PARA LAS ELECCIONES MUNICIPALES DE 2019

Podemos Madrid lanza su plan para unir a todas las fuerzas locales de signo progresista

La nueva dirección regional creará una “oficina de asesoría jurídica” para coordinar las alianzas y se fragmentará en seis grandes zonas, que coinciden con las juntas electorales

Foto: El portavoz de Podemos en el Senado y secretario autonómico, Ramón Espinar, junto al resto de su equipo tras ganar las primarias el pasado mes de noviembre. (EFE)
El portavoz de Podemos en el Senado y secretario autonómico, Ramón Espinar, junto al resto de su equipo tras ganar las primarias el pasado mes de noviembre. (EFE)

La nueva ejecutiva de Podemos Madrid, liderada por Ramón Espinar, centra ya una buena parte de sus esfuerzos organizativos y políticos en preparar las elecciones municipales y autonómicas de 2019. El objetivo no es otro que extender la experiencia “ganadora” de Ahora Madrid al mayor número posible de ayuntamientos de la región, con el diseño de una estrategia que pasa por tejer confluencias con las candidaturas municipalistas ya existentes y el resto de fuerzas progresistas locales a la izquierda del PSOE. Para facilitar los trámites, la dirección del partido creará una “oficina de asesoría jurídica” al servicio de las organizaciones municipales del cambio, sean o no de Podemos, y amoldará su estructura para volcarse en el reto electoral de dentro de dos años.

La nueva estructura organizativa de Podemos en la región se ha fragmentado en seis grandes zonas que coinciden con las juntas electorales. En cada una de ellas, se nombrará a un coordinador o referente, que tendrá labores de enlace entre las fuerzas progresistas o candidaturas unitarias de los municipios que las integren y la dirección regional.

Los contactos para ensanchar las alianzas electorales con todas las “fuerzas del cambio” se han iniciado ya de una manera informal

En la línea de reestructurarse en un partido-movimiento, basado en la unidad popular y liderando la configuración de un “bloque histórico” electoral, apropiándose así de la terminología utilizada por el exdirigente de IU Julio Anguita, los contactos para ensanchar las alianzas electorales con todas las “fuerzas del cambio” se han iniciado ya de manera informal. Los documentos políticos aprobados en la última asamblea autonómica de Podemos incidían en apostar por la creación de espacios amplios en los municipios, como paso previo para escalar esta estrategia a nivel regional.

La idea fuerza es que los “espacios del cambio” van más allá de Podemos, e Izquierda Unida se sitúa como otro de los actores clave. Las siglas Unidos Podemos servirían como paraguas para la integración electoral de los distintos actores del cambio en los comicios de 2019, como también defiende la dirección autonómica de IU, con el fin de dirigirse "a la mayoría social trabajadora para construir juntos un instrumento del cambio”. El reto compartido: trabajar por una alternativa para que en 2019 Cristina Cifuentes no vuelva a ganar.

El desarrollo de esta estrategia estará condicionado por los documentos que se aprueben en la asamblea ciudadana estatal de Vistalegre II, si bien los principales sectores defienden la descentralización de la organización y dotar de autonomía a cada territorio para que decida cómo y con quién concurrir a las próximas elecciones. El documento organizativo encabezado por Pablo Iglesias recoge que “son las asambleas ciudadanas municipales y autonómicas las que poseen un conocimiento más preciso y adecuado de las circunstancias y particularidades de sus territorios. En consecuencia, son ellas las que deben decidir las estrategias y las fórmulas de confluencia social o alianzas programáticas adecuadas para concurrir a los diferentes procesos electorales en 2019”.

Errejón introduce un matiz: las asambleas ciudadanas municipales se ceñirán a "los principios y a las estrategias políticas, electorales y de alianzas de Podemos"La propuesta organizativa del proyecto que lidera el número dos, Íñigo Errejón, establece una línea similar: “las asambleas ciudadanas municipales gozarán de la misma soberanía en el ámbito local en la definición de su línea política, de los reglamentos de organización interna de sus consejos ciudadanos y de los círculos que actúen en su territorio, así como en la definición de las estrategias electorales y la política de alianzas pre o post electorales en el ámbito de su municipio”. El matiz que introduce es que estas serán “siempre en el marco de los principios fundamentales y estrategias políticas, electorales y de alianzas de Podemos”. Todo ello, “sin menoscabo de la necesaria cooperación y coordinación para la coherencia política del proceso entre los diversos municipios”.

Ahora Madrid prepara el relevo

El horizonte electoral de 2019 está determinando también los nuevos pasos orgánicos de Ahora Madrid, mediante la renovación por completo de las funciones y composición de la denominada Mesa de Coordinación. Un órgano del que han tomado parte miembros del núcleo duro de Manuela Carmena y en el que se pretende “alcanzar un nuevo consenso” para abordar en la segunda mitad del mandato “la ofensiva dirigida a lograr la renovación de la confianza ciudadana en 2019”, según se recoge en una resolución aprobada por Podemos, y preparar el relevo de la alcaldesa.

Las pretensiones de la formación liderada por Jesús Montero en la capital pasan por “calendarizar” cuanto antes “el abordaje de los asuntos a debate y el establecimiento de un método colaborativo para reformular el proyecto que en su momento pudiese expresarse en un formato abierto y participativo”. El objetivo, compartido por todos los actores del cambio aglutinados en este nuevo proceso, se centra en asentar la estrategia unitaria para “volver a ganar Madrid en 2019”.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios