Es noticia
Menú
La taquilla de la gran pantalla, un drama entre el glamour del cine español
  1. Empresas
CAÍDA DEL 60% DE LA RECAUDACIÓN

La taquilla de la gran pantalla, un drama entre el glamour del cine español

El público, que sí ha vuelto al teatro o al fútbol, se resiste a acudir a las salas de cine, que el pasado año recaudaron un 60% menos que en el ejercicio previo a la pandemia

Foto: Interior de una sala de cine. (EFE/Sebastiao Moreira)
Interior de una sala de cine. (EFE/Sebastiao Moreira)

Este fin de semana es la celebración de los Oscar, la gran cita del cine mundial, donde actores y actrices buscan el galardón que corona sus carreras. Hasta cuatro españoles aspiran a la famosa estatuilla, algo inédito, que debería reflejar el gran éxito de la industria nacional.

A mediados de febrero, fue en Valencia donde se vivió el glamour local de los Premios Goya del cine español, previo pago por parte de las autoridades locales de unos 4 millones de euros por celebrar la fiesta de entrega en la Ciutat de les Arts y las Ciències. Sin embargo, todo el oropel de los escenarios y las 'celebrities' no se corresponde con la realidad de unas salas vacías donde se exponen las películas que tanto se celebran de cámara hacia fuera.

Según datos de las dos mayores empresas dueñas de la mayoría de cines en España, la gente no ha vuelto con asiduidad a comprar una butaca desde la irrupción del covid-19. Según AMC Theater, propietaria de Cinesa, en 2021, apenas 41,5 millones de españoles vieron una película en la gran pantalla. La cifra fue un 44,59% más respecto a los 28,7 millones que fueron al cine en 2020, el año de la aparición del covid-19, pero un 60,77% por debajo de los 105,8 millones de personas que acudieron a una sala en 2019.

Foto: Fotograma de 'Madres paralelas'. (El Deseo)

Otras fuentes indican que la recaudación total de la industria de la gran pantalla en España fue de 253 millones el pasado año, casi un 60% menos respecto a los 628 millones de 2019, el año anterior al coronavirus. De las películas en cartel este año, solo ha cubierto expectativas 'Spider-Man', distribuida por Sony, que ha recaudado 27,58 millones de euros, seguida de 'Uncharted', con 10,5 millones y 'Batman', con 8,46 millones desde sus respectivos estrenos.

De las españolas, tan solo destacan 'Way Down', con 5,88 millones de ingresos, 'El Buen Patrón', la triunfadora de los Goya, con 4,19 millones, y 'Mamá o Papá' con 3,33 millones. 'Madres paralelas', la película de Pedro Almodóvar que aspira a un Oscar con Penélope Cruz, ha vendido entradas por 2,58 millones en 24 semanas. En lo que va de 2022, 'La Abuela' encabeza el 'ranking' con 1,8 millones tras ocho semanas en cartelera.

AMC Theater gestiona 40 puntos de exhibición en España, con un total de 463 pantallas, lo cual quiere decir que las explota en centros comerciales. Su facturación fue de 81,8 millones en 2021, casi 30 millones más que en el fatídico 2020, pero 118 millones menos, un 59% respecto a 2019, el último año sin impacto de las medidas sanitarias adoptadas por el Gobierno para hacer frente a la pandemia.

A AMC le sigue Kinépolis en tamaño, con ocho complejos de entretenimiento, tres de ellos en propiedad, donde opera 137 pantallas. Sus resultados también hablan con rotundidad de que los espectadores no han vuelto a las salas. La compañía, con sede en Bélgica, registró 2,5 millones de asistentes en 2021, un 61% que en el año original de la pandemia, que apenas tuvo 1,5 millones de clientes. Pero un 59,54% por debajo en comparación con los 6,18 millones de clientes que visitaron sus salas en 2019. La compañía facturó 26,3 millones, un 60,1% más, gracias a que se levantaron ciertas restricciones a los espectáculos en lugares cerrados. Aun así, fue un 57% inferior respecto a los 61,4 millones del ejercicio previo a la aparición del coronavirus. El grupo perdió más de 65 millones.

Foto: El presidente de la Academia de Cine, Mariano Barroso, recoge el premio en Málaga (EFE Daniel Pérez)

Los números dicen que la gente se resiste a volver al cine, como sí lo ha hecho al teatro, a los musicales o al fútbol. El Santiago Bernabéu agotó todas las entradas para el Real Madrid-PSG pese a que un asiento en el cuarto y último anfiteatro costaba 100 euros. En el tercer anillo, en los laterales, había que pagar 205 euros y 410 euros para ver el partido en tribuna. En cuatro horas se agotaron las entradas que el club puso a la venta para una capacidad total de 60.000 personas.

SOM Produce administra cuatro de los grandes teatros de Madrid, el Rialto, el Alcalá, el Calderón y el Nuevo Apolo, con 4.700 localidades. En sus salas se puede asistir a los musicales de 'Grease', 'Billy Elliot' o 'Mamma Mia'. En un año normal, vende cerca de un millón de entradas. El pasado año se quedó cerca de un 40% por debajo. Aun así, SOM facturó unos 27 millones, frente a los 54 millones de 2020. Pero siempre, incluso en el momento más duro de la pandemia, con beneficios, con Ebitda positivo, según relata Marcos Cámara, consejero delegado de la compañía, gracias a la renegociación del alquiler de los locales y con los proveedores.

La caída se justifica por las restricciones a la movilidad, ya que parte del público de la gran capital es el procedente de las provincias que pasa el fin de semana en Madrid, la cuarta ciudad del mundo en musicales. Desde septiembre del pasado año, cuando ya no había limitaciones y más confianza entre el público, la asistencia ha mejorado de forma sensible, de entre el 70% de Billy Elliot en Barcelona o el 100% del 'Mago Pop' en Madrid. La previsión de Cámara es que los niveles previos al covid se recuperarán en octubre de 2023.

Foto: Marta Hazas, en el Festival de Cine de Málaga. (Getty/Carlos Alvarez)

"Lo hemos pasado mal. Nos vimos obligados a cerrar todos los teatros el 14 de marzo de 2020, pero volvimos en septiembre de ese mismo año. El cine también cerró, pero las grandes productoras se guardaron sus mejores estrenos para 2021. Prefirieron llevar las películas al espectador a través de las plataformas de streaming", explica Cámara, que destaca que durante meses trabajaron a pérdidas. "Procuramos exhibir comedias para hacer pasar un buen rato a la gente y dar seguridad sanitaria, tanto al público como a los artistas", concluye el gestor de los espectáculos de Carlos Latre o Los Morancos.

Efectivamente, el espectador solo puede ver a Juan Echanove si va al teatro porque Echanove no puede entrar al salón de la casa de los consumidores. Por el contrario, Netflix, Amazon Prime, HBO, Disney+, Movistar o Filmin se han sentado en los sofás de cerca de diez millones de hogares, según datos estimativos, ya que salvo la filial de Telefónica, el resto no ofrece cifras concretas de clientes en España. Su cuota mensual, por debajo de los 15 euros, es inferior a lo que cuestan dos entradas en cualquier cine de Madrid, adonde te tienes que desplazar, aguantar quince minutos de publicidad comercial y pagar otros 10 euros por unas palomitas y un refresco.

Aunque en el primer trimestre del año ha habido cierta mejoría, según fuentes del sector, parece difícil que se recuperen los niveles previos a la pandemia. Unas cifras muy pobres que ponen en riesgo la industria cinematográfica en España y los centros comerciales donde se exhiben. La falta de asistencia ha provocado el cierre de los locales auxiliares, como restaurantes y tiendas. Con muchos metros cuadrados sin alquilar, el dueño de estos centros multiusos está condenado a una reestructuración, primero financiera y después de negocio.

Este fin de semana es la celebración de los Oscar, la gran cita del cine mundial, donde actores y actrices buscan el galardón que corona sus carreras. Hasta cuatro españoles aspiran a la famosa estatuilla, algo inédito, que debería reflejar el gran éxito de la industria nacional.

Cine español Películas Actores y actrices Penélope Cruz
El redactor recomienda