LA RESACA DE LA ENTREVISTA EN 'SALVADOS'

Page acusa a Sánchez de "trabajar para Podemos" y buscar un PSOE "filonacionalista"

El presidente manchego se felicita de que el programa haya abierto los ojos a militantes y votantes. Insiste en que el PSOE tiene un "espacio propio" y ha de recuperar su "vocación mayoritaria"

Foto: El presidente manchego, Emiliano García-Page, el pasado 28 de octubre en un foro en Cuenca.
El presidente manchego, Emiliano García-Page, el pasado 28 de octubre en un foro en Cuenca.

A la gestora del PSOE y a los barones que orbitan en torno a ella les gustó la entrevista de Pedro Sánchez en 'Salvados'. Más aún, les entusiasmó. Sobre todo porque entienden que el ex secretario general se "retrató" a sí mismo y les aporta munición suficiente para atacarle. Máxime cuando los sanchistas han rehusado defenderle porque no les convenció su charla con Jordi Évole en 'prime time'

Susana Díaz encarriló el mensaje del día al subrayar que ahora toca reconstruir el PSOE al margen de "proyectos personalistas". Y siguió el presidente manchego, Emiliano García-Page, mucho más claro que la jefa de la Junta. Algo lógico, porque él se juega mucho menos que ella. Sin pelos en la lengua, el dirigente acusó a Sánchez de estar "trabajando para Podemos" y de pretender hacer del PSOE un proyecto "filonacionalista". Y el PSOE, vino a decir, es otra cosa. 

Son varios los responsables socialistas que han coincidido desde el domingo en un mismo diagnóstico: que el ex secretario general se ha situado "fuera" del partido. Fue la expresión que empleó el lunes la eurodiputada Elena Valenciano, y la que subyace tras otras declaraciones públicas. También tras las de Page este miércoles, tras la reunión de su Consejo de Gobierno en Molina de Aragón (Guadalajara). Con sorna, el presidente comentó que la de Sánchez con Évole fue una "buena entrevista", "elocuente", porque "muchísima gente, muchos militantes y votantes del PSOE están empezando a entender algunas de las cosas que han pasado", hasta el punto de que no tendría "ni el más mínimo inconveniente" en que se "repusiera cada media hora", porque es "clarificadora" y confirma, a su juicio, las advertencias que dirigentes como él venían lanzando. Hasta el punto de que la conversación "emparentaba muy bien" con el nombre del programa, 'Salvados'. Como si el PSOE necesitara salvarse de las garras de su jefe de filas. 

"Es como si en un momento determinado nos hubiéramos salido del camino y nos hubiéramos metido en un pedregal", dice de la 'era Sánchez'

Porque Page, como el aragonés Javier Lambán, el extremeño Guillermo Fernández Vara o la propia Díaz, ya había expresado su convicción de que Sánchez quería 'adulterar' el proyecto socialista, sin importarle pactar con las formaciones independentistas para lograr el Gobierno. El exlíder aseguró en La Sexta que sí hubo "conversaciones" con ellas, pero que al final su ambición de construir un Ejecutivo alternativo al de Mariano Rajoy fue boicoteada por Díaz, los grandes del Ibex y en particular Prisa. Y los barones estaban igualmente convencidos de que Sánchez buscaba un PSOE casi subalterno de Podemos. Él mismo defendió en televisión que convenía a los socialistas "trabajar codo con codo" con la formación de Pablo Iglesias, mirarla "de tú a tú".  

Page acusa a Sánchez de "trabajar para Podemos" y buscar un PSOE "filonacionalista"

Evitar la "bilis"

El presidente manchego subrayó que el PSOE necesita "mirar hacia delante", "evitar recrearse en la bilis y en sus propios problemas" para reconstruirse como un "proyecto mayoritario" y salir "reforzado" de su crisis. Esa expresión es clave. Porque los barones interpretan que Sánchez quiere reconvertir el PSOE en un proyecto izquierdista e incapaz de conectar con las "mayorías sociales", cuando este es su camino natural, el que debe retomar. "Es como si en un momento determinado, no sé cuándo, nos hubiéramos salido del camino y nos hubiéramos metido nosotros solos en un pedregal —dijo, aludiendo a la etapa de Sánchez al frente del PSOE—. No me gusta que haya dirigentes políticos, lo digan en entrevistas o en privado, que sientan resignación a perder siempre contra el PP o que se sientan acomplejados, y peor aún, trabajando para Podemos. Esto en ningún caso. El PSOE tiene un espacio propio de vocación mayoritaria, en el que se tiene que sentir a gusto quien nos vota y mucha gente que no lo hace pero entiende que ese es un proyecto de transformación moderada en actitudes y talantes, pero de grandes cambios que necesita el país". Estos, los grandes cambios, "nunca vienen de revoluciones", argumentó, sino que llegan por la vía de los "acuerdos, de la moderación", para lo que se exige "mucho coraje". 

Page advierte del rumbo del partido: "No creo que el PSOE pueda ni deba evolucionar hacia planteamientos filonacionalistas de ningún tipo"

Segundo elemento nuclear para Page: un PSOE sin tentaciones nacionalistas. A los dirigentes socialistas, alineados o no con Sánchez, les dejó boquiabiertos que el exlíder definiera a Cataluña como "nación" y hablara de España como "nación de naciones". Básicamente porque nunca había dicho nada semejante en sus dos años de mandato. De ahí que esta misma mañana Valenciano se preguntara, en una entrevista en 'Al rojo vivo' (La Sexta), si el verdadero Sánchez es "el de Évole o el de antes de Évole". De cualquier modo, los barones y la gestora rechazan el guion territorial marcado por Sánchez el domingo. "El PSOE de mañana no será un PSOE que dude de España y de los españoles. No creo que el PSOE pueda ni deba evolucionar hacia planteamientos filonacionalistas de ningún tipo", subrayó Page ante los periodistas.

El presidente manchego incidió en que el PSOE nació hace 137 años "para la gente", para procurar la "igualdad" de los ciudadanos, y no para lo contrario. Entiende que haya partidos en España que busquen la independencia, a los que combate, o que sean nacionalistas. "Pero lo que no puede hacer ni el PSOE ni ningún partido hermano del PSOE es caer en el nacionalismo, porque ese no es el origen ni el fundamento de nuestra organización política". 

El papel del PSC

Este último mensaje iba dirigido al PSC, a quien acusó de haber "roto por completo el equilibrio" que existía con el PSOE. Que el 'consell nacional' del partido hermano ordenara a sus siete diputados en el Congreso desobedecer el mandato del comité federal es "grave", porque han votado en contra de la investidura de Mariano Rajoy "no por indisciplina individual, sino porque [el PSC] ha cambiado de obediencia". "Me duele muchísimo, porque creo en el PSC y en el papel histórico que ha jugado durante tantos años en España", apreció. Page fue más allá, al acusar a los socialistas catalanes de haber dejado "en papel mojado el protocolo de entendimiento con el PSOE" al no acatar la resolución del máximo órgano de poder. El presidente manchego apuntaba así a la necesidad de revisar el marco que regula las relaciones de los dos partidos, y a la posibilidad de que los casi 18.000 militantes del PSC no puedan elegir al líder del PSOE. 

Page ve "grave" la desobediencia en bloque del PSC y lo acusa de haber dejado "en papel mojado el protocolo de entendimiento con el PSOE"

Page distinguió el caso del PSC del resto de diputados díscolos que votaron no, "gente que merece respeto" y que ha "sufrido". Aunque les enseñó la puerta de salida: "Si veo que el listón moral y la honorabilidad está en dejar el acta, me preocuparía más en pensar qué piensan los demás de mí que en lo que haga la gestora", indicó el dirigente manchego, que afeó a Sánchez que dejara a sus compañeros "colgados" al dejar el acta. 

Page acusa a Sánchez de "trabajar para Podemos" y buscar un PSOE "filonacionalista"

Elena Valenciano: Sánchez tenía una "agenda personal" que no conocía "nadie"

Elena Valenciano, eurodiputada socialista y una de las dirigentes recuperadas para la primera línea por la gestora, reconoció que no sabe cuál es el verdadero Pedro Sánchez, si "el de [Jordi] Évole o el de antes de Évole". Aunque la ex vicesecretaria general cree que tiene "todo el derecho" de competir por el liderazgo del partido, la entrevista del domingo en 'Salvados' no es a su juicio "el mejor mensaje", porque en ella se descubrieron "muchos elementos" que ignoraba el PSOE: "Él tenía una agenda personal que aquí no conocía nadie y no ha sido el mejor mensaje". 

Recordó que, por ejemplo, siempre defendió la 'Declaración de Granada' de 2013 como base del modelo territorial, y no se refirió a Cataluña como 'nación'. Como tampoco había hablado de trabajar "codo con codo" con Podemos. "Es un poco confuso", dijo Valenciano en una entrevista en 'Al rojo vivo'.

La eurodiputada señaló que puede comprender la "situación personal" de Sánchez, que quiera "quitarse algunas espinas", pero entiende "peor la parte política" y nada en absoluto la "teoría de la conspiración", la conjura de los poderes fácticos para impedir un Gobierno del cambio y derribarle de Ferraz. En ese sentido, recordó que el propio Sánchez había reiterado hasta ahora que el Ejecutivo del cambio fracasó porque "Podemos reventó esa posibilidad". 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios