Es noticia
Menú
Air Europa pierde 325 millones en 2021 y pone en alerta a la SEPI y a Iberia
  1. Empresas
700 MILLONES DE AGUJERO

Air Europa pierde 325 millones en 2021 y pone en alerta a la SEPI y a Iberia

La aerolínea de la familia Hidalgo se anota unos números rojos históricos por el impacto de la pandemia, lo que ahonda el agujero patrimonial hasta casi 700 millones

Foto: Vista general de un avión de Air Europa. (EFE/Casa Presidencial De Honduras)
Vista general de un avión de Air Europa. (EFE/Casa Presidencial De Honduras)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Air Europa asegura que ha cerrado el primer trimestre del año con una mejora sustancial de los ingresos, especialmente en los vuelos de largo radio, lo que le ha hecho reactivar rutas que superan las que tenía disponibles antes de la pandemia. Pero la compañía arrastra unos números rojos que han hecho saltar las alarmas en la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y en la banca. Según fuentes financieras, la aerolínea perdió 325 millones de euros en 2021, lo que ahonda el agujero patrimonial hasta cerca de 700 millones de euros.

Los Hidalgo, dueños aún del 100% del capital de Air Europa, han actualizado los datos económicos del último ejercicio a los bancos acreedores, los cuales tienen que autorizar el préstamo convertible de 100 millones concedido por International Airlines Group (IAG) a Globalia, el 'holding' de la familia, el pasado 17 de marzo. Esa línea de crédito a siete años da al grupo hispano-británico la opción de canjear esa cantidad por el 20% del capital de la aerolínea en los próximos 24 meses, además de un periodo de exclusividad de un año para negociar la adquisición de la totalidad de las acciones y un derecho a igualar cualquier oferta de terceros por la empresa mallorquina hasta 2025.

Pero para que esos 100 millones lleguen a Globalia, Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Bankinter y Abanca, los bancos que le concedieron 141 millones en mayo de 2020 con la garantía del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y la SEPI, que le facilitó 475 millones adicionales en noviembre de ese año, tienen que dar su visto bueno. Según fuentes financieras, estos acreedores no van a poner ningún problema a la concesión de ese préstamo convertible porque, en primer lugar, es la mejor garantía para la supervivencia de Air Europa, y porque, en segundo término, servirá para que Globalia repague un crédito intragrupo a la aerolínea, lo que demuestra la contabilidad creativa con que los Hidalgo han gestionado el 'holding'.

El grueso de la ayuda de la SEPI tendrá que hacerlo frente a partir de marzo de 2024

No obstante, según estas fuentes, Air Europa no podrá repagar en ningún caso los más de 635 millones que recibió de dinero público o con aval estatal. La aerolínea está pagando de momento solo intereses, porque ambas líneas de financiación tenían carencias de dos y de tres años y medio, respectivamente, para amortizar el capital, el grueso de los préstamos. Unas obligaciones que no le suponen ningún esfuerzo adicional gracias a la mejoría de los ingresos. Pero el crédito del ICO sí tiene que empezar a devolverlo de forma inmediata, ya que la moratoria venció a finales del pasado mes de marzo. El grueso de la ayuda de la SEPI tendrá que hacerlo frente a partir de marzo de 2024.

Fuentes financieras aseguran que la aprobación de la banca llegará en los primeros días de mayo, una vez pase el control de los comités de riesgos. Pero agregan que esos 100 millones no serán suficientes para asegurar la viabilidad de Air Europa porque el grupo perdió 325 millones el pasado año. Unas minusvalías provocadas por las restricciones a la movilidad aplicadas en los distintos países a los que vuela y por el incremento del precio del petróleo, que pilló a la compañía sin apenas coberturas para protegerse de la subida vertiginosa del queroseno. La mejora parcial en la etapa estival y en el tercer trimestre se vio truncada por la aparición de la variante ómicron.

Unos números rojos que se suman a los 427,7 millones del primer año de la pandemia y que ahondan los fondos propios negativos hasta los 680 millones. Este desfase patrimonial obliga a los dueños a acometer una ampliación de capital, para lo que disponen de tiempo hasta principios de 2023, ya que el Gobierno aprobó una normativa que exime a las empresas afectadas por el covid-19 de declarar el concurso de acreedores. Aunque técnicamente Air Europa estaría ya en causa de disolución, la compañía no tiene que admitir esta situación hasta el próximo 1 de julio.

Foto: Eddie Wilson, CEO de Ryanair.

A partir de ese momento, tendrá dos meses —hasta septiembre— para acogerse al 5 Bis o preconcurso de acreedores, desde el que dispondrá de cuatro meses, hasta finales de 2022, para subsanar ese agujero con la inyección de nuevo capital, ya sea de los Hidalgo o de terceros. Dado que IAG tiene un derecho de exclusividad hasta marzo de 2023, la multinacional con base operativa en Londres y sede fiscal en España es la opción más plausible, junto con la capitalización de cerca de la mitad —240 millones— del préstamo concedido por la SEPI.

Mientras tanto, en Air Europa confían en superar las cifras operativas previas a la pandemia, gracias al acuerdo con Norse Atlantic Airways, que le permitirá incorporar cinco nuevos Boeing 787, a los que unirá otros seis Boeing 737 después del verano. "Con todo ello, en el segundo semestre del año conseguiremos igualar la flota de largo radio que teníamos en 2019, superaremos las plazas disponibles que teníamos entonces y habremos reactivado las rutas desde el 'hub' de Barajas, alcanzando 23 destinos en América y 33 en España y Europa", sostiene.

Air Europa asegura que ha cerrado el primer trimestre del año con una mejora sustancial de los ingresos, especialmente en los vuelos de largo radio, lo que le ha hecho reactivar rutas que superan las que tenía disponibles antes de la pandemia. Pero la compañía arrastra unos números rojos que han hecho saltar las alarmas en la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y en la banca. Según fuentes financieras, la aerolínea perdió 325 millones de euros en 2021, lo que ahonda el agujero patrimonial hasta cerca de 700 millones de euros.

Air Europa SEPI ICO Globalia
El redactor recomienda