Es noticia
Menú
El parón de la industria permite al Gobierno cumplir con Bruselas sin plan de ahorro de gas
  1. Empresas
La industria hunde su consumo un 40%

El parón de la industria permite al Gobierno cumplir con Bruselas sin plan de ahorro de gas

Enagás confirma un descenso del consumo de gas del 13% en las últimas semanas respecto de la media de los últimos cinco años, lo que supone un retroceso de más del doble de lo que exige la Comisión Europea (-6,4%)

Foto: La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, junto a la ministra de Industria, Reyes Maroto. (EFE/Emilio Naranjo)
La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, junto a la ministra de Industria, Reyes Maroto. (EFE/Emilio Naranjo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

España no tendrá que hacer nada para cumplir con la exigencia de la Comisión Europea de reducir casi un 7% el consumo de gas este invierno, con respecto al último lustro. El parón que está sufriendo la industria por los elevados precios de los hidrocarburos y la electricidad, y que está provocando una oleada de ERTE, supone un descenso del consumo de gas natural muy superior a lo que pactó el Ejecutivo con los responsables comunitarios.

Enagás registra una caída del consumo que fiscaliza Europa del 13% con respecto a la media de los últimos cinco años, según documentación del gestor técnico del sistema al que ha tenido acceso El Confidencial (ver cuadro).

La razón fundamental de la caída es un retroceso del 38% del consumo de gas en la industria. Del 1 de agosto al 18 de septiembre de 2022 se han consumido casi 10 TWh menos que hace un año.

placeholder Fuente: Enagás.
Fuente: Enagás.

Frente a ello, las pymes y los consumidores domésticos tan solo han rebajado el gasto de gas natural 0,29 TWh, aunque en relativo representa una caída del 14% con respecto al mismo periodo del año anterior. Sobre este segmento estaba dirigido el primer paquete de medidas de ahorro que implementó el Gobierno a principios de agosto. Fuentes del Ejecutivo señalaron a mediados de septiembre que dichas medidas han reducido el consumo eléctrico un 4,3%, el equivalente al consumo nacional de gas de un día, que es alrededor de 1 TWh. Es decir, que el plan a penas representa el 10% del retroceso de la industria.

Este plan consistía en diversas medidas como no bajar el aire acondicionado de los 27 grados y no subir la calefacción más de 19 grados en los edificios de la Administración y los establecimientos comerciales. Además, el Real Decreto-ley 14/2022 aprobado en pleno verano obligaba a apagar escaparates de 10 de la noche a seis de la mañana.

Aunque los datos publicados por Enagás revelan que el consumo global de gas natural ha crecido en 2022 con respecto al año pasado, la propia empresa dirigida por Arturo Gonzalo Aizpiri especifica que hay casi 7 TWh destinados a exportación para dar suministro a Francia y Portugal, por lo que dicho gasto no computa a ojos de las exigencias de ahorro de Bruselas.

Foto: Un soldador en una acerería. (Reuters)

Según fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica, "la exportación de electricidad para garantizar el suministro de electricidad de los países vecinos es una muestra de solidaridad, especialmente en el caso francés, histórico exportador de electricidad, que este 2022 importa energía masivamente", y añade que "la Comisión Europea es plenamente consciente de ello y garantizar el suministro eléctrico de los Estados europeos interconectados no computa a la hora de alcanzar los objetivos de ahorro de gas recientemente establecidos por el Reglamento (UE) 2022/1369, de acuerdo con su artículo 5.8 y su considerando 19".

Enagás también sigue este razonamiento. La cotizada del Ibex 35 señala que "la demanda de gas dedicada a la exportación eléctrica se considera un soporte necesario para la operación de los sistemas eléctricos del resto de Europa. Si corregimos la demanda eléctrica nacional con el gas estimado para CTCC [centrales térmicas de ciclo combinado] dedicadas a exportación a la UE, el resultado es una reducción del 13% respecto a la media de los últimos cinco años".

Además, España ha visto reducido su objetivo de ahorro del 7% al 6,4%, según avanzó 'El País' tras acceder a un borrador del plan de contingencia que el Gobierno enviará a Bruselas. Aunque en un primer momento se comprometió a entregar dicho plan antes de terminar septiembre, ahora preferiría esperar al consejo de ministros de Energía que celebra el ente comunitario el próximo viernes, según asegura 'El Periódico de la Energía'. El plazo máximo estipulado por la Comisión se extiende a todo octubre.

Las pymes, a las que se destina el plan de ahorro, han bajado el gasto de gas 0,29 TWh frente a los 10 TWh de reducción de la industria

Pese a lo anterior, Enagás prevé que el gasto de gas no se reduzca tanto como en septiembre, en que el gas convencional cae casi un 40% y, en total, incluso sumadas las exportaciones, se reduce un 5% con respecto a 2021. De hecho, la previsión de demanda para octubre es que crezca un 11% y en noviembre caiga un 12%, impulsada por el uso de gas para generar electricidad, donde habría que descontar de nuevo el consumo de gas para exportación de cara a los compromisos de ahorro con Bruselas para este invierno.

Un escenario, sin embargo, que no consideran las grandes patronales industriales. Tanto desde Aege (industria electrointensiva) como desde Gas Industrial (industria gasintensiva) o Unesid (siderurgia), consideran que los elevados precios seguirán provocando recortes de actividad en las próximas semanas y meses. Verónica Rivière, presidenta de Gas Industrial, señala que están "recibiendo consultas de empresas que solicitan poder flexibilizar sus contratos de gas, de cara a paliar sus costes por el enfriamiento de su actividad y los elevados precios, que les lleva a consumir menos". Las previsiones macroeconómicas a la baja no ayudan, dado que la industria está muy vinculada al ciclo económico y sufre ante el enfriamiento de la economía.

Foto: Nave militar en la isla de Bornholm, en Dinamarca. (EFE/Hannibal Hanschke)

Además, el mercado internacional del gas se ha vuelto a tensionar tras las sospechas de sabotaje sobre los gasoductos Nord Stream 1 y 2, que han sufrido roturas tras presuntas detonaciones. El mercado TTF, la referencia en Europa, ha vuelto este miércoles a los 207 euros por MWh, cuando hasta ayer estaba alrededor de 170 euros por MWh. Para poner en contexto los precios, el gas cotizaba en 20 euros por MWh en la última década, antes de que en 2021 se iniciara la crisis energética más dura desde 1973.

Enagás advierte de caídas del gasto de gas alarmantes en determinadas industrias. Por sectores, el refino cayó un 58% entre julio y agosto con respecto al mismo periodo del año anterior, el textil redujo su consumo un 48%, la construcción se dejó un 48% y la química y las farmacéuticas consumieron un 38% menos. La metalurgia también redujo un 32% su consumo, aunque este sector ha sufrido una alarmante reducción del consumo de electricidad del 40%, energía de la que es más dependiente.

Firmas como Acerinox, Arcelormittal, Alcoa, Ferroatlántica, Sidenor, Pamesa o Fertiberia, entre otras, están reduciendo su producción, llevando a cabo paradas y en algunos casos decretando ERTE. El miedo del sector es que si se deteriora aún más la situación, se tenga que recurrir a despidos.

España no tendrá que hacer nada para cumplir con la exigencia de la Comisión Europea de reducir casi un 7% el consumo de gas este invierno, con respecto al último lustro. El parón que está sufriendo la industria por los elevados precios de los hidrocarburos y la electricidad, y que está provocando una oleada de ERTE, supone un descenso del consumo de gas natural muy superior a lo que pactó el Ejecutivo con los responsables comunitarios.

Gas natural Industria Enagás
El redactor recomienda