Los pactos anti-PP animan al Grupo Popular

Rajoy acusa a Sánchez de haber entregado Madrid y el PSOE a la izquierda extremista

La intervención del presidente del Gobierno ha levantado a sus parlamentarios del asiento para aplaudir sus ataques al jefe del principal partido de la oposición, Pedro Sánchez

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), durante su intervención en la sesión de control al Ejecutivo. (EFE)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), durante su intervención en la sesión de control al Ejecutivo. (EFE)

Los pactos anti-PP en toda España han estimulado el ánimo o el instinto de supervivencia de Mariano Rajoy y de sus diputados en el Congreso. Como en los grandes debates, la intervención del presidente del Gobierno ha levantado a sus parlamentarios del asiento para aplaudir sus ataques al jefe del principal partido de la oposición, Pedro Sánchez, acusado de llevar al PSOE a la izquierda más radical y de entregar los ayuntamientos de grandes ciudades a grupos extremistas.

Rajoy acusa a Sánchez de abrir las puertas de los ayuntamientos a partidos extremistas, radicales o a…

“El responsable de los espectáculos que ya dan en Madrid esos concejales no son ellos, es usted que ha convertido el PSOE en un partido de izquierda radical y alejado de la realidad”, ha soltado Rajoy a Sánchez en el pleno de control al Gobierno después de que éste le planteara como cuestión del día el hecho de que el presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, se haya declarado votante del PP.

Las ovaciones de los diputados del Grupo Popular, puestos en pie para aplaudir, ni siquiera dejaban oír las últimas palabras de Rajoy. Sánchez le había dicho que el único cambio de Gobierno que interesa a los españoles es que él se vaya del Ejecutivo. La frase dio pie al aludido para responder que lo último que desean los ciudadanos es que vuelvan al poder los que “generaron 3,4 millones de parados, seis años de recesión económica” y los que colocaron a España “al borde de la quiebra” y del rescate por la UE.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE)
El líder del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE)

Luego vinieron las alusiones a los pactos de Sánchez con Podemos, Compromís, BNG, CHA y demás partidos de extrema izquierda, locales o de ámbito nacional, que incluyen el aval al acuerdo entre el PNV y Bildu para dejar al popular Javier Maroto fuera de la alcaldía de Vitoria. "El único cambio que no esperan de ninguna de las maneras los españoles es el que pueda provocar una persona que, después de haber dicho lo contrario en todos los foros durante semanas, se ha aliado con partidos extremistas, radicales y a las órdenes de Venezuela", exclamó Rajoy.

El presidente del Gobierno aludió al “espectáculo” que dan en el ayuntamiento de Madrid los concejales de Podemos y Manuela Carmena con sus famosas frases en las redes sociales (Guillermo Zapata y Pablo Soto), sus imputaciones por el asalto a capillas (Rita Maestre) o su historial en los movimientos antisistema. Pero remachó con que el principal responsable no son esos ediles, sino de quien se ha saltado con sus alianzas “la voluntad democrática de los españoles”, por la falta de respeto a la lista más votada en las grandes ciudades y por llevar al PSOE a la izquierda más radical. “Usted es el culpable”, sentenció Rajoy.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios