sólo días antes de la operación contra el bufete

La periodista Marta Robles, condenada por usar una red con testaferros de Nummaria

La periodista y escritora recurrió a una estructura creada por el despacho de Fernando Peña para rebajar sus impuestos con deducciones por gastos que nunca existieron

Foto: La periodista Marta Robles (Gtres)
La periodista Marta Robles (Gtres)

La periodista y escritora Marta Robles (Madrid, 1963) también era clienta de Nummaria, el despacho que investigan desde el pasado abril la Fiscalía Anticorrupción y el Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional por la presunta creación de un macroentramado societario con ramificaciones en Reino Unido y Costa Rica que habría defraudado millones de euros a la Agencia Tributaria. Las pesquisas ya han provocado la imputación de otros famosos por delitos contra la Hacienda Pública, como los actores Imanol Arias y Ana Duato, y se analiza la situación fiscal de la escritora Carmen Posadas y los descendientes del tenor Alfredo Kraus para pronunciarse también sobre su grado de implicación en la causa.

Según ha podido saber El Confidencial, la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) dictaminó el pasado 5 de abril que Robles debía abonar 18.659 euros a Hacienda tras descubrirse en una inspección paralela que había rebajado artificialmente sus impuestos durante los ejercicios 2008 y 2009 con operaciones ficticias de hasta tres mercantiles. La resolución precisa que la periodista usó la sociedad Iniciativas Vulcano SL, de la que poseía el 99,9% de las acciones, para tener una presencia del 40% en la agrupación económica de interés europeo (AEIE) Producciones Vulcano. El otro 60% de la AEIE estaba controlado por una mercantil con sede en Reino Unido llamada Cartesian Comunicación y Agricultura Limited.

Fuentes consultadas a este diario han confirmado que esa estructura detectada por Hacienda fue diseñada por Fernando Peña, presunto cerebro de Nummaria. Tras agotar los recursos, el TSJM resolvió finalmente que la Agencia Tributaria había logrado acreditar a lo largo del litigio que Producciones Vulcano AEIE emitió facturas por servicios prestados a Iniciativas Vulcano que, en realidad, nunca llegaron a efectuarse. La AEIE no tenía empleados, ni incurrió en gastos, ni tuvo nunca otros clientes diferentes de la sociedad de Robles. El único objetivo de esas facturas ficticias era generar gastos deducibles para Iniciativas Vulcano SL que permitieron a Robles rebajar la cuota del Impuesto de Sociedades al menos esos dos ejercicios. El tribunal también avaló que, como sostenía Hacienda, los servicios que cobró la periodista a través de la sociedad limitada eran de carácter personalísimo y, por tanto, debían imputarse en todo caso a la persona física.

El fallo se conoció el 5 de abril. Sólo dos semanas después, la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional, en coordinación con la Fiscalía Anticorrupción y la Audiencia Nacional, desmanteló el bufete Nummaria. Entre los empleados del despacho que fueron imputados se encuentra, además de Fernando Peña, el procurador Rodrigo Pascual Peña, el mismo que presentó el recurso de Robles contra Hacienda que llegó hasta el TSJM. Pero no es la única conexión de la escritora con el despacho.

Robles insiste en que no está siendo investigada en ese caso y niega su vinculación con la red societaria urdida por los abogados del bufete

La propia denuncia de la Fiscalía Anticorrupción reveló que Nummaria se había especializado en crear sociedades AEIE para que sus clientes pudieran fabricar gastos deducibles e imputar a mercantiles constituidas en el extranjero, controladas por testaferros, los beneficios que obtenían en territorio nacional. Es decir, los mismos hechos que el TSJM atribuye a Robles.

Se da la circunstancia, además, de que uno de los testaferros más utilizados por Nummaria para crear sociedades instrumentales en el exterior era un cartero costarricense de 48 años, Bernal Zamora Arce, que también fue administrador de Cartesian Comunicación y Agricultura Limited, la firma que la Justicia implica en la red societaria empleada por la periodista. Como secretario de esa empresa británica figura asimismo JJ Secretaries Limited, otra sociedad utilizada masivamente por Nummaria en su maquinaria de fraude.

La sentencia del TSJM no abordó las relaciones de Producciones Vulcano AEIE con Cartesian Comunicación y Agricultura Limited porque la trama de Nummaria no se destapó hasta dos semanas después de que se conociera el dictamen, pero el mecanismo es casi idéntico al que presuntamente utilizaron Imanol Arias y Ana Duato para defraudar a Hacienda 2,9 millones de euros en los últimos cinco ejercicios. El caso acumula más de medio centenar de personas físicas y jurídicas.

La periodista Marta Robles (d) y la escritora Carmen Posadas (i). (EFE)
La periodista Marta Robles (d) y la escritora Carmen Posadas (i). (EFE)

Robles asegura que la condena que ha sufrido sólo es el resultado de un investigación fiscal. “Hacienda me inspeccionó porque encontró discrepancias en mi declaración, al igual que ha hecho con muchos otros periodistas y escritores. Recurrí porque fue lo que me aconsejaron. Pero la situación ya está regularizada. Ahí termina mi relación Hacienda”, afirma en conversación telefónica con este medio. La periodista, que trabaja actualmente en la Agencia EFE y colabora con otros medios, admite que era clienta de Nummaria. “Yo fui cofundadora de la Academia de Televisión y ahí estaba Fernando Peña. No soy la única que confió en su despacho”. No obstante, Robles insiste en que no está siendo investigada en ese caso y niega su vinculación con la red societaria urdida por los abogados del bufete.

Como reveló El Confidencial el pasado agosto, la escritora Carmen Posadas, amiga de Marta Robles -en 2015 publicaron juntas el libro Usted primero- también está siendo investigada por haber utilizado otra agrupación europea creada por Nummaria en 2007, Idreogram Investments AEIE, para desviar gran parte de los ingresos que recibía por colaboraciones en medios y derechos de autor a través de otra mercantil, La Quinta de Larrañaga SL. La red de Posadas conduce hasta otra firma instrumental de Reino Unido, Gillan Investments Limited, administrada igualmente por testaferros.

Posadas también está siendo investigada por haber utilizado otra agrupación creada por Nummaria para desviar ingresos y derechos de autor

En el caso de Posadas, la Fiscalía y la Agencia Tributaria tratan de aclarar si la cuota que presuntamente defraudadó supera los 120.000 euros en alguno de los últimos ejercicios, la cantidad que convierte una infracción fiscal en un delito contra la Hacienda Pública, castigado con hasta cinco años de cárcel. Los ingresos que se atribuyen a Marta Robles en ningún superarían esa cifra.

Robles también es amiga de la mujer del cerebro de la trama, Almudena Bermejo, cercana a su vez a la reina Letizia, como contó El Español. Robles y Bermejo coincidieron en Telemadrid y juntas escribieron en 1992 una biografía sobre Carmen Romero, mujer entonces de Felipe González, titulada 'La dama del PSOE'.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios