fue acusada de un "delito de desobediencia"

La Audiencia celebrará la vista por la fuga de Aguirre el 29 de abril, en plena campaña

Se trata de una vista en la que el tribunal estudiará los recursos interpuestos tanto por la Fiscalía como por la acusación contra el archivo acordado por el juez de Madrid Carlos Valle

Foto: Esperanza Aguirre, en una imagen de archivo (EFE)
Esperanza Aguirre, en una imagen de archivo (EFE)

La Audiencia Provincial de Madrid celebrará la vista contra el archivo por la fuga de la presidenta del PP madrileño y candidata al Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, el próximo 29 de abril, según ha podido saber El Confidencial de fuentes jurídicas. La vista será celebrada por la Sección Sexta del tribunal, la misma que ya obligó al juez instructor a investigar a la dirigente 'popular' por un delito de desobediencia.

Se trata de una vista en la que el tribunal estudiará los recursos interpuestos tanto por la Fiscalía como por la acusación contra el archivo acordado por el juez de Madrid Carlos Valle, quien consideró que no había indicios suficientes para llevar a Aguirre a juicio por darse a la fuga de unos agentes de Movilidad y de la Policía Municipal mientras estaba siendo multada por aparcar en un carril bus en plena calle Gran Vía de la capital.

Este acto se celebrará en plena campaña electoral en la que Aguirre será protagonista como candidata al Ayuntamiento de Madrid. A pesar que se suele evitar tomar decisiones que afecten a la vida política en época de elecciones, el asunto de la fuga de Aguirre, que se llevó por delante la moto de uno de los agentes, es una actuación particular de la candidata madrileña y no un asunto del partido ni relacionado con su actuación como presidenta de la Comunidad de Madrid.

La Sección Sexta ya obligó en una ocasión al juez instructor a investigar el asunto como un delito de desobediencia y no como un asunto de faltas, como pretendía Valle. En ese momento, este tribunal ya señaló que la conducta de Aguirre durante el incidente hizo que incurriera en una desobediencia "tenaz, contumaz, rebelde, decidida y terminante" que estuvo representada por múltiples actos concretos. En ese momento, el tribunal consideró que los hechos debían ser instruidos en "el marco de las diligencias previas del procedimiento abreviado por revestir provisionalmente los indicados hechos caracteres de un posible delito de desobediencia a los agentes de la autoridad" del artículo 556 del Código Penal.

Precisamente, en base a este auto, Valle archivó el asunto al entender que no podía ir a juicio por un delito de desobediencia y la Sala no le permitía proceder contra Aguirre por una falta.

Sin embargo, la Fiscalía recurrió su decisión al sostener que la desobediencia de la 'popular' había sido evidente aunque por la gravedad debía ir enjuiciada como falta. Pero se opone a la versión del instructor de que la Sala impidiera sentarla en el banquillo por una falta por desobediencia leve. Le ordenó que investigara por un delito pero si al final de la instrucción consideraba que no había suficientes indicios para ello se le podía enjuiciar por una falta. El Ministerio Público entiende que hay indicios suficientes que demuestran que la dirigente popular desobedeció las órdenes de los agentes de Movilidad primero y de la Policía Municipal después, y se marchó mientras estaba siendo multada. Aun así, sigue manteniendo que esa desobediencia es leve y debe ser juzgada como una falta y no como un delito.

 Fiscal y acusación recurren el archivo

En su recurso, la fiscal hizo un duro alegato contra el auto del instructor, quien entendió que Aguirre no debe responder de los hechos ocurridos en abril del pasado año. Una de las causas por las que acordó el sobreseimiento del asunto es porque Valle consideró que había habido contradicciones tanto entre los agentes de Movilidad y la propia Aguirre como entre los primeros con los policías municipales que presenciaron los hechos. Sin embargo, la Fiscalía sostiene que “no se puede dar el mismo valor probatorio a las declaraciones de los denunciantes y denunciados por los específicos derechos que asisten  a unos y a otros”. Lo cierto, añade, “es que la cuestión nuclear se centra en que la denunciada fue requerida para que presentara la documentación del vehículo que no se encontraba en la carpeta que les entregó en primer lugar, a lo que la misma manifestó que se iba, reiterándole los agentes que no se fuera, frente a lo cual subió a su vehículo e inició la marcha, desatendiendo así la orden de los actuantes”.

Para el fiscal, con las pruebas practicadas en la instrucción, hay indicios de que Aguirre, tras maniobrar para abandonar el lugar, “golpeó y tiró la motocicleta” del agente de Movilidad y continuó su trayectoria sin detener el vehículo hasta llegar a su domicilio.

Uno de los agentes que intervinieron en la denuncia, y a quien Aguirre tiró la moto, ha solicitado que se reabra el caso y se siente a la candidata 'popular' por un delito de desobediencia. Además, acusa en su recurso que el magistrado ha dado un trato de favor a Aguirre por el hecho de ser quien es. “Nos planteamos si en otro caso o situación esta parte se vería obligada a presentar este recurso. Entendemos que la denunciada no puede ser, como al parecer puede ocurrir, tratada con una deferencia jurídica incompatible con el principio de igualdad ante la Ley que proclama nuestra Carta Magna, por muchos cargos públicos que haya ostentado o tenga previsión de ostentar”, recoge su escrito.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios