reconocido que la empresa del ahora encarcelado hizo encuestas para la formación durante la campaña de las municipales y autonómicas del pasado año. En algunas de ellas, llegó a manejar una muestra de 5.000 entrevistas, superior incluso a las que emplea normalmente una institución financiada con fondos públicos como el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Pero la empresa demoscópica del cerebro del caso Frontino también ha sido contratada por otras filiales de Génova. En concreto, según ha podido confirmar El Confidencial, Mateo realizó sondeos en las autonómicas de 2015 para los populares de Murcia y Extremadura. Otras fuentes apuntan incluso a que el Partido Popular nacional habría recurrido a sus servicios durante la campaña de las últimas generales. Las encuestas del exdirector general de Acuamed circularon el fin de semana del 20-D por los móviles de la cúpula del PP.

Para entonces, el propietario de Demoscopia y Servicios SL ya había ocasionado presuntamente al Estado un perjuicio económico de 20 millones de euros, mediante la manipulación de adjudicaciones y certificacados de obra. Por ahora, la UCO solo ha encontrado 120.000 euros en efectivo, una ínfima porción de las ganancias que su actividad delictiva habría generado a las constructoras implicadas en el caso. Los expertos en delitos económicos de la Guardia Civil trabajan ahora para localizar el resto del dinero y determinar si existe una relación entre la protección de la que gozó Mateo en Acuamed y las investigaciones sociológicas que su firma de sondeos habría estado realizando hasta el último día para los populares.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios