rompe la hoja de ruta acordada con 'anticapis'

El salto de Errejón a Madrid divide a la ejecutiva de Espinar y frena el pacto con IU

El sector anticapitalista, que sostiene a Ramón Espinar al frente de la ejecutiva madrileña, exige que se mantenga "la hoja de ruta que votaron miles de inscritos” hace escasos cuatro meses

Foto: Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, junto al secretario general autonómico, Ramón Espinar (d) y otros miembros de la formación durante un acto electoral en Vallecas. (EFE)
Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, junto al secretario general autonómico, Ramón Espinar (d) y otros miembros de la formación durante un acto electoral en Vallecas. (EFE)

El acuerdo alcanzado entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón tras la asamblea de Vistalegre II para reconstruir la unidad y buscar la paz interna, y cuya principal consecuencia es la candidatura del exportavoz parlamentario a la Comunidad de Madrid en 2019, pone en un brete a la ejecutiva madrileña del partido, hasta el punto de anticipar una crisis y dinamitar la relación con otras fuerzas aliadas, principalmente con Izquierda Unida. Los consejeros anticapitalistas, presentes en la ejecutiva tras cerrar un pacto con los afines a Iglesias, liderados por Ramón Espinar, han protestado airadamente contra lo que consideran un pacto por arriba, que va en contra de los documentos políticos aprobados en asamblea, de su autonomía orgánica y del respeto a los inscritos.

Sobre los pasos a seguir, desde la corriente anticapitalista explica que “no se ha comunicado nada al CCA (consejo ciudadano autonómico)” y además recuerdan que “de la asamblea ciudadana de Comunidad de Madrid celebrada hace solo unos meses también se salió con un mandato muy claro, el CCA aprobó unos documentos que hablaban de la necesidad de construir unidad popular antes de las elecciones de 2019 y el CCA tiene que trabajar con esos documentos elegidos democráticamente y en esa dirección”. Por el momento el CCA ni siquiera ha podido discutir tema, pero desde Anticapitalistas consideran que es este órgano el que “debe determinar cómo se eligen los candidatos para concurrir a las elecciones, respetando que recae esta responsabilidad en los inscritos y en la motivación y dirección de construir unidad popular”.

Los consejeros anticapitalistas que sostienen a Espinar en el liderazgo defienden que éste “tiene que seguir la hoja de ruta que votaron miles de inscritos” y que se deben respetar “los mandatos de democratización, autonomía, participación y descentralización que salieron de Vistalegre”. En definitiva, “no dar un paso adelante y diez atrás”. Este jueves se celebrará la primera reunión del consejo autonómico tras el anuncio sobre la candidatura de Errejón.

El sector 'anticapi' avisa a Espinar que debe "respetar los mandatos de democratización, autonomía, participación y descentralización"

“Nada de intercambios de cromos”, avisan, al tiempo que llaman la atención sobre las consecuencias de esta decisión, todavía no formalizada, en la construcción de la unidad popular con otras fuerzas, uno de los principales mandatos que salieron de la asamblea autonómica celebrada hace escasos cuatro meses. Todo está en el aire y cambiando por momentos, explican fuentes de esta corriente al respecto de las consecuencias que el pacto entre Iglesias y Errejón podría tener en la convivencia dentro de Podemos Madrid.

El fantasma de la crisis que ha sido perenne en los órganos madrileños del partido desde la dimisión en cadena de los consejeros errejonistas en marzo de 2016 para forzar la creación de una gestora, vuelve a resurgir con intensidad. Una confrontación que fue la antesala del choque entre pablistas y errejonistas y que acabó reproduciéndose en el resto de territorios.

Un miembro del consejo autonómico, vinculado a 'anticapis', avanza que la posición de su sector, que cuenta con secretarías de peso en la ejecutiva (política, comunicación, portavocía o acción institucional) necesarias para mantener el liderazgo de Ramón Espinar en la toma de decisiones, será exigir que “no se fuercen los plazos” de las primarias. “Cuando llegue el momento que se presente quien quiera” a las primarias, explica, pero determinar ya el apoyo a un candidato como Errejón, rompe los acuerdos previos, los resultados en los que su candidatura se impuso con holgura sobre la de Rita Maestre y va en contra “del mandato que tenemos de abrir un proceso de unidad popular con otras fuerzas políticas y sociales para 2019”.

El fantasma de la crisis que ha sido perenne en los órganos madrileños desde la dimisión en cadena de los consejeros errejonistas vuelve a resurgir

El secretario general en Madrid, Ramón Espinar, salió al paso ante los medios tras la filtración del acuerdo, mostrando su apoyo a Errejón “porque es el mejor candidato”. Tras subrayar que su aspiración era “legítima”, asumiendo las órdenes directas de Pablo Iglesias, matizó también que su apoyo al exportavoz, que de facto lo deja fuera de juego a él como candidato natural al liderar la formación en la comunidad, se producía también porque “si garantiza la unidad es una buena opción”. Una unidad a nivel estatal, en forma de tregua indefinida tras la guerra fratricida de Vistalegre II, pero que podría romper la unidad a nivel autonómico y hacer peligrar el liderazgo de Espinar.

En las filas de IU Madrid el acuerdo tampoco ha sentado nada bien, máxime después de que en su última asamblea político social se decidiese dar un importante paso al frente para asumir la estrategia electoral unitaria mediante la integración en un partido único: Unidos Podemos, aterrizando así en el ámbito autonómico la alianza que ya se da en el Congreso. En el texto que aprobó IU Madrid se defendía "la creación, en coordinación con Podemos, Equo y las fuerzas comprometidas con el cambio en nuestra región que lo deseen, de Unidos Podemos en la Comunidad de Madrid”.

En las filas de IU Madrid el acuerdo tampoco ha sentado nada bien y exigen "pluralidad y elección democrática de candidaturas"

Elegir ya al candidato sin debate con el resto de fuerzas del cambio y actores sociales los excluye de facto del proceso electoral unitario. El mismo día en el que se daba a conocer el acuerdo durante la reunión del consejo ciudadano estatal de Podemos, IU Madrid publicaba un tuit revelador: “Para poner fin al PP en la Comunidad seguimos defendiendo lo que funcionó en Ahora Madrid, pluralidad y elección democrática de candidaturas”.

La inusual normalidad instaurada en el consejo ciudadano autonómico tras la asamblea en la que se saldó con la victoria de Espinar sobre Rita Maestre parece haberse acabado con la decisión de aupar a Errejón como candidato. El ex número dos todavía tendrá que ser ratificado en primarias, pero contará para ello con el apoyo de todo el aparato, incluido el ya expresado por Pablo Iglesias y Ramón Espinar. No sin tensiones aparejadas, que como ya viene siendo habitual en la formación, vuelven a reproducirse en la ejecutiva madrileña.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios