asumió OPERACIONES DE BANCAJA Y Las renovó

Bankia dio al Valencia C.F. 600 millones en créditos y avales por "repercusión social"

El Valencia es uno de los peores clientes que ha tenido Bankia, pero el Consejo de Administración siguió surtiendo de euros las arcas del club

Foto: José Luis Olivas (Bancaja) y Rodrigo Rato (Caja Madrid), ambos imputados en el caso Bankia (EFE)
José Luis Olivas (Bancaja) y Rodrigo Rato (Caja Madrid), ambos imputados en el caso Bankia (EFE)

La disección del colapso de Bankia en la Audiencia Nacional está permitiendo conocer las dudosas operaciones de financiación que la entidad firmó con empresas e instituciones que no estaban en condiciones de devolverle los fondos que les prestaba. El Valencia C.F. es, sin duda, uno de los peores clientes que haya tenido nunca Bankia, pero el Consejo de Administración que encabezaba Rodrigo Rato decidió seguir surtiendo de euros las arcas del club hasta el último momento apelando a argumentos tan abstractos como el “impacto reputacional” y la “importante repercusión social” de esas operaciones. Según las actas de los comités delegados de riesgos de BFA-Bankia de los meses previos a su nacionalización en mayo de 2012, a las que ha tenido acceso El Confidencial, la entidad llegó a concederle al Valencia C.F. créditos y avales por un importe superior a 600 millones de euros. De ellos, al menos 306 millones aún no han sido recuperados por la entidad que ahora preside José Ignacio Goirigolzarri.

La mayoría de las operaciones fueron heredadas por Bankia tras haber sido concedidas previamente por Bancaja, una caja de ahorros que en 2010 concentraba el 57% de sus sucursales y el 61,5% de su volumen de negocio en las tres provincias de la Comunidad Valenciana. Sin embargo, la entidad resultante de la fusión mantuvo la financiación del club e incluso la amplió en 2011, en plena restricción del crédito y con el mercado inmobiliario todavía en caída libre. Tanto el último presidente de Bancaja, José Luis Olivas, como Rato se encuentran imputados en el procedimiento de la Audiencia Nacional que investiga el proceso de fusión de Bankia y su posterior salida a bolsa. 

Préstamos de hasta 200 millones

Las actas de la Comisión Delegada de Riesgos prueban que Bankia decidió continuar financiando al Valencia C.F. a pesar de la complicada situación en la que se encontraban las finanzas del banco. En una reunión celebrada el 30 de junio de 2011, sólo tres semanas antes de que Bankia debutara en el mercado bursátil, su órgano de control aprobó la “reestructuración de la deuda asociada al proyecto del nuevo estadio” del club; la concesión de créditos de “financiación a los accionistas de la sociedad vehículo Newcoval”, creada supuestamente para modificar el proyecto del nuevo Mestalla y exprimir su rentabilidad; y la “renovación de la financiación de circulante del Valencia C.F. S.A.D”. En total, en una sola sesión, los directivos de Bankia concedieron fondos al equipo de la capital del Turia que ascendían a 626.520.000 euros.

El arquitecto del proyecto original del Nuevo Mestalla, durante la presentación del ajuste del proyecto. (EFE)
El arquitecto del proyecto original del Nuevo Mestalla, durante la presentación del ajuste del proyecto. (EFE)
En concreto, en la parte de la reestructuración de la deuda asociada al nuevo estadio, los directivos de Bankia otorgaron al club un préstamo bilateral de 200 millones de euros (al que luego se subrogaría la sociedad Newcoval), otro de 195 millones, una línea de derivados de 29.250.000 euros, una cuenta de crédito de 35 millones, un préstamo-crédito de 40 millones a Newcoval, una línea de avales a la misma sociedad de 30 millones y una cuenta de crédito también a Newcoval de otros 43 millones. En total, los miembros del comité de riesgo validaron transferir hasta 572,2 millones a mercantiles vinculadas con el club de fútbol.

En cuanto a la concesión de fondos para las sociedades que formaban parte de Newcoval, la Comisión Delegada de Riesgos de Bankia dio su visto bueno en esa misma sesión a que las mercantiles Costa Eboris S.L. y Habitats del Golf S. L. se beneficiaran de sendos préstamos bilaterales de 15 millones de euros.

Y por último, los directivos de Bankia abordaron ese 30 de junio de 2011 la renovación de la financiación de circulante del Valencia C.F. El club consiguió en este tercer capítulo una cuenta de crédito de 19 millones de euros, una línea de anticipo de crédito de 1,5 millones, otra línea de confirming de 1,5 millones, una línea de comercio exterior de un millón de euros, una línea de descuento de 600.000 euros, cuatro líneas de descuento de 50.000, 60.000, 10.000 y 50.000 euros y otra línea de confirming para la tiendas oficiales del club de 500.000 euros.  

Operación “confidencial”

La información sobre el Valencia C.F. tratada ese día fue clasificada por los miembros de la Comisión Delegada de Riesgos como “confidencial” por las connotaciones políticas y sociales que implicaba la financiación del club. El directivo encargado de presentar las operaciones ante ese órgano del banco fue Juan Bartolomé, en aquellos momentos director de Recuperaciones y Gestión de Activos Inmobiliarios. Todos los miembros de la comisión decidieron respaldar su propuesta.

Vista general del nuevo estadio de Mestalla. (EFE)
Vista general del nuevo estadio de Mestalla. (EFE)
Sólo un mes más tarde, el 26 de julio de 2011, la Comisión de Riesgos volvió a tratar las operaciones del banco con el Valencia C.F. En esa ocasión, la encargada de presentar la documentación sobre el club fue la exdirectora del Área de Riesgos de Bankia María Jesús de Jaén. Los integrantes del órgano de control de la entidad volvieron a apoyar la financiación del club.

“Todo justifica una opinión favorable”

El Valencia C.F. volvió a estar sobre la mesa de la Comisión de Riesgos por tercera y última vez antes de la nacionalización del banco el 1 de diciembre de 2011. El órgano de supervisión acordó convertir a la sociedad Newcoval en la última responsable de todas las operaciones de financiación de las que se había beneficiado hasta ese momento la sociedad principal del club para la construcción del nuevo estadio. El acuerdo incluía el traspaso a Bankia del actual campo de Mestalla.

La operación entrañaba tanto peligro para la entidad financiera que la Comisión de Riesgos quiso dejar constancia en el acta de esa reunión de que “el aumento de los riesgos se respalda con garantías (garantías reales, aprovechamientos urbanísticos, afección del IVA, etc.) y en las financiaciones en las que se mantiene como titular el Valencia C.F. se cuenta además con la garantía de abonos y derechos audiovisuales del club”. Es decir, que la entidad consideró garantías activos que aún no habían sido percibidos por el club. Pero la Comisión consideró que no había motivos reales para preocuparse por la devolución de los créditos, a pesar de que en aquellos momentos la deuda del equipo rondaba los 370 millones de euros. “Todo esto justifica una opinión favorable [a aprobar la financiación], con independencia del positivo impacto reputacional y su importante repercusión social”, concluyó la Comisión de Riesgos.

Vídeo de agradecimiento

El entonces presidente del club, Manuel Llorente, reaccionó a la decisión de Bankia difundiendo un vídeo con un mensaje a los seguidores del Valencia C.F.: “Tenemos que agradecer mucho a Bankia la aportación y el esfuerzo que está haciendo con el Valencia en esta operación y en esta financiación. Hoy sí hemos visto que Bankia apuesta por el Valencia y por el valencianismo. (…) Que sepa la afición que el Valencia tendrá uno de los mejores estadios de Europa”.

Declaraciones del expresidente del Valencia Manuel Llorente

Dos años y medio después de aquel vídeo, las obras del estadio siguen paralizadas y Bankia busca desesperadamente un comprador para quitarse de encima toda relación con el club. El Valencia C.F. adeuda en total al banco 306 millones de euros. 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios