El PP asume que Rajoy nombra como Aznar: espera que lance a Arias con Merkel
  1. España
la CDU pregunta en bruselas por mÉndez vigo

El PP asume que Rajoy nombra como Aznar: espera que lance a Arias con Merkel

El PP asume que Rajoy nombra como Aznar y espera que aproveche el congreso del PPE para lanzar a Arias Cañete en presencia de Angela Merkel

placeholder Foto: Mariano Rajoy (c) y Miguel Arias Cañete (i) (EFE)
Mariano Rajoy (c) y Miguel Arias Cañete (i) (EFE)

Los tiempos de Mariano Rajoy establecen que, después del debate sobre el estado de la nación (25 y 26 de febrero) y de la elección de Juan Manuel Moreno como nuevo presidente del Partido Popular andaluz (1-2 de marzo), le toca elegir al candidato para las elecciones europeas de mayo. Ahora los principales dirigentes del PP dan por hecho que aprovechará el congreso del Partido Popular Europeo (Dublín, 6-7 de marzo) para empezar la promoción de Miguel Arias Cañete.

En la gran asamblea de los populares, de donde saldrá su candidato para presidir la Comisión, manda Ángela Merkel y conviene aparecer con las figuras de peso como la canciller alemana o el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso. Pero en el PP sólo Rajoy conoce los planes definitivos. La designación de Moreno deja constancia de que va a ritmo particular, pero nombra a los principales cargos como hacía José María Aznar (por su cuenta) y aunque tenga delegado el control del partido en la secretaria general para el día a día.

El desafío separatista en Cataluña, el PP andaluz y elecciones europeas son los tres asuntos, y por ese orden, que Rajoy se ha propuesto encarrilar en estas semanas de arranque del año. Sigue su orden al pie de la letra. Empezó en la convención del PP catalán con el discurso que es su guion frente al reto de Artur Mas, se ha decidido luego por Moreno para relevar a Juan Ignacio Zoido y en estos días ya ha puesto en marcha los mecanismos internos de recogida de informes y evaluación para elaborar la lista para los comicios europeos.

Angela Merkel y José Manuel Durao Barroso. (Reuters)Si el ministro de Agricultura es el más que previsible cabeza de cartel, resulta fundamental que alguien con experiencia, conocimiento de la política europea y predicamento en el PPE le siga en la candidatura. Una vez que Arias Cañete se someta a la prueba de las urnas el 25 de mayo, está destinado en cuanto pase el verano a ser comisario o vicepresidente incluso si el Gobierno juega bien sus bazas y los resultados electorales (generales) acompañan.

El modelo de Loyola de Palacio y el papel de Méndez de Vigo

Según fuentes de los populares, Rajoy considera fundamental que España recupere el peso que tenía en las instituciones de la UE antes de la etapa de José Luis Zapatero y, amortizado Joaquín Almunia, quiere reforzar a toda costa la presencia de dirigentes populares en la Eurocámara, en la Comisión y en el Eurogrupo, donde pretende colocar a Luis de Guindos. Si Arias Cañete sigue el proceso de Loyola de Palacio (encabezó la lista del PP y luego fue vicepresidenta de la Comisión), el Grupo Popular europeo necesitará otro portavoz a partir de octubre que desempeñe un papel que Jaime Mayor Oreja no acabó nunca de cumplir como portavoz europeo.

Según dicen en el PP, la dedicación del exministro del Interior a la defensa de las ideas y principios democristianos y la obsesión por la cuestión terrorista (el “monocultivo” del que hablaban sus eurodiputados) dejó un vacío en la gestión del grupo y en las misiones de portavoz para asuntos comunitarios que Rajoy necesita cubrir dentro de esa ofensiva en la política europea. Las salidas al principio de la legislatura de los eurodiputados José Manuel García-Margallo e Íñigo Méndez de Vigo para ser, respectivamente, ministro y secretario de Estado de Asuntos Exteriores, acrecentó desde 2012 esa falta de peso de los populares en Bruselas.

Luis de Guindos (d) durante una reunión del Eurogrupo en Bruselas. (EFE)En medios de la Eurocámara corre la especie de que Méndez de Vigo puede volver a tener un puesto fundamental en Bruselas. Los representantes del partido de Merkel, hegemónico en un PPE con franceses e italianos muy a la baja, preguntan por esa posibilidad a los eurodiputados españoles. El hoy secretario de Estado se ocupaba de las relaciones con los alemanes hasta que fue reclamado por Rajoy para entrar en el Ejecutivo; ahora le echan de menos y confían en que vuelva a ser su interlocutor.

Todos los candidatos del PPE nombrados menos el español

Las elecciones europeas son importantes para el reparto interno de poder dentro del PPE. Sólo el partido de Merkel se presenta como claro vencedor de los comicios en su país y tiene la clave para nombrar al candidato de los populares para presidir la comisión. Aunque retroceda en las urnas tanto como pronostican las encuestas (de 24 a 18 escaños), el PP puede ser el segundo grupo ante la división de los polacos, las malas perspectivas de franceses y la crisis del partido de Berlusconi.

Al congreso de Dublín acuden todos los partidos miembros del PPE con su candidato europeo. Rajoy no lo llevará formalmente nombrado, pero en el grupo popular dan por hecho que aprovechará la asamblea y la presencia de Merkel y Barroso en la misma para el lanzamiento de Miguel Arias Cañete.

El ministro de Agricultura es un candidato de sobreentendido, que los principales dirigentes del partido y los ministros suponen que va a serlo. Él asegura que Rajoy no le ha dicho nada, pero al mismo tiempo reconoce que tiene todas las papeletas porque quiere ascender a la Comisión Europea. Según interpretan en el PP, si para el 7 de marzo en la capital irlandesa salta la sorpresa y Rajoy sigue sin señalar a nadie, querrá decir que prepara una crisis de Gobierno en toda regla y no sólo en la cartera de Agricultura.

Elecciones europeas Miguel Arias Cañete Jaime Mayor Oreja Juanma Moreno
El redactor recomienda