caso ausbanc

Pedraz rechaza prohibir a Negrete salir de España al no haber riesgo de fuga

El fiscal y la acusación popular de Podemos habían pedido esa medida así como la obligación de comparecer cada 15 días en el juzgado

Foto: La abogada de Manos Limpias Virginia López Negrete, a su llegada esta mañana a la Audiencia Nacional. (Efe)
La abogada de Manos Limpias Virginia López Negrete, a su llegada esta mañana a la Audiencia Nacional. (Efe)

La petición de la Fiscalía de la Audiencia Nacional y de Podemos de prohibir salir de España y obligar a comparecer cada 15 días en el juzgado a la abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete por su implicación en el caso Ausbanc, ha caído en saco roto. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 considera que existen motivos bastantes para considerarla responsable de los delitos que se le imputan -básicamente su participación en varias de las extorsiones de Luis Pineda a varias entidades bancarias y a la Infanta Cristina en el caso Nóos- pero se niega a acordar esas medidas al considerar que no hay riesgo de que se fugue.

"Lo cierto es que no resulta oportuna la adopción de medida cautelar personal alguna en el sentido de poder evitar su sustracción a la justicia", explica el juez en su auto. El instructor argumenta que Negrete no solo tiene arraigo en España, donde vive y trabaja, "sino que la investigada compareció desde un primer momento al llamamiento judicial, prestando declaración y contestando a todas las preguntas del Ministerio Público y de las acusaciones, mostrando su disposición y voluntad de declarar de nuevo". 

Esa nueva declaración, según el auto de Pedraz, podría celebrarse si este juez decide hacerse cargo de las diligencias abiertas contra Negrete en el Juzgado de Instrucción 18 de Madrid (Plaza de Castilla), que ya se ha inhibido a favor de la Audiencia Nacional. Negrete está imputada en ese juzgado junto a Miguel Bernad por quedarse, supuestamente, con casi 110.000 euros de los afectados de Afinsa, la estafa piramidal filatélica. El titular del juzgado madrileño acusó además a la letrada de falsificar una de las facturas presentadas en el juzgado como coartada de su presunto delito.

López Negrete durante el juicio de la Infanta. (Efe)
López Negrete durante el juicio de la Infanta. (Efe)

La letrada de Manos Limpias aseguró en su declaración como imputada, celebrada ayer en la Audiencia Nacional, que desconoce si alguien hizo a su cliente, el pseudosindicato dirigido por Bernad, algún ofrecimiento económico para que retirara la acusación contra la infanta Cristina como cooperadora necesaria de los dos delitos fiscales durante el juicio del caso Nóos. Negrete afirmó que, si se hubiera producido, habría acudido al juzgado de guardia a denunciarlo. La abogada rechazó que formara parte de Manos Limpias y señaló que sólo representó a esa organización de forma externa en el caso Blesa y en el de la hermana del Rey.

Negrete, según los informes policiales aportados a la causa, habría actuado conjuntamente con el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, y el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, en su estrategia de utilizar los tribunales para extorsionar a determinadas entidades bancarias. Uno de los indicios que demostrarían esa relación es el hecho de que Negrete acudiera junto a Pineda a una Junta General de Accionistas del BBVA de 15 de marzo de 2013 para presionar a la entidad por la presencia en sus órganos de gobierno de Antonio Ballabriga, para el que López Negrete había pedido la imputación en el caso Nóos. 

Miguel Bernad. (Efe)
Miguel Bernad. (Efe)

Ayer, ante el juez Pedraz, la abogada aseguró que acudir a esa junta con Pineda "fue un error" y que solo lo hizo porque así se lo había ordenado su cliente, Manos Limpias. La abogada ha reconocido que cuando el instructor del caso Nóos José Castro levantó la imputación de Ballabriga en octubre de 2012, no recurrió esa decisión. Sin embargo, la víspera de de la junta de accionistas, el 14 de marzo de 2013, volvió a solicitarla. Cuando le preguntaron por qué no impugnó esa decisión del juez de Palma, contestó que no tenía suficientes argumentos. La nueva petición de imputarlo, según la letrada, se debió a los correos aportados después al caso por el socio de Urdangarín, Diego Torres. 

El hecho de que lo hiciera justo antes de la junta de accionistas, según López Negrete, se debió a "una casualidad", según fuentes presentes en el interrogatorio. También lo fue el hecho de que tanto Pineda como ella viajaran ese día a Bilbao, el lugar donde se celebró la reunión, en el mismo avión y se alojaran en el mismo hotel, según su declaración.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios