NUEVAS DECLARACIONES EN EL caso ausbanc

Pedraz imputa al cargo de Unicaja que avisó a Pineda de que estaba siendo investigado

El juez llama a declarar como investigado al dueño de la empresa de seguridad a la que recurrió Bernad para extorsionar a La Caixa a cambio de retirar la acusación a la Infanta

Foto: Luis Pineda, presidente de Ausbanc, en el momento de su detención (Efe).
Luis Pineda, presidente de Ausbanc, en el momento de su detención (Efe).

Nueva ronda de declaraciones del caso Ausbanc. El juez Santiago Pedraz ha llamado a declarar como imputado al patrono de la Fundación Unicaja, José Luis Gómez Boza, el supuesto autor del chivatazo al presidente de Ausbanc, Luis Pineda, al que presuntamente avisó de que estaba siendo investigado por la Audiencia Nacional. El magistrado también ha citado como imputado al empresario Lorenzo González Díaz, propietario de la empresa Seguridad LPM. Miguel Bernad, exsecretrario general del pseudosindicato Manos Limpias, reclamó dos millones de euros a La Caixa a cambio de retirar la acusación contra la infanta Cristina en el caso Nóos. Ese dinero, según Bernad, tendría como destinatario esa compañía.

La investigación relata cómo Pineda intentó negociar con Unicaja la posible retirada de la acusación contra el exprsidente de la entidad Braulio Medel en el caso de los ERE a cambio de publicidad en la supuesta organización de usuarios de banca. La relación de Unicaja con Pineda fue tan intensa que alguien de la entidad filtró al líder de Ausbanc que estaba siendo investigado después de que la UDEF reclamara a la entidad algunos datos sobre una cuenta de Pineda y le advirtiera de que las pesquisas estaban declaradas secretas. El supuesto autor de ese chivatazo, según los investigadores, fue José Luis Gómez Boza, patrono de la Fundación Unicaja.

El papel del segundo imputado, Lorenzo González Díaz, es fundamental para comprender el supuesto chantaje a la Fundación La Caixa para retirar la acusación contra la Infanta como colaboradora necesaria de los dos delitos fiscales atribuidos a su marido, Iñaki Urdangarin, en el caso Nóos. Los contactos se produjeron entre el propio secretario general del pseudosindicato, Miguel Bernad, y el director general de la fundación en la que trabaja Cristina de Borbón, Jaume Giró, Según la investigación, las conversaciones no prosperaron y el pago nunca se produjo. La UDEF considera que Seguridad LPM era en realidad una tapadera para que Bernad cobrar los dos millones que exigía como chantaje. 

Además de los dos imputados, el juez llama a declarar como testigos al empresario José María Mas Millet, que supuestamente intermedió con Manos Limpias para pactar la renuncia a la acusación de la Infanta y a Alberto García Sancho, el responsable de marketing del Grupo Volkswagen al que Pineda trató supuestamente de extorsionar a cambio de publicidad en los medios de Ausbanc. También comparecerá como testigo la directora de comunicación de la multinacional alemana y el del Santander, Manuel Cendoya. A tenor del sumario, Cendoya mantenía una reunión muy intensa con Pineda, al que el Santander pagaba al año un millón de euros al año para colocar anuncios en sus revistas.

El fiscal pide más documentación

Además de estas declaraciones, el fiscal pide documentación a diversos juzgados y tribunales sobre casos en los que actuó Manos Limpias. A la sección primera de la Audiencia de Palma, el tribunal del caso Nóos, le solicita todos los documentos relativos a la imputación de Antonio Ballabriga. Pineda y la abogada del pseudosindicato Virginia López Negrete reventaron una junta de accionistas del BBVA en la que reprocharon a la dirección del banco que mantuviera entre sus ejecutivos a un imputado en el caso de la Infanta.

También pide al juzgado 6 de Sevilla, el que investiga los ERE de Andalucía, para que le envíe copia de la imputación del presidente de Unicaja Braulio Medel y el posterior archivo de la causa contra él. También relcama lo actuado por el antiguo juzgado de Elpido José Silva contra el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa. En su declaración como testigo ante Pedraz, Blesa explicó que, en ese caso, el presidente de Ausbanc y la abogada de Manos Limpias López Negrete actuaron conjuntamente, lo que probaría las relaciones de ambos colectivos para exigir chantajes a cambio de buena reputación y favores judiciales.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios