Es noticia
Menú
La OTAN habla de "sabotaje" del Nord Stream y la UE promete una "fuerte respuesta"
  1. Mundo
Rusia tacha las acusaciones de "absurdas"

La OTAN habla de "sabotaje" del Nord Stream y la UE promete una "fuerte respuesta"

Borrell evitó tildar los actos de sabotaje, como sí hicieron anoche la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel

Foto: Nave militar en la isla de Bornholm, en Dinamarca. (EFE/Hannibal Hanschke)
Nave militar en la isla de Bornholm, en Dinamarca. (EFE/Hannibal Hanschke)

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, se ha referido a las fugas de gas en el gasoducto Nord Stream como un episodio de "sabotaje", en línea con las respuestas de la Unión Europea y Estados Unidos que apuntan a un acto deliberado. El Kremlin, sin embargo, tacha las acusaciones de un posible sabotaje ruso en los gasoductos como de "tontas y absurdas" e insiste en participar en la investigación de lo ocurrido, que según Dinamarca puede durar semanas.

"Esto era bastante predecible, era predeciblemente tonto y absurdo adelantar esas versiones", ha afirmado el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa telefónica diaria.

En una conversación con el ministro de Defensa danés, Morten Bodskov, el jefe político de la OTAN ha discutido los incidentes registrados en el mar Báltico y los ha tachado de "sabotaje" contra Dinamarca, aunque ha evitado atribuirlo a un tercer país. "Hemos abordado la protección de la infraestructura crítica en los países de la OTAN", ha indicado en un mensaje en redes sociales. Precisamente la necesidad de blindar infraestructuras, industria e instituciones públicas frente a injerencias extranjeras es uno de los temas que viene subrayando la OTAN desde la pandemia del coronavirus.

Foto: La zona del escape de gas en el Báltico. (Ministerio de Defensa de Dinamarca)

La Unión Europea, por su parte, ha asegurado que reaccionará con una "respuesta fuerte y unida" ante cualquier "interrupción deliberada de la infraestructura energética europea", tras las tres fugas detectadas ayer en los gasoductos del Nord Stream 1 y 2 en Alemania, Dinamarca y Suecia. En un comunicado publicado hoy en nombre de los Veintisiete, el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, ha asegurado que "toda la información disponible indica que estas fugas son el resultado de un acto deliberado", y ha afirmado que la UE apoyará toda investigación que permita obtener "total claridad" sobre lo ocurrido.

Borrell cree que "estos incidentes no son una coincidencia", afectan a "todos" y considera que "la seguridad y las preocupaciones medioambientales son de máxima prioridad". El alto representante, sin embargo, ha evitado tildar los actos de sabotaje, como sí hicieron anoche la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

En un mensaje en su cuenta oficial de Twitter, Von der Leyen dijo que había hablado por teléfono con la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, sobre "la acción de sabotaje" y que "ahora es primordial investigar los incidentes" para "obtener total claridad sobre los eventos y por qué" se habían producido. También aseguró que, en caso de que las tres fugas detectadas en los gasoductos Nord Stream sean una "acción de sabotaje", habrá "una respuesta fuerte". "Ahora es primordial investigar los incidentes, obtener total claridad sobre los eventos y por qué. Cualquier interrupción deliberada de la infraestructura energética europea activa es inaceptable y conducirá a la respuesta más fuerte posible", afirmó la presidenta de la Comisión.

La presidenta del Ejecutivo comunitario hizo esas declaraciones tras hablar por teléfono con la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, cuyo Gobierno, al igual que el de Suecia, ha señalado que las fugas detectadas en esos gasoductos que unen Rusia con Alemania son fruto de "actos deliberados". "La clara valoración de las autoridades es que se trata de un acto intencionado y no de un accidente", había dicho antes Frederiksen en rueda de prensa.

Foto: Instalaciones del Nord Stream 2, en una foto de archivo. (Reuteres/Fabrizio Bensch)

Su homóloga sueca, Magdalena Andersson, en otra comparecencia posterior en Estocolmo, indicó que "probablemente" lo ocurrido obedezca a un "sabotaje".

Ninguna de las dos quiso especular sobre el posible motivo ni autor, y ambas resaltaron la gravedad del incidente, aunque se haya producido cerca, pero fuera, de su territorio, como tampoco Von der Leyen señaló a ningún presunto responsable. También la OTAN, Rusia, Estados Unidos y Alemania han evitado hacer conjeturas hasta obtener más información sobre lo ocurrido.

La investigación puede durar semanas

El ministro de Defensa danés, Morten Bødskov, ya ha advertido de que la investigación de las tres fugas ocurridas en los últimos días puede demorarse varias semanas hasta que sea seguro inspeccionar la zona. "Va a llevar tiempo. Si uno escucha a los que saben cuánto gas hay en las tuberías y cuánto tiempo pasará hasta que baje la presión, la realidad es que puede tardar una semana o 14 días hasta que la zona esté lo suficientemente tranquila", dijo Bødskov en declaraciones a la agencia danesa Ritzau, después de una reunión en el cuartel general de la OTAN en Bruselas.

Reunión del Consejo de Seguridad de la ONU

El Gobierno de Rusia ha anunciado que pedirá una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para tratar en este foro los incidentes en los gasoductos Nord Stream.

La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajarova, ha confirmado en su cuenta de Telegram que Moscú quiere tratar en el órgano ejecutivo de Naciones Unidas las "provocaciones" relativas al Nord Stream 1 y al Nord Stream 2, que han registrado varias fugas.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, se ha referido a las fugas de gas en el gasoducto Nord Stream como un episodio de "sabotaje", en línea con las respuestas de la Unión Europea y Estados Unidos que apuntan a un acto deliberado. El Kremlin, sin embargo, tacha las acusaciones de un posible sabotaje ruso en los gasoductos como de "tontas y absurdas" e insiste en participar en la investigación de lo ocurrido, que según Dinamarca puede durar semanas.

Ursula von der Leyen Bruselas OTAN
El redactor recomienda