Es noticia
Menú
Galán viaja en 'jet' privado a Qatar para lograr el apoyo de su primer accionista en la junta
  1. Empresas
REUNIÓN CON EL FONDO SOBERANO

Galán viaja en 'jet' privado a Qatar para lograr el apoyo de su primer accionista en la junta

El presidente de Iberdrola vuela a Doha para reunirse con el consejero delegado de Qatar Investment Authority (QIA), el inversor más fiel del grupo y dueño del 8,7% del capital

Foto: Galán y Mansour Ebrahim al Mahmoud.
Galán y Mansour Ebrahim al Mahmoud.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Ignacio Sánchez Galán ha viajado a Qatar en busca del apoyo del mayor accionista de Iberdrola a su gestión, en el momento más delicado desde que asumió la presidencia de la compañía energética en 2006. Según han confirmado fuentes financieras, el primer ejecutivo de la eléctrica con sede en Bilbao tiene previsto reunirse hoy con Mansour Ebrahim al Mahmoud, consejero delegado de Qatar Investment Authority (QIA), dueño del 8,7% del capital de la compañía española, para que respalde su gestión de cara a la próxima junta general de accionistas, la primera en la que, salvo giro de los acontecimientos, se presentará como imputado por los pagos a Villarejo.

Según estas fuentes, Galán ha hecho un viaje relámpago en su avión privado para reunirse en Doha con el responsable del fondo soberano de Qatar, que entró en el capital de Iberdrola en 2011, con la adquisición del 6,16% por 2.021 millones. Al año siguiente, QIA se hizo con otro paquete de acciones, hasta llegar al 8,4% del capital de Iberdrola, lo que lo convertía en ese momento en el segundo mayor accionista y, sobre todo, en el escudo del presidente contra ACS, que en 2012 tenía el 18% de la compañía. La constructora tuvo que deshacer toda la posición ante la imposibilidad de pagar la deuda a la banca, especialmente a UBS, con la que había comprado esa participación, mientras el fondo catarí se mantuvo leal a Galán, hasta la fecha.

La inversión de Qatar en Iberdrola ha sido muy rentable para el emirato, ya que las primeras acciones las adquirió a 5,63 euros por título y ahora cotizan a más de 9,5 euros. Además, cada año recibe cerca de 215 millones de euros en dividendos a través de dos sociedades domiciliadas en Luxemburgo, país que suele ser utilizado para reducir el coste fiscal de este tipo de inversiones.

Foto: El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. (Getty Images/Carlos Álvarez)

El viaje, según estas fuentes, tiene como objetivo presentar por adelantado al máximo responsable de QIA del plan estratégico que expondrá al resto de inversores el próximo 22 de marzo en Londres, en lo que se conoce como Markets Capital Day. Galán ha tenido la deferencia de ir a Qatar, país que no visitaba desde la irrupción de la pandemia, a darle primero los detalles a Mansour Ebrahim al Mahmoud, que gestiona unos 300.000 millones de dólares en todo el mundo.

Pero, además, el presidente de Iberdrola va a solicitarle que le apoye de forma férrea en la votación sobre su gestión en la próxima junta general de accionistas, que Galán va a convocar para el próximo 17 de junio. Tras la imputación por varios delitos en los pagos a Villarejo, el ingeniero salmantino va a tener que convencer a todos los grandes fondos de inversión de que respalden el gobierno corporativo de la eléctrica.

Foto: Ilustración: EC Diseño.

El pasado año, Iberdrola celebró la junta justo una semana antes de que la Audiencia Nacional le notificara su imputación, por lo que no tuvo que exponerse a ese 'match ball'. Pero el próximo mes de junio, salvo que el juez Manuel García Castellón le libere de cualquier responsabilidad, se presentará ante los accionistas con esta carga. El apoyo de Qatar puede servir de referencia para otros inversores, que hasta el momento han respaldado casi por unanimidad la gestión de Galán.

Inquietud por el veto americano

Según otras fuentes, el emir catarí ya ha preguntado a fuentes financieras y jurídicas por las posibles repercusiones del caso Villarejo en la cúpula directiva de Iberdrola. El consejero delegado de QIA se ha interesado por la deriva de las investigaciones judiciales, si bien Galán ya le tranquilizó en septiembre de 2021, cuando ambos coincidieron en Nueva York en unas jornadas sobre cambio climático. El presidente de la mayor energética española le aseguró que las pesquisas se cerrarían sin ninguna responsabilidad sobre su persona.

Foto: Pedro Azagra, nuevo CEO de Avangrid.

Pero la negativa de Estados Unidos a aprobar la compra de PNM Resources por 8.300 millones de dólares, al poner en cuarentena el gobierno corporativo de Iberdrola por las implicaciones con Villarejo, ha puesto de relieve el riesgo reputacional que todo el caso ha provocado en Iberdrola.

Además de mirar por el corto plazo, para salvar la junta de accionistas del próximo 17 de junio, Galán, de 71 años, tiene otro ojo en el medio plazo. El presidente, que el año pasado percibió un sueldo de 13,2 millones pese a la caída de la cotización, necesita todo el apoyo de Qatar para asegurarse su continuidad hasta 2023, momento en que se someterá a votación su reelección por cuatro años más como presidente de Iberdrola. El salmantino ya ha comunicado a su círculo más cercano su deseo de seguir al frente del grupo para dirigir el plan de inversión de 150.000 millones, que se extiende hasta 2030.

Ignacio Sánchez Galán ha viajado a Qatar en busca del apoyo del mayor accionista de Iberdrola a su gestión, en el momento más delicado desde que asumió la presidencia de la compañía energética en 2006. Según han confirmado fuentes financieras, el primer ejecutivo de la eléctrica con sede en Bilbao tiene previsto reunirse hoy con Mansour Ebrahim al Mahmoud, consejero delegado de Qatar Investment Authority (QIA), dueño del 8,7% del capital de la compañía española, para que respalde su gestión de cara a la próxima junta general de accionistas, la primera en la que, salvo giro de los acontecimientos, se presentará como imputado por los pagos a Villarejo.

Junta General de Accionistas Ignacio Sánchez Galán Audiencia Nacional Qatar Investment Authority (QIA) Noticias de Iberdrola
El redactor recomienda