movió el dinero en una furgoneta de prosegur

El Sepblac investigó a la embajada iraní por meter dos millones en efectivo en Bankia

El Sepblac investigó el pasado septiembre a la embajada de Irán en España tras detectar que la delegación diplomática quería ingresar dos millones en efectivo en una cuenta

Foto: Vista aérea de las instalaciones de la embajada de Irán en la calle Jerez de Madrid. (Google Maps)
Vista aérea de las instalaciones de la embajada de Irán en la calle Jerez de Madrid. (Google Maps)

El Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (Sepblac) investigó el pasado mes de septiembre a la embajada de Irán en España por un movimiento de fondos que activó todas las alarmas. Según han confirmado a este diario fuentes cercanas al incidente, que se había mantenido en secreto hasta ahora, los funcionarios del organismo dependiente del Ministerio de Economía detectaron que la representación diplomática de Teherán pretendía ingresar en una cuenta ordinaria de Bankia dos millones de euros en efectivo que supuestamente habían ocultado hasta ese momento en sus dependencias de la calle Jerez de Madrid.

Las pesquisas arrancaron cuando Bankia alertó al servicio antiblanqueo de que la embajada de Irán quería hacer una imposición en efectivo en una de sus oficinas de un importe tan elevado sin aclarar el origen del dinero, uno de los supuestos de lavado de dinero que contempla la Normativa de Prevención del Blanqueo de Capitales a la que están sujetas las entidades financieras. El dinero había sido trasladado hasta la oficina en un furgón de Prosegur pero los responsables de la delegación diplomática no ofrecieron a los empleados del banco una explicación convincente sobre la procedencia de los fondos ni tampoco sobre los motivos del ingreso.

Tras recibir el aviso, el Sepblac abrió una investigación para rastrear la trazabilidad del dinero, descartar su origen ilícito y garantizar que la operación no ocultara en realidad un blanqueo de capitales. Las fuentes consultadas aseguran que el incidente llegó hasta la cúpula del Gobierno por la relevancia del investigado y el comprometido contexto político en el que se produjo. Solo unos días antes se habían desplazado hasta Irán los ministros de Exteriores (José Manuel García-Margallo), Fomento (Ana Pastor) e Industria (José Manuel Soria) para reactivar las relaciones bilateras tras el fin del bloqueo impuesto al régimen islámico.

García-Margallo (3i), Ana Pastor (2i) y José Manuel Soria (i), durante el encuentro con el presidente iraní. (d)
García-Margallo (3i), Ana Pastor (2i) y José Manuel Soria (i), durante el encuentro con el presidente iraní. (d)

Según ha podido saber El Confidencial, la embajada de Irán alegó ante los investigadores del Sepblac que el dinero en efectivo había sido remitido por su Gobierno y que el objetivo del ingreso era sufragar la compra de unos terrenos para la delegación diplomática. La compra generó dudas porque la representación iraní ya dispone en una de las zonas más exclusivas de Madrid de una amplia finca con hasta cuatro edificios oficiales. Pero, con la intermediación del Ejecutivo de Rajoy, el expediente se acabó archivando tras aceptar las explicaciones de la embajada y se mantuvo en el más absoluto secreto.

Un inmueble comprado de 2014

Un portavoz oficial de la delegación iraní ha admitido el incidente, pero ha negado cualquier tipo de irregularidad. “Esta embajada adquirió un inmueble en septiembre de 2014 en el marco de una compra transparente y legal con la autorización de autoridades competentes de España, para uso oficial de la embajada, cuyo precio fue pagado desde sus propios fondos legales y a través de canales oficiales bancarios”, zanjó el portavoz mediante un correo electrónico.

Oficina de Bankia. (EFE)
Oficina de Bankia. (EFE)

No es la primera vez que la red de embajadas de Irán es investigada por una operación de este tipo. Ecuador inició un procedimiento por blanqueo en 2011 tras detectar que el máximo representante de Teherán en el país, Majid Salehi, había realizado dos ingresos en efectivo por un valor total de 1.860.000 dólares (1,66 millones de euros al cambio actual) en una oficina del banco Cofiec en Quito. Salehi explicó que el dinero procedía directamente de Irán, como sostuvo la embajada en Madrid para justificar un ingreso de una cantidad similar. Pero la entidad ecuatoriana fue sancionada por haber aceptado el dinero sin revisar su origen y destino. De hecho, la operativa solo trascendió gracias a un escándalo que afectaba a Cofiec. Por contra, en el caso español, fue Bankia quien activo el protocolo antiblanqueo.

Investigación sobre Podemos

El incidente de España se produjo curiosamente solo tres meses antes de las elecciones generales. Como reveló este diario el pasado enero, la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional está investigando la presunta financiación irregular de Podemos a través de las productoras de televisión que utiliza Irán para emitir en territorio español su cadena oficial en castellano HispanTV. Los documentos de inteligencia que tiene la UDEF en su poder concluyen que la formación que lidera Pablo Iglesias habría recibido hasta cinco millones de euros del régimen de Teherán para costear la creación del partido y también su actividad ordinaria durante sus primeros meses de vida. Los expertos en delitos económicos de la Policía ya han solicitado información a la Agencia Tributaria y están en contacto con la Fiscalía Anticorrupción para avanzar en las indagaciones. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios