SUMARIO DEL CASO ACUAMED

El cabecilla de Acuamed cobró del PP por realizar encuestas en la campaña del 20-D

La Guardia Civil se incautó de una factura de enero de 2016 por 45.339 euros girada a Génova. El sumario revela un viaje de Mateo a Singapur con un contratista investigado

Foto: Arcadio Mateo, en un debate en 13TV en la campaña del 20-D.
Arcadio Mateo, en un debate en 13TV en la campaña del 20-D.

Arcadio Mateo, ex director general de la empresa pública Acuamed y al que la Guardia Civil sitúa como cabecilla de la "organización criminal", realizó encuestas para el PP en la campaña del 20-D. El sumario del caso Acuamed, al que ha tenido acceso El Confidencial, revela que en el registro de su casa, realizado el 18 de enero de 2016, la Guardia Civil encontró una factura del 11 de enero de 2016 "a nombre del Partido Popular por importe de 45.339,2 euros". Entre la documentación había también un "presupuesto de investigación demoscópica 20 de diciembre" con fecha 15 de octubre de 2015 por ese mismo importe "a nombre del PP". La aparición de las facturas implica que mientras la Audiencia Nacional le investigaba por cobrar mordidas de constructores, realizaba encuestas no solo para algunas comunidades del PP sino para la campaña de Mariano Rajoy. La Guardia Civil halló también 120.240 euros en efectivo, escondidos en sobres por la casa.

Acta del registro.
Ampliar
Acta del registro.

El sumario del caso Acuamed da una prueba de la vinculación de Mateo con el PP. En el registro realizado en su casa y anotado a mano por un secretario judicial aparece una factura de 45.339 euros emitida para el PP solo una semana antes. Pese a dirigir una empresa pública dedicada a la gran obra hidráulica Mateo mantenía su trabajo demoscópico para el PP.

En enero pasado, este diario ya publicó que Arcadio Mateo había realizado encuestas para los populares en Castilla-La Mancha, Murcia y Extremadura. Entonces la dirección nacional del PP replicó que no le constaba que hubiera trabajado para Génova. Las factura, emitida una semana antes de ser detenido, señala que sí lo hizo.

El juez Eloy Velasco le preguntó en su declaración si él favorecía a empresas privadas para "financiar a un partido político o para meterse el dinero en el bolsillo", como adelantó ayer El Confidencial. Mateo, que en abril salió de la cárcel bajo fianza, se acogió a su derecho a no declarar. El ex número tres de Soraya Sáenz de Santamaría en Presidencia y antiguo secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, ha declarado ante el juez como imputado que el valedor de Mateo al frente de Acuamed fue el exministro y hoy comisario Miguel Arias Cañete. Ramos dimitió a principios de año.

Acta con la factura al PP de enero de 2016.
Ampliar
Acta con la factura al PP de enero de 2016.

Además de las facturas para el PP, la Guardia Civil encontró dinero en metálico escondido. Bajo unas cajas en el interior del cabecero del dormitorio de una de sus hijas había dos sobres: uno tenía 5.000 euros y otro 1.450 euros. Dentro de un libro en el despacho de su mujer había un sobre con 50.000 euros (un billete de 200 euros, 15 de 100 euros y 66 de 50 euros). En otro libro en la misma estantería había 1.780 euros. Finalmente, en el escritorio había cinco sobres que sumaban 57.000 euros. El juez Velasco en su interrogatorio le recordó que no había justificado el origen de esos billetes. 

Uno de los personajes clave de la investigación es Nicolás Steegmann, que fue presidente de la empresa pública que precedió a Acuamed, llamada Trasagua, y que después se pasó a la privada con la empresa, Altyum proyectos y obras y Altec, que era contratista de Acuamed.

Según el juez Velasco, Altyum-Altec se adjudicó las conducciones y tuberías de la desaladora de Campello-Mutxamiel a pesar de que, según los informes técnicos, jamás hubiera podido resultar ganadora del concurso. Siempre según el auto con el que el juez envió a Steegmann a prisión provisional bajo fianza de 600.000 euros, en la presa del río Serpis se le hizo una liquidación por casi dos millones de euros más de lo que le correspondía y se inventaron trabajos de arqueología para justificar la sobrefacturación.

El dinero hallado en casa de Arcadio Mateo.
Ampliar
El dinero hallado en casa de Arcadio Mateo.

Una de las técnicas despedidasGracia Ballesteros, llegó a declarar al juez que Steegmann conocía la valoración de un concurso antes de que se realizara y que una vez la amenazó si no le mejoraba la puntuación: "Pasó a amenazarme, me dijo que conocía a mucha gente, que era íntimo amigo de la directora general, que conocía al ministro y que iba a destrozar mi carrera profesional". 

En el auto de prisión, el juez aludía a un viaje que un empresario regaló a Arcadio Mateo a Turquía. El sumario recoge otros vuelos. Los agentes de la UCO detectaron un viaje que Steegmann realizó junto a Arcadio Mateo y la directora de Infraestructuras de Acuamed, Gabriela Mañueco -también imputada- a Corea del Sur vía Singapur, territorio éste último en el que se alojaron unos días.

Arcadio Mateo a punto de embarcar hacia Singapur en un vuelo junto al contratista Nicolás Steegmann. El Confidencial.
Arcadio Mateo a punto de embarcar hacia Singapur en un vuelo junto al contratista Nicolás Steegmann. El Confidencial.

Fue el propio Steegmann el que se puso en contacto con su esposa, Enriqueta Arconada (directora de comunicación de Acuamed), para intentar que el empresario y los dos directivos de la empresa pública puedan volar en asientos cercanos.

El viaje asiático de todos ellos tuvo lugar el 8 de abril de 2015. Los agentes que se encargan de la investigación los siguieron hasta la T-4 del aeropuerto de Barajas, donde los fotografiaron. Al final Steegmann, su esposa y los directivos de Acuamed no pudieron hacer el largo trayecto aéreo juntos. La esposa del empresario no pudo cambiar el billete de este, que tuvo que volar solo a Singapur desde Londres. Mateo, Mañueco y Enriqueta Arconada lo hicieron desde Zúrich (Suiza).

“Tengo un cabreo de cojones, ¿vale?”, le dice entonces el empresario a su pareja. Steegmann le pide que transmita a Arcadio “vaya cabreo que tiene Nicolás, vaya cabreo… que no sabe para qué cojones ha venido…”. Su esposa, Enriqueta Arponada, le replica que no se lo va a decir. “Para que se sienta el tío culpable, un poco, ¿no le va a sacar partido a esto? Yo me voy a tirar 20 horas solo”, contesta de nuevo Steegmann. 

De esas conversaciones, los agentes de la UCO deducen que el viaje de Steegmann a Singapur “sería por intereses de Arcadio Mateo”, tal y como afirmaba el propio empresario.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios