baréin, ISLAS cook, panamá, vanuatu, eeuu...

El manual para montar 'offshores' de los Pujol: los paraísos fiscales más atractivos

La familia contó con las atentas recomendaciones de un banco que les aconsejó, en un formato 'power point' visual y sencillo, cómo ocultar sus fondos

Foto: El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol sale de su domicilio después de los registros que la UDEF de la Policía Nacional realizó en viviendas y despachos de la familia. (EFE)
El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol sale de su domicilio después de los registros que la UDEF de la Policía Nacional realizó en viviendas y despachos de la familia. (EFE)

La familia Pujol contó con ayuda para establecer una red de empresas 'offshore' cuando se hizo evidente para los miembros del clan que debían sacar sus fondos de Andorra. Según se deduce de la documentación incorporada recientemente al sumario del caso, a la que ha tenido acceso El Confidencial, la familia recabó los consejos de una entidad bancaria no identificada que les proporcionó, en un formato sencillo, visual y a modo de 'power point', las claves para mover sus fondos y ponerlos a salvo del fisco y la Justicia. Todo un manual donde se explica qué paraísos fiscales son los más apetecibles y cómo proceder si el cliente prefiere conservar su dinero en la banca andorrana.

El documento repasa todo un catálogo de posibilidades para seguir burlando a la Hacienda Pública y mantener fondos de dudosa procedencia a buen recaudo. Explica que tras la firma por parte de Andorra de la Declaración sobre el Intercambio Automático de Información en Materia Fiscal de la OCDE en 2014, el país ha dejado de ser un lugar seguro para los defraudadores. Ahora, la banca está obligada a aplicar el nuevo estándar global tras el compromiso de su Gobierno de obtener información financiera de sus instituciones, que se intercambia de forma anual con el resto de países firmantes, entre ellos España. "En 2018, Andorra deberá estar en disposición de intercambiar información relativa a 2017", advierte.

Para aquellos que tengan cuentas con saldo inferior a los 50.000 dólares no hay problema. Tampoco para las personas jurídicas que no superen la barrera de los 250.000 dólares. Quedan "fuera de 'reporting" y no deben preocuparse. "No habría que realizar ningún cambio", tranquiliza el manual. La cosa se complica para las personas o sociedades que residan, por ejemplo, en Cataluña y mantengan cuentas en Andorra.

Para aquellas que tengan actividad mercantil y no se limiten a ocultar fondos, el folleto ofrece una cómoda salida. Solo hay que informar al Estado donde esté constituida la empresa en cuestión y no al país donde residan sus socios. Siguiendo este razonamiento, el manual aconseja varias posibilidades. ¿Que prefiere pocas complicaciones?, hágase residente andorrano y se libra. ¿Que prefiere otra opción? Tranquilo, existe la posibilidad de cambiar de jurisdicción "para evitar de este modo que se reporte información fiscal sobre las cuentas de las que sea titular en Andorra en su país de residencia".

Seis destinos, dos muy recomendables

Las posibilidades se encuentran en seis destinos. Cinco estados que todavía no se han adherido a la declaración de la OCDE: Baréin, Islas Cook, Nauru, Panamá y Vanuatu, y un sexto, EEUU, que cuenta con su propia normativa. El manual sugiere Miami como uno de los paraísos más apetecibles ya que —dice— se da la feliz paradoja de que puede abstenerse del modelo impuesto por la OCDE a favor de la normativa FATCA. "En la actualidad se convierte en un país refugio de los inversores que no han regularizado su posición", destaca. También se inclina por Panamá que, asegura, "no tiene ninguna intención" de adherirse a la normativa y se convierte, de ese modo, en una jurisdicción "con larga tradición en el mundo del 'wealth management' y de la banca privada".

El documento no oculta su contenido y avisa ya desde su portada de lo que tiene en su interior con el expresivo título: 'Alternativas para clientes no regularizados'. Parece que los Pujol tomaron buena nota. Utilizaron un entramado societario con ramificaciones internacionales para tratar de evitar que la fortuna que habían acumulado durante tres décadas en Andorra pudiera ser descubierta por las autoridades españolas. Todos los miembros del clan con cuentas en el Principado, incluyendo la madre, Marta Ferrusola, movieron su dinero a fundaciones panameñas controladas desde Belice para que sus nombres desaparecieran de la base de datos de Banca Privada de Andorra (BPA). Emplearon para ello una fundación bautizada Koppeland, con distintas ramificaciones, según confirmó el primogénito, ahora en prisión, ante el juez.

Al pequeño de los Pujol, Oleguer, le pareció más atractiva la opción de Miami, donde abrió en diciembre de 2015 —cuando ya estaba siendo investigado por la Audiencia Nacional— un depósito con la intención de blanquear varias comisiones obtenidas, entre ellas las cobradas por su mediación en la venta de un edificio en Gran Vía 32, que fue sede del grupo Prisa, opinan los investigadores. Según se desprende del sumario, fue uno de los copropietario de la BPA, Higinio Cierco, el que aportó al juez instructor José de la Mata este 'power point' sobre el que el magistrado dice: "Aporta un documento interno que, por su contenido, pertenece a una entidad bancaria al ofrecer información para inversiones 'offshore".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios