Es noticia
Menú
Botín pone a la venta los hoteles de Globalia para cobrar la gran deuda de los Hidalgo
  1. Empresas
POR UNOS 500 MILLONES

Botín pone a la venta los hoteles de Globalia para cobrar la gran deuda de los Hidalgo

Los aún dueños de Air Europa han dado a Banco Santander el mandato para desprenderse de Be Live por unos 500 millones de euros para atender sus obligaciones financieras

Foto:  La presidenta del Banco Santander, Ana Botín. (EFE/Zipi)
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín. (EFE/Zipi)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El Banco Santander ha decidido tomar cartas en la crisis financiera que atraviesan los Hidalgo. Según fuentes financieras, Javier García de Carranza, el responsable de las compañías morosas de la entidad presidida por Ana Botín, ha exigido a los dueños de Globalia el repago de la deuda personal de la familia, que supera los 200 millones de euros. La reacción de los Hidalgo ha sido encargar al banco la venta inmediata de su cadena de hoteles, además de otras joyas inmobiliarias, como adelantó El Confidencial el pasado 18 de mayo.

Según fuentes del mercado, el Santander ya ha distribuido el cuaderno de venta de Be Live, el negocio hotelero de los Hidalgo, que desde hace ya un par de años han intentado colocar sin éxito. Primero a Barceló, socio en Avoris tras la fusión entre Halcón Viajes y B The Travel Brand, y después a Blue Bay Hotel. Más tarde hubo un tercer intento con un fondo estadounidense. Ninguna de las tres transacciones llegó a buen puerto por las reticencias de Pepe Hidalgo a malvender unos activos en un momento en que pensaba que sus competidores querían aprovecharse de la debilidad financiera por la que atravesaba la familia por el impacto del covid-19.

Una pandemia que se ha traducido en unas pérdidas históricas de Globalia de casi 400 millones de euros en 2020 y una cifra algo menor en 2021, lo que ha impedido repartir dividendos a Pepe Hidalgo, su exmujer y sus tres hijos, todos ellos accionistas del 'holding'. Al contrario, ha dejado el grupo con un agujero patrimonial de más de 700 millones, que tendrá que resolver de aquí a enero de 2022.

Foto: Javier Hidalgo, durante su etapa con CEO de Globalia. (EFE/Luis Millán)

Derivado de esta coyuntura, la familia ha tenido serias dificultades para atender los vencimientos anuales de la deuda contraída con el propio Santander y, en menor medida, con Unicaja, principalmente, lo que ha provocado el incumplimiento de algunas de las cláusulas de estos créditos, concedidos en 2018. Aunque los acreedores relajaron las obligaciones del contrato en un primer momento, García de Carranza lleva varios meses en negociaciones con Pepe Hidalgo para alcanzar un acuerdo de refinanciación. Pero el banco, que ha declinado hacer ningún comentario sobre esta información, ha perdido la paciencia y ha exigido a la familia medidas quirúrgicas concretas.

Según estas fuentes, la situación es tal que la familia ha dado el mandato a Santander para que sea quien coordine la venta de Be Live, cuyo principal activo son 14 hoteles en propiedad y un número similar con contratos en gestión. El patriarca del clan pretende obtener entre 600 y 700 millones con esta desinversión, pero fuentes del mercado apuntan a que la valoración se aproxima más a los 500 millones.

Sea cual sea la cantidad, la operación ya se ha puesto en marcha y la compañía espera recibir en breve las ofertas no vinculantes, para hacer una selección de los potenciales interesados y cerrar la transacción como muy tarde en septiembre. Será el momento en que la familia tendrá que hacer frente a la recapitalización de Air Europa, puesto que a partir del próximo 1 de julio vence la moratoria dada por el Gobierno para que las compañías afectadas por el covid-19 no tuvieran que declarar el concurso de acreedores.

Foto: Ana Botín, presidenta de Banco Santander. (EFE)

Desde este 1 de julio, las empresas dispondrán de dos meses para analizar sus números, por lo que en septiembre ya tendrán que acogerse al denominado 5 Bis o preconcurso, sin descartar que tanto los administradores como algún proveedor pudieran instarlo por su propia cuenta. Desde ese momento, la normativa actual da 120 días a los afectados para encontrar una solución con que sacar a las empresas de la causa de disolución.

Los Hidalgo quieren destinar parte del dinero que obtengan por la venta de Be Live a repagar parte de la deuda al Santander y otra parte a recapitalizar Air Europa para evitar que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) se quede con la aerolínea al canjear parcialmente la deuda de 475 millones concedida en noviembre de 2020 por acciones de la sociedad. La familia quiere retener la propiedad de Air Europa en su totalidad para, cuando cierre el acuerdo de venta a Iberia, obtener los mayores beneficios. De momento, ya le ha cedido un 20% por 100 millones, pero el traspaso total, que podría llevarse a cabo a finales de 2023, les podría reportar 400 millones más.

El Banco Santander ha decidido tomar cartas en la crisis financiera que atraviesan los Hidalgo. Según fuentes financieras, Javier García de Carranza, el responsable de las compañías morosas de la entidad presidida por Ana Botín, ha exigido a los dueños de Globalia el repago de la deuda personal de la familia, que supera los 200 millones de euros. La reacción de los Hidalgo ha sido encargar al banco la venta inmediata de su cadena de hoteles, además de otras joyas inmobiliarias, como adelantó El Confidencial el pasado 18 de mayo.

Globalia Ana Patricia Botín Air Europa Iberia Juan José Hidalgo
El redactor recomienda