QUIERE QUE LA CONFERENCIA DEL 17 DE ENERO SEA "ÚTIL" Y SALGA "BIEN"

Ferraz convoca el miércoles a sus consejeros para preparar la cumbre de presidentes

La gestora y Vara, el comisionado de Fernández para la interlocución con el Gobierno, se reúnen con los representantes socialistas para coordinarse antes de un encuentro con Santamaría y Montoro

Foto: Los presidentes de Andalucía y Extremadura, Susana Díaz y Guillermo Fernández Vara, el pasado 22 de mayo en Madrid. (EFE)
Los presidentes de Andalucía y Extremadura, Susana Díaz y Guillermo Fernández Vara, el pasado 22 de mayo en Madrid. (EFE)

No solo de comité federal o de congreso vive el PSOE. Aunque esta semana sea activa en lo interno para el partido, puesto que tiene que fijar el calendario del decisivo cónclave de renovación, también se acerca una cita extramuros importante: la VI Conferencia de Presidentes, que acogerá el Senado el próximo 17 de enero. El Gobierno de Mariano Rajoy pretende cerrar los detalles de la reunión este miércoles por la tarde, pero antes se verán las caras los consejeros socialistas en Ferraz para coordinar su estrategia.

Según pudo confirmar este periódico, los representantes de las siete comunidades que el PSOE preside —Andalucía, Extremadura, Aragón, Valencia, Castilla-La Mancha, Asturias y Baleares— más los dos de aquellas en las que cogobierna —País Vasco y Cantabria, porque en Canarias se rompió la coalición con los nacionalistas justo la víspera de Nochebuena— han sido convocados en la sede federal este 11 de enero, a las 13.30 horas, por Guillermo Fernández Vara. El presidente extremeño recibió el encargo, de parte del jefe de la gestora, el asturiano Javier Fernández, de preparar la cumbre de la próxima semana con las federaciones socialistas y de convertirse en el interlocutor del partido con la número dos de Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría, y con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. En las últimas semanas Vara ha hecho de puente entre su formación y el Ejecutivo de forma discreta, y buena parte del camino ya está recorrido porque, como dicen a El Confidencial fuentes próximas al líder de la Junta, el PSOE "es un partido que gobierna en nueve de las 17 comunidades, por lo que es el primer interesado en que la conferencia salga bien y sea útil". De hecho, los socialistas tienen mayoría, ya que los populares solo lideran cinco CCAA (Madrid, Murcia, Galicia, Castilla y León y La Rioja). Por lo pronto, sí habrá dos grandes ausencias en el Senado: la de los presidentes de Cataluña, Carles Puigdemont, y de Euskadi, Iñigo Urkullu.

La cita en la sede federal es a las 13.30 horas, y acudirán los titulares de Hacienda o Presidencia, que luego se ven con el Gobierno a las 16.30

Como ya dijo Rajoy en su comparecencia ante los medios el pasado 30 de diciembre, la cumbre en la Cámara alta basculará sobre dos ámbitos: uno deliberativo acerca de los "grandes debates" que afronta el país, y otro decisorio, que afecta a cuestiones que las comunidades también entienden como fundamentales, como la sostenibilidad del Estado del bienestar, la evolución demográfica (despoblamiento, envejecimiento, población flotante...), el pacto educativo, la unidad de mercado y la movilidad funcionarial y la misma regulación de la conferencia y el seguimiento de los acuerdos que se adopten —una de las tareas pendientes desde su misma creación, en 2004, por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero—. No obstante, aunque se hayan sucedido las conversaciones informales, queda por cerrar el orden del día y la agenda de la cita, que es lo que se acabará de rematar en la reunión del miércoles por la tarde, a las 16.30 horas, en el Ministerio de la Presidencia.

Con la presencia de Mario Jiménez

Por eso mismo Ferraz quiere coordinar a los suyos antes de ese encuentro clave con Santamaría y Montoro. Vara llevará la batuta de la reunión en la sede, al ser él el interlocutor con La Moncloa, pero también asistirán el portavoz de la gestora, el andaluz Mario Jiménez, y los portavoces socialistas en Congreso y Senado, Antonio Hernando y Tini Álvarez Areces. Los representantes autonómicos previstos son los consejeros respectivos de Presidencia o Hacienda, como Manuel Jiménez Barrios (Andalucía), Vicente Guillén (Aragón), Vicent Soler (Valencia), Juan Alfonso Ruiz Molina y probablemente José Luis Martínez Guijarro (Castilla-La Mancha), Pilar Costa (Baleares) y tal vez Guillermo Martínez (Asturias) y Juan José Sota (Cantabria). Vara también desea que acudan miembros socialistas de los Gobiernos de Euskadi y Cantabria. No están invitados, sin embargo, los barones o portavoces autonómicos de las federaciones en las que el PSOE no gobierna: las direcciones regionales sí han sido "informadas" de los avances de las conversaciones con el Gobierno y de la posición del partido, pero Ferraz entiende que no tiene sentido que vayan al encuentro preparatorio del miércoles por la mañana. Sí hay previsión de que se les remita un informe posterior a la reunión para que conozcan de primera mano la postura del PSOE.

Las federaciones en las que el PSOE no gobierna están "informadas" y recibirán un informe posterior. No habrá consejo territorial

Como sostienen en el entorno del presidente extremeño y responsables de otras federaciones, se pretenden cerrar "unos mínimos", así como revisar la estrategia, pero también se subraya que "cada comunidad es libre y autónoma" de plantear sus propias demandas en la misma conferencia del 17 de enero ante Rajoy. Lo resumen así fuentes próximas al jefe del Ejecutivo manchego, Emiliano García-Page: "No se trata de que cada presidente socialista vaya por libre, pero tampoco van a ir al Senado con la camiseta del PSOE. El PP sí se coordinaba para decir lo mismo cuando era el PSOE el que estaba en el Gobierno, para atacar a Zapatero, pero nosotros tenemos claro que ante todo cada presidente defenderá lo que sea bueno para su territorio". El valenciano Ximo Puig, por ejemplo, tiene previsto hablar esta semana con tres de sus antecesores (Joan Lerma, Eduardo Zaplana y Alberto Fabra) para preparar el encuentro del día 17 y reforzar el consenso existente en su comunidad sobre la necesidad de resolver de forma urgente los problemas de infrafinanciación, informa Efe.

Los presidentes de Valencia y Baleares, Ximo Puig y Francina Armengol, en marzo de 2016, en la Feria de Turismo de Berlín. (EFE)
Los presidentes de Valencia y Baleares, Ximo Puig y Francina Armengol, en marzo de 2016, en la Feria de Turismo de Berlín. (EFE)


Todas las comunidades socialistas comparten la necesidad de garantizar los servicios públicos que cimentan el Estado del bienestar, la reforma de la financiación autonómica, la pobreza energética, la movilidad de los empleados públicos, el pacto por la educación... O cuestiones más concretas como exigir al Gobierno que no limite la oferta pública de empleo en sanidad y educación (es decir, que los Gobiernos autonómicos no queden constreñidos por la tasa de reposición a la hora de sacar plazas de oposición a concurso). Pero hay materias en las que difieren o que no priorizan del mismo modo. Extremadura, Castilla-La Mancha o regiones en manos del PP como Castilla y León sí están preocupadas por el despoblamiento y quieren que se tenga más en cuenta la dispersión territorial a la hora de reformular el sistema de financiación autonómica, un tema que en cambio no afecta tanto a CCAA con mayor densidad de población, como Valencia, Andalucía o Baleares.

El PSOE llevará a la conferencia unos "mínimos" acordados, pero cada presidente es "libre y autónomo" de plantear sus demandas a Rajoy

Con la reunión que Vara y la gestora presidan el miércoles con los consejeros socialistas se considera que los trabajos preparatorios de la conferencia quedan completados, tanto por las conversaciones previas y los mínimos ya acordados como por el hecho de que luego cada presidente podrá plantear sus exigencias el mismo día 17 de forma "libre". Se ha descartado otro formato posible, el del consejo de política federal —antiguo consejo territorial—, el foro que reúne a la dirección del PSOE con los barones territoriales, porque se entendió que no convenía convocar una cumbre a ese nivel para amarrar totalmente la posición del partido y en la que intervinieran secretarios regionales que no lideran sus comunidades.

La sartén por el mango

Y, en principio, también se ha desechado la posibilidad de una cumbre solo con presidentes socialistas, aunque algunos dirigentes, como la líder balear, Francina Armengol, según fuentes muy cercanas, sí han animado a Fernández a que los convoque, para denunciar el "pobre orden del día de la conferencia" tras cinco años sin reunión —la última fue en 2012—, que "demuestra la necesidad de un Estado federal y las reformas claras de funcionamiento y coordinación". Aún habría margen para citarlos, pero la semana se presenta complicada para el PSOE, con el comité del sábado en el centro, por lo que la cuestión orgánica se comerá parte de la atención mediática e interna.

Javier Fernández y Mario Jiménez, el pasado 19 de diciembre en el Congreso. (EFE)
Javier Fernández y Mario Jiménez, el pasado 19 de diciembre en el Congreso. (EFE)


Los socialistas tienen la sartén por el mango en esta conferencia, ya que participan de un total de nueve Gobiernos. Ya hicieron valer esa mayoría en otra cuestión muy sensible para las comunidades: el objetivo de déficit para 2017. El Ejecutivo central quería que fuera del 0,5%, y el PSOE, del 0,7%. Al final, se pactó el 0,6%, lo que, como recordaba Alfredo Pérez Rubalcaba este lunes en un artículo en 'El País' —el ex secretario general es uno de los de los dirigentes más cercanos a Fernández—, se traduce en que "han aumentado los recursos disponibles" para las autonomías, y eso "va a repercutir en la mejora de la sanidad y de la educación, las políticas con más peso en sus Presupuestos".

Las federaciones socialistas también trabajan en otras áreas sectoriales de forma coordinada. Este mismo lunes, se reunió en Ferraz el consejo federal de sanidad, formado por los consejeros del ramo de los Gobiernos autonómicos, los responsables de área y portavoces regionales y los portavoces en Congreso, Senado y Parlamento Europeo de la materia. En el encuentro, rechazaron el aumento del copago para los pensionistas, porque supone una "barrera de acceso a los medicamentos". Además, el grupo en la Cámara Baja registró la comparecencia de la titular de Sanidad, Dolors Montserrat, y la convocatoria de la Diputación Permanente para que la ministra explique la propuesta.

Pedro Sánchez, de seminario en Bruselas... mientras sigue coleando la fecha del congreso

El comité federal del PSOE se acerca y las posiciones son las mismas que las de hace días: los barones críticos desean que el congreso se celebre "cuanto antes", y así se lo han trasladado a Javier Fernández. "No tiene sentido retrasarlo a no ser que haya alguna razón oculta y también tener tiempo de decidir si el PSC puede votar. Esta gestora está tomando decisiones de gran calado con muy poca legitimidad. Es una locura. Todos los grandes partidos harán entre enero y febrero sus congresos y nosotros seguiremos abrasándonos sin liderazgo ni proyecto", manifestaba este lunes a El Confidencial una baronesa contraria a la gestora tras su reciente conversación con el presidente asturiano. 

Los secretarios regionales críticos son más en número, pero su peso en el comité federal es menor al de las grandes federaciones, lideradas por Andalucía. Por eso su propuesta de congreso en abril no va a prosperar. La cúpula interina sigue defendiendo que las primarias para elegir líder se celebren en mayo y el congreso se haga en junio. 

En esta semana decisiva en la vida del PSOE, hay noticias de Pedro Sánchez. El ex secretario general, según confirmó su entorno más cercano, viajó este lunes a Bruselas para participar en un seminario sobre política y partidos políticos montado por el Instituto Demócrata para los Asuntos Internacionales (NDI), organización sin ánimo de lucro presidida por la que fue secretaria de Estado de EEUU con Bill Clinton Madeleine Albright. Las jornadas seguirán este martes.

El exlíder socialista ya había colaborado con el NDI en otras ocasiones, como observador electoral en Marruecos y Jordania, la última vez en enero de 2013, informa Europa Press. Además, Sánchez visitó su sede en Washington durante el viaje que realizó en enero de 2015, ya como jefe del partido, y entonces se reunió con Albright, la primera mujer que asumió la diplomacia estadounidense. 

Este viaje es el cuarto al extranjero para Sánchez desde que dejó el liderazgo del PSOE y su escaño en el Congreso. Primero fue a Washington, invitado por el Centro Interamericano de Gerencia Política. Después le tocó México, a unas jornadas organizadas por la Fundación Lázaro Cárdenas. En diciembre participó en un seminario organizado por el Institute for Cultural Diplomacy, la fundación cuyo consejo asesor preside el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero

En España, solo ha protagonizado dos actos desde su abandono del escaño: el 26 de noviembre en Xirivella y Sueca (Valencia) y el 10 de diciembre en el núcleo urbano de El Entrego, en la localidad asturiana de San Martín del Rey Aurelio. El exlíder aún mantiene la incógnita de si competirá o no en las primarias, aunque su entorno le anima a hacerlo. No hablará de su candidatura, ha prometido, hasta que se convoque el congreso. Y eso no sucederá hasta la primavera. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios