arranca la carrera para las municipales de 2019

Las CUP de Madrid se organizan para plantar la batalla contra el Podemos de Espinar

El sector errejonista busca mantener su cuota en las papeletas electorales de 2019. Este sábado se reúnen los ediles y candidaturas afines en una iniciativa "totalmente al margen de Podemos"

Foto: El secretario general autonómico de Podemos Madrid, Ramón Espinar, junto al exportavoz del partido en la asamblea de Madrid, José Manuel López. (EFE)
El secretario general autonómico de Podemos Madrid, Ramón Espinar, junto al exportavoz del partido en la asamblea de Madrid, José Manuel López. (EFE)

Las diferentes piezas del puzle de la confluencia en Madrid que llevó a Podemos y otras fuerzas del cambio, como IU, Equo y plataformas municipalistas a conquistar varios territorios en la Comunidad y colocar su estandarte en el Palacio de Cibeles vuelven a descomponerse. En pleno debate para definir la estrategia de unidad popular de cara a las próximas elecciones de 2019, las diferentes partes implicadas en el proceso se repliegan sobre sí mismas y ponen en cuarentena sus alianzas tratando de marcar perfil propio para ir preparando las primarias.

El objetivo común es evitar su absorción por las maquinarias de los grandes partidos. Entre los primeros que han comenzado a organizar su propia estrategia destacan los miembros de la corriente errejonista, que mide hoy sus fuerzas a nivel regional con un encuentro de concejales y candidaturas de unidad popular (CUP) afines para plantar cara al aparato que en la Comunidad de Madrid controla Ramón Espinar y conservar la mayor cuota posible en las papeletas electorales.

Tania Sánchez, exdirigente de IU y expromotora de Convocatoria por Madrid. (EFE)
Tania Sánchez, exdirigente de IU y expromotora de Convocatoria por Madrid. (EFE)

Con la candidatura Somos Alcalá como maestra de ceremonias, de la extinta Convocatoria por Madrid (CxM) que lideró Tania Sánchez, celebrarán en este municipio una primera reunión preparatoria con el objetivo de 'sobrevivir' en las listas electorales durante los próximos comicios. Desde Somos Alcalá han evitado dar más pistas sobre el encuentro, definiéndolo como “un grupo de trabajo”, y zanjando las preguntas de este diario escudándose en su carácter rutinario e interno. En la dirección de Podemos Madrid dicen no contar con ningún tipo de comunicación oficial sobre el encuentro, pero reconocen estar al tanto de estos movimientos.

Algunas fuentes de la ejecutiva consultadas por este diario inciden que el salto hacia adelante del sector errejonista se produce “totalmente al margen” de la dirección del partido y desmarcándose de las decisiones adoptadas por el CCA (Consejo Ciudadano Autonómico). De ahí el secretismo que rodea a esta primera fase del proceso. Las mismas rebajan el peso de este sector, relacionándolo con los cargos afines al exportavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, José Manuel López, que se alineó con Rita Maestre en las primarias autonómicas contra Espinar y fue relevado posteriormente por Lorena Ruiz Huerta, así como el exsecretario de Organización Emilio Delgado, tras cuya dimisión se desencadenó el primer conflicto abierto entre pablistas y errejonistas.

El salto hacia adelante del sector ejerronista se produce “totalmente al margen” de Podemos, según fuentes de la dirección del partido en Madrid

En este proceso paralelo participan asimismo las plataformas municipalistas impulsadas en los últimos comicios por Tania Sánchez a través de CxM, pero que por los posteriores reposicionamientos a lo largo de los dos últimos años, su representación habría menguado notablemente. A día de hoy contaría con el apoyo de Somos Alcalá, que cogobierna este municipio con el PSOE, Somos Rivas (también en el Gobierno municipal junto a IU y Equo), Sí Se Puede San Sebastián de los Reyes y Sí Se Puede Alcobendas.

Cada candidatura de unidad popular (CUP) tiene sus propias especificidades, derivadas del distinto peso interno de cada organización o, en el caso de Podemos, de cada corriente. Una heterogeneidad que falsea las generalizaciones, por lo que su único nexo es plantar cara al 'tutelaje' de la maquinaria electoral de Podemos.

Podemos, IU y Equo marcan el camino

El plan de unidad lanzado por Ramón Espinar hace unas semanas, supuestamente en coordinación con otras fuerzas, tiene como objetivo “redoblar la apuesta” en las municipales tejiendo confluencias con las candidaturas municipalistas ya existentes y el resto de fuerzas progresistas locales a la izquierda del PSOE. Los contactos para ensanchar las alianzas electorales con todas las “fuerzas del cambio” se han iniciado ya de manera informal, pero las reticencias, en forma de sospecha, no son menores. De hecho, el propio sector errejonista que salió derrotado en la asamblea autonómica del pasado mes de octubre juega ya sus propias cartas para mantener su cuota.

El futuro inmediato de Íñigo Errejón estará vinculado a Madrid, en principio como candidato a la Comunidad de Madrid, pero sin descartarse la posibilidad de concurrir a la alcaldía de Madrid, en la que no repetirá Manuela Carmena. Los movimientos internos en el seno de Ahora Madrid para posicionarse respecto al relevo ya se iniciaron a finales del pasado año.

Iván GilIván Gil

Izquierda Unida y Equo ya mantuvieron un primer encuentro formal con la dirección regional de Podemos, en la sede de este último partido. Un primer contacto entre “formaciones políticas hermanas", según explicó Espinar tras el encuentro, y en el que se habría manifestado "la voluntad de articular un espacio político de cambio para 2019" de todas las fuerzas implicadas. El objetivo para sus siguientes pasos es aunar también a la sociedad civil, a las organizaciones, sindicatos, candidaturas de unión popular y la propia estructura de Podemos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios