Es noticia
Menú
La Policía 'tranquiliza' a Moncloa: transmite que la salida de la crisis calmará las calles
  1. España
LAS EUROPEAS "NO REAVIVARÁN" LA TENSIÓN

La Policía 'tranquiliza' a Moncloa: transmite que la salida de la crisis calmará las calles

La Policía cree que la recuperación económica tendrá un efecto balsámico y pondrá fin a dos años de movilizaciones a los que se ha enfrentado Rajoy

Foto: Manifestación en protesta por los recortes en educación en Madrid. (Efe)
Manifestación en protesta por los recortes en educación en Madrid. (Efe)

La Policía Nacional cree que la recuperación económica tendrá un efecto balsámico en las calles y pondrá fin a los dos años de movilizaciones a los que se ha enfrentado el Gobierno de Mariano Rajoy. Según fuentes policiales consultadas por este diario, los disturbios del barrio de Gamonal en Burgos y la subsiguiente expansión de esa protesta a otros puntos de la geografía española, así como las manifestaciones contrarias a la reforma de la Ley del Aborto que tuvieron lugar el pasado fin de semana, son sólo episodios aislados dentro de una clara tendencia de desmovilización que se prolongará hasta el final de la legislatura.

La información ya ha sido transmitida a La Moncloa por la Dirección General de la Policía Nacional. Según fuentes policiales, aunque los indicadores económicos que más influyen en la vida de las familias siguen siendo negativos, se espera que en las próximas semanas comiencen a producirse noticias positivas que mejoren la percepción a corto plazo de la situación económica. Y ese cambio de tendencia provocará, según los expertos policiales, que se diluya casi automáticamente el malestar que ha alentado la mayoría de las manifestaciones que se han registrado desde que el Partido Popular ganó las elecciones generales de 2011.

Según los expertos, ni siquiera las elecciones al Parlamento Europeo del próximo 25 de mayo, que en teoría deberían abrir una ventana de oportunidad para que desate una nueva oleada de protestas con el objetivo de influir en los resultados, suponen una amenaza capaz derevertir el agotamiento que ya han empezado a exhibir las movilizaciones.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ya ofreció alguna pista durante una comparecencia de prensa el pasado 29 de enero. Preguntado por si el Gobierno temía que los episodios de Gamonal se reprodujeran en los próximos meses, puntualizó primero que "el ministro del Interior, por principio, no teme nada”, para considerar después que sería “poco razonable” un aumento de la “conflictividad” cuando la economía española está mejorando.

Manifestación en Madrid de apoyo a Gamonal.  (Efe)Más protestas pero menos asistentes

Aunque en 2013 se batió un nuevo récord de protestas, con más de 44.000 manifestaciones en todo el territorio nacional (más del doble de las 18.422 contabilizadas en 2011), no llegó a cristalizarningún movimiento con la potencia necesaria como para poner en dificultades al Gobierno. Ni el 15-M de 2011 ni las protestas de Rodea el Congreso en septiembre de 2012 se reprodujeron el año pasado, entre otros motivos, por la división y radicalización de los grupos más contestatarios.

No era eso lo que esperabala Policía. La Dirección General advirtió al Gobierno a comienzos del año pasado de que se avecinaba una primavera caliente en las calles. Sin embargo, las previsiones no se cumplieron y sólo en julio se produjeron algunas protestas de baja intensidad por el repunte que experimentó el caso Bárcenas. El inicio de la legislatura, con protestas estudiantiles en Valencia y Barcelona, dos huelgas generales y las secuelas del 15-M, no ha tenido luego la continuidad que tanto temía el PP.

La tensión social se desploma

Las últimas manifestaciones ya han demostrado que la tensión social está perdiendo fuerza. A la vuelta del pasado verano se convocaron dos ambiciosas protestas contra la Monarquía (Jaque al Rey) y contra el Gobierno (Fuera la Mafia. Hola Democracia) que acabaron siendo un auténtico fracaso. Apenas lograron reunir a unas decenas de manifestantes. Los episodios de Gamonal reactivaron las protestas pero, fuera de Burgos, sólo lograron el respaldo de grupos extremos y minoritarios y las movilizaciones únicamente duraron unos días.

El pasado fin de semana se prolongó en Madrid la tendencia. La capital acogió tres marchas contra el Gobierno: una para Rodear Moncloa y exigir la dimisión de Rajoy; otra para denunciar las supuestas medidas represivas que está aplicando el Gobierno con leyes como la de Seguridad Ciudadana; y una tercera contra la reforma de la Ley del Aborto. A la primera, para la que habían sido activados 1.000 efectivos antidisturbios, no se presentó ningún manifestante. La segunda sólo fue secundada por colectivos antifascistas. Y la tercera se saldó, según los propios organizadores, con la asistencia de 15.000 personas.

Según las fuentes policiales consultadas, los expertos han concluido que esa tendencia se prolongará hasta las próximas elecciones generales. Los primeros síntomas de la recuperación económica pueden llegar conefectos colaterales positivos que no contemplaba el Gobierno.

La Policía Nacional cree que la recuperación económica tendrá un efecto balsámico en las calles y pondrá fin a los dos años de movilizaciones a los que se ha enfrentado el Gobierno de Mariano Rajoy. Según fuentes policiales consultadas por este diario, los disturbios del barrio de Gamonal en Burgos y la subsiguiente expansión de esa protesta a otros puntos de la geografía española, así como las manifestaciones contrarias a la reforma de la Ley del Aborto que tuvieron lugar el pasado fin de semana, son sólo episodios aislados dentro de una clara tendencia de desmovilización que se prolongará hasta el final de la legislatura.

Policía Nacional Moncloa Recuperación económica Mariano Rajoy Parlamento Europeo Mafia Ministerio del Interior
El redactor recomienda