Rajoy recupera el debate político: multiplica actos de partido y prepara rueda de prensa
  1. España
el pp intenta recuperarse ante las municipales

Rajoy recupera el debate político: multiplica actos de partido y prepara rueda de prensa

Rajoy se aplica la receta que extendió a los dirigentes del PP y a los ministros para paliar la impopularidad del Gobierno: salir a la calle y estar en los medios

placeholder Foto: El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy (c) durante la reunión del Comité Ejecutivo del PP (Efe)
El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy (c) durante la reunión del Comité Ejecutivo del PP (Efe)

Mariano Rajoy se aplica la misma receta que extendió a los dirigentes del partido y a los ministros para paliar la impopularidad del Gobierno: salir a la calle y buscar la presencia en los medios de comunicación para defender su labor y sus ideas. Al presidente del Gobierno se le acumulan a fin de año los actos de partido y prepara una conferencia de prensa para hacer balance del ejercicio, en principio para el 26 de este mes.

De vuelta de México, el jefe del Ejecutivo acude a un acto con empresarios este jueves, reúne el sábado en La Granja de San Ildefonso a sus barones y parlamentarios en homenaje a la Constitución, asiste el lunes a la tradicional cena del PP de Madrid y nombra el martes a su nuevo portavoz en el Congreso.

“Hay que trabajar para ocupar todos los espacios”. Ese fue la frase pronunciada por el jefe del Ejecutivo en la última reunión del comité ejecutivo del PP para animar a los suyos a entrar en campaña. Rajoy pedía que pasaran a la ofensiva política ante las pésimas perspectivas electorales que apuntan las encuestas, más los informes sobre desmovilización y desmoralización de las bases que hacen llegar los responsables locales del partido.

Los éxitos frente a la crisis económica, el saneamiento de las cuentas públicas y los primeros datos de recuperación y crecimiento del empleo no rebajan la impopularidad del Gobierno y de su presidente, según constatan en La Moncloa y en la sede del partido. Con la macroeconomía no basta para cambiar la tendencia y en medios del PP admiten que es posible que tampoco con los primeras rebajas de impuestos que los ciudadanos empezarán a comprobar en enero.

El objetivo de reconciliarse con la mayoría social de 2011

La conclusión entre los dirigentes del PP es que les toca recuperar el debate político y buscar la reconciliación con la amplia mayoría social que les llevó al poder hace tres años. La teoría de Rajoy, como la de todo inquilino de La Moncloa cuando se tuercen las encuestas, es que sus ministros y su partido no saben vender bien los logros del Ejecutivo. La novedad aportada por el actual presidente del Gobierno es que ni antes de ganar las elecciones ni después ha dado mayor importancia a la llamada “política de comunicación”.

Desde septiembre, Rajoy intenta recuperar la iniciativa política, pero los casos de corrupción como el destapado en la Operación Púnica o la escalada del desafío separatista de Artur Mas, le han paralizado o contrariado en sus planes para recuperar una “normalidad institucional” que hiciera posible que el mensaje de la recuperación económica calara en la opinión pública.

Con el pleno del Congreso donde defendió personalmente sus medidas contra la corrupción o el acto de apoyo al PP catalán que presidió en Barcelona, el presidente del Gobierno intenta paliar el desprestigio de la actividad política y dar moral a quienes se enfrentan más directamente al secesionismo en Cataluña. Pero en clave de partido también procura frenar ese acusado desgaste de imagen de todo el partido que amenaza en primera instancia a los dirigentes del partido que se examinan ante las urnas en las elecciones municipales y autonómicas de mayo próximo.

Rajoy da ahora respuesta a esas inquietudes con un amplio programa de presencia en actos del partido después de casi tres años de abandono para consagrarse a la respuesta a la crisis económica. Visto que se queda solo en la defensa de la Constitución ante el empeño de Pedro Sánchez en proponer su reforma, el Partido Popular aprovechará para presentarse como garante de la estabilidad política y del régimen de 1978.

Con ese fin, la dirección del PP ha convocado para este sábado a sus presidentes regionales, diputados y senadores de toda España en La Granja de San Ildefonso para proclamar su compromiso con la unidad de la nación y la vigencia de la ley de leyes que ha dado a España el periodo de libertad y prosperidad más largo de su historia.

Cena con Aguirre y González, pero sin candidatos

Este jueves, de vuelta de la Cumbre Iberoamericana celebrada en México, Rajoy participa en el el Encuentro Empresarial sobre el Plan Estratégico de Internacionalización y Mercados Prioritarios, de nuevo para promocionar la recuperación económica. Además, el lunes tiene comprometida su asistencia a la tradicional cena de Navidad del PP de Madrid que este año se celebra en Alcobendas con Esperanza Aguirre e Ignacio González de anfitriones.

El presidente del Gobierno acude al acto, con cientos de militantes, sin haber desvelado su decisión sobre la candidatura del partido a la Alcaldía y a la Comunidad. Para esa noche en el Grupo Popular del Congreso esperan saber quién será su nuevo portavoz, dado que al día siguiente están convocados los diputados para dar el visto bueno a quien proponga su jefe, Rajoy.

Además de los actos de partido, en la Moncloa preparan una conferencia de prensa del presidente del Gobierno para que haga balance del año, con exposición previa primero y preguntas después. No tiene fecha concreta fijada, aunque en fuentes gubernamentales apuntan a que lo más probable es que se convoque para el 26 de diciembre, después del Consejo de Ministros de ese viernes.

Mariano Rajoy Moncloa Elecciones Municipales y Autonómicas 2015 Operación Púnica Artur Mas Recuperación económica Macroeconomía
El redactor recomienda