MONCLOA LE TELEFONEÓ AYER POR LA MAÑANA

Arenas convenció a Rajoy para colocar a su pupilo Moreno al frente del PP andaluz

... Y el casting se resolvió. Juan Manuel Moreno Bonilla (Barcelona, 1970) recibió una llamada de Moncloa a las nueve de la mañana. Rajoy quería que fuese el presidente del PP andaluz

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), y Javier Arenas. (EFE)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), y Javier Arenas. (EFE)

...Y el casting se resolvió. Recibió una llamada de Moncloa a las nueve de la mañana. Rajoy quería que fuese el presidente del PP andaluz. Juan Manuel Moreno Bonilla (Barcelona, 1970) llamó de modo inmediato a la dirección nacional. Plácet de Génova. Luego consiguió el apoyo personal –vía teléfono– de todos los presidentes provinciales del PP-A.

“Ha sido una sorpresa, sí. El lunes por la noche se empezó a encarrilar todo, pero hasta esta mañana no sabía nada”, confirman a este diario fuentes próximas al secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad. Sobre las 11 horas ya había reunido el respaldo orgánico suficiente para presentar los avales como candidato a la jefatura de los populares andaluces para el congreso de Sevilla de los próximos 1 y 2 de marzo.

Moreno Bonilla, la gran baza de Javier Arenas [su gran valor, junto a Soraya Sáenz de Santamaría, frente a María Dolores de Cospedal] para las elecciones autonómicas de 2016, como ya anticipó El Confidencial el 13 de junio de 2012, habló en esas dos horas con Juan Ignacio Zoido, alcalde de Sevilla, y actual presidente del partido en Andalucía, y José Luis Sanz, secretario general, aspirante negado tres veces por Rajoy. “José Luis le prometió respeto mutuo; se trataba de preparar una base sólida para que la candidatura tuviera viabilidad total”, ratifican fuentes próximas al número 2 de Ana Mato.

Foto de archivo de Juan Manuel Moreno.
Foto de archivo de Juan Manuel Moreno.
En la noche de ayer, Sanz aún meditaba si se presentaba o no al congreso a pesar de no contar de modo oficial con el respaldo de Génova ni de los presidentes provinciales. Hoy ha decidido no presentar su candidatura y apoyar a su rival.    En una nota, Sanz se mostró "convencido" de la capacidad de Moreno para "liderar un proyecto fuerte que responda a los retos de futuro en Andalucía". Moreno Bonilla tiene claro que establecerá “vías de colaboración abiertas” con el actual número 2 del partido en Andalucía, aunque no se han prometido cargos.

¿Posible ministro?

El dirigente del PP, con amplia experiencia en el aparato de Génova (trabajó durante muchos años en la séptima planta de la sede), seguirá en principio como secretario de Estado al menos hasta el cónclave que se celebrará en la capital andaluza. Su nombre también se había barajado como ministro en el caso de una hipotética remodelación de Gobierno, sobre todo si Mato forma parte de la candidatura a las elecciones europeas.

Fuentes políticas consultadas por este diario sostienen que Moreno Bonilla abandonará este cargo a principios de marzo para dedicarse a tiempo completo a recorrer Andalucía con el mismo modelo de Javier Arenas: tres provincias a la semana. “Sabe muy bien que se tiene que hacer muchos kilómetros si quiere ganar”, explican estas mismas fuentes.

“Cuando sea designado”, añade una persona de su confianza, “sólo puede estar en Andalucía de 8 de la mañana a 12 de la noche. No puede seguir de secretario de Estado. Le toca mucha carretera desde ya; la semana que viene hará muchos viajes, a ciudades grandes y pueblos pequeños, con públicos de todos los colores. Es un modelo que funciona”.

Dolores de Cospedal (c), Juan Ignacio Zoido (i) y José Luis Sanz. (EFE)
Dolores de Cospedal (c), Juan Ignacio Zoido (i) y José Luis Sanz. (EFE)
Moreno Bonilla se enfrenta a un partido dividido, preso del desánimo. Un miembro de la dirección del PP-A así lo reflejaba a El Confidencial el lunes por la noche: “Todas las provincias están histéricas, nadie se atreve a dar un paso. Esto es un descontrol absoluto”.

Y si ese es el panorama en Andalucía, en el partido la designación de Moreno ha dejado varias heridas. Todas las fuentes consultadas hablan de una nueva victoria de Javier Arenas frente a la secretaria general, María Dolores de Cospedal, que se precipitó hace unos días en dar por segura la elección de José Luis Sanz, algo que paró Rajoy.

Ahora, la ascensión de Moreno –un hombre criado a la sombra de Arenas y cuyo desparpajo y manera de desenvolverse le hacen parecerse hasta en las formas a su padrino político– supone una nueva muesca en la particular culata del expresidente del PP andaluz en su duelo con la secretaria general.

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios