la udef acredita sus vínculos con la trama

López Negrete usó Manos Limpias para ir a por el funcionario que inhabilitó a Ausbanc

La directora jurídica de Manos Limpias participó en una operación de Luis Pineda para atacar al funcionario que expulsó a Ausbanc del Registro de Asociaciones de Consumidores

Foto: La abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete. (EFE)
La abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete. (EFE)

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz acordó este lunes imputar a la abogada Virginia López Negrete en el caso Ausbanc-Manos Limpias, tras recibir un demoledor informe de la UDEF que ha revelado su implicación directa en la trama que lideraban el secretario general del sindicato de funcionarios, Miguel Bernad, y el presidente de la falsa asociación de usuarios de banca, Luis Pineda. El auto de imputación hace hincapié en los vínculos de López Negrete con presuntos chantajes relacionados con BBVA y el caso Nóos, adelantados por El Confidencial, pero la letrada también participó en una operación para atacar al funcionario que cerró el grifo de Ausbanc.

Así consta en el último informe remitido por la UDEF al Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, según fuentes cercanas al caso consultadas por este diario. Los investigadores han descubierto que la letrada utilizó en 2013 a Manos Limpias para tratar de atacar en los tribunales al alto cargo del Ministerio de Sanidad y Consumo que en 2005 dictaminó que Ausbanc debía ser expulsada del Registro Estatal de Asociaciones de Consumidores y Usuarios, por actuar como una empresa privada y no representar realmente los intereses de los usuarios de banca. La medida provocó automáticamente que Ausbanc dejara de recibir suculentas subvenciones públicas y también le impidió personarse como acusación popular en nombre de los consumidores, el instrumento que utilizaba masivamente Pineda para exigir pagos a bancos, aseguradoras y todo tipo de grandes compañías.

El blanco de Ausbanc era Fernando Puig de la Bellacasa, un integrante del Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado que en 2004 fue nombrado subsecretario de Sanidad y Consumo por la exministra y exvicepresidenta del Gobierno Elena Salgado. Tras la expulsión de Ausbanc, Pineda y sus colaboradores sometieron a Puig a una intensa campaña de desprestigio, utilizando como coartada que su ministerio no había actuado con diligencia en la supervisión de Fórum y Afinsa. Todas las delegaciones territoriales de Ausbanc se volcaron en pedir “la dimisión o el cese” de Puig por su presunta relación con el escándalo de los sellos.

López Negrete usó Manos Limpias para ir a por el funcionario que inhabilitó a Ausbanc

Las presiones no dieron resultado. Puig no abandonó el Ministerio de Sanidad hasta que en 2007 fue ascendido por Salgado al cargo de secretario de Estado de Cooperación Territorial. Pero la UDEF ha descubierto ahora que Pineda siguió maniobrando hasta 2013, ocho años después de la expulsión de Ausbanc del registro de consumidores, para tratar de cobrarse la cabeza de Puig, y que contó con la colaboración de López Negrete para intentar conseguirlo.

Fuentes cercanas al caso precisan a este diario que los expertos en delitos económicos de la Policía han encontrado correos en los ordenadores y soportes de almacenamiento informático que había en las oficinas de Ausbanc y que revelan que la cúpula de la falsa asociación de usuarios de banca se cruzó correos con López Negrete en mayo de 2013, para tratar de impulsar un procedimiento contra Puig en los Juzgado de Plaza de Castilla. Los presuntos miembros de la trama no abordan el motivo exacto del contencioso, pero todas las conversaciones giran sobre el antiguo alto cargo del Ministerio de Sanidad, destinado desde 2012 en el Consejo Superior de Deportes (CSD). De hecho, los correos tenían como asunto el nombre y el primer apellido del funcionario.

El principal interesado en el ataque era Pineda, pero las comunicaciones indican que el procedimiento fue impulsado por Miguel Bernad y que López Negrete, que se presentaba como directora jurídica de Manos Limpias, participó en la operación. Es decir, que ambos pusieron el supuesto sindicato de funcionarios al servicio de los intereses de Ausbanc, a pesar de que eran entidades supuestamente independientes y perseguían fines distintos. El episodio también ilustra, a juicio de los investigadores, la intensa relación de la encargada de ejercer la acusación popular de Manos Limpias en el caso Nóos con las presuntas extorsiones que habría perpetrado este grupo utilizando los tribunales como elemento de presión.

Ausbanc logró en 2012 ser inscrita de nuevo en el Registro de Asociación de Consumidores, empezó a recibir otra vez subvenciones de las administraciones públicas y recuperó la capacidad para representar a usuarios en procesos judiciales. Sin embargo, fue expulsada definitivamente en mayo de 2014 tras confirmarse que solo era una tapadera para ocultar el lucrativo negocio que había montado Pineda, chantajeando a todo tipo de empresas, instituciones y particulares. La investigación de la Audiencia Nacional está ahora poniendo nombres y cifras a las víctimas que ha dejado Ausbanc en sus 30 años de historia.

Con el informe de la UDEF como referencia, Pedraz acordó este lunes citar a declarar a López Negrete en calidad de investigada (antigua imputada) el próximo 27 de septiembre. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios