Es noticia
Menú
El juez cuestiona las explicaciones de Galán: "No tiene sentido, compréndalo"
  1. España
Los vídeos de la declaración

El juez cuestiona las explicaciones de Galán: "No tiene sentido, compréndalo"

Imputado por los delitos de cohecho activo, falsedad en documento mercantil y contra la intimidad, el presidente de Iberdrola achacó cualquier irregularidad a sus subordinados

Foto: Declaración de Galán. (EC)
Declaración de Galán. (EC)

El magistrado de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón no da credibilidad a la versión del presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, sobre los pagos al comisario José Manuel Villarejo para presuntas operaciones de espionaje contra rivales políticos y empresariales. Galán achaca cualquier posible irregularidad a su exdirector de Seguridad, Antonio Asenjo, pero García Castellón pone en duda este relato: “Ningún jefe de Seguridad se atrevería siquiera a tocar a gente tan importante", concluyó el magistrado durante la declaración de Galán como imputado el 18 de enero, a cuya grabación ha tenido acceso El Confidencial. "No tiene mucho sentido".

Durante más de una década, Iberdrola supuestamente ocultó todo tipo de encargos a Villarejo a través de una trama de facturas falsas: espionajes a políticos, maniobras contra ecologistas, vigilancia de líderes sindicales, indagaciones sobre dos de los mayores rivales de Sánchez Galán, Manuel Pizarro y Florentino Pérez, y hasta una investigación contra una empresa con la que Iberdrola iba a construir un parque eólico en Rumanía. Según Asuntos Internos, la eléctrica pagó al comisario más de un millón de euros y otros 407.000 euros a través de una tercera compañía, la empresa de seguridad Casesa, pero ante el magistrado, Galán se puso de perfil.

Imputado por los delitos de cohecho activo, falsedad en documento mercantil y contra la intimidad, el presidente de Iberdrola aseguró desconocer estos encargos y apuntó a sus subordinados como únicos responsables de la contratación de Villarejo: "Me está hablando en chino", llegó a decirle al fiscal. “Somos un grupo muy grande, de lo que me están hablando son anécdotas muy pequeñas. Es como si me preguntan que tenemos un problema en una central en Texas, pues probablemente lo tendrán, no lo sé".

Pero sus explicaciones no convencieron ni al fiscal Miguel Serrano ni al magistrado Manuel García-Castellón. El primero apuntó para ello a que “en un mundo de hiperliderazgo, los jefes conocen hasta los más mínimos detalles". "Me sorprende ese desmarque que usted tiene”, le respondió Serrano al presidente de Iberdrola ante sus constantes evasivas. “Le aseguro que ninguno de mis colegas tienen conocimiento de esos detalles”, trató de defenderse Galán.

Los rifirrafes con García-Castellón también se repitieron a lo largo de la comparecencia: “¿Cómo un jefe de seguridad se va a atrever a hacer algo así [investigar a Manuel Pizarro]?", le espetó. “Entienda por qué está usted aquí. Ningún jefe de seguridad se atrevería siquiera a tocar a gente tan importante como el presidente de Endesa, en este caso, o ahora como le voy a leer, a Florentino Pérez, por ejemplo, él por sí mismo. No tiene mucho sentido. Compréndalo usted. Y por eso le estoy preguntando”.

El magistrado insistió además en que los audios de las conversaciones entre Asenjo y Villarejo incluyen referencias a Galán como “señorito”, “don Ignacio” y "presi", entre otros apelativos: "En una conversación de 2 de septiembre de 2004, dice Asenjo que ‘estuve hablando el otro día del tema de Arcos con el señorito’. Puede entenderse que es usted o no. Y entonces dice a continuación otra vez: 'Él me decía esto que tengo aquí apuntado'. (...) ¿Tampoco sabe nada de esto?”, le preguntó el magistrado. Una vez más, Galán se desmarcó de estos hechos: "No voy a hacer conjeturas sobre temas en los que yo no he estado”.

Las referencias a Asenjo fueron constantes, pero Galán limitó sus contactos con él a breves consultas antes de las juntas generales de accionistas por temor al terrorismo: “Mi pregunta era si íbamos a tener problemas o no. Eran las únicas cosas que yo hablaba con Asenjo”. “Jamás dependió de mí. Creo que dependía en aquel momento (años 2000) de Recursos Corporativos. Y creo que en la actualidad depende de Recursos Humanos, que a su vez depende de la Dirección Financiera y de Recursos”.

El presidente de Iberdrola insistió además en que "este señor ha sido cesado porque tomó decisiones equivocadas", pero el magistrado cuestionó ese despido y recordó que le dieron una indemnización de 1,6 millones de euros. A la vista de que Galánle señalaba como único responsable de la supuesta trama delictiva, el magistrado mostró sorpresa por este pago. "Bueno... Delictiva... Será presuntamente delictiva", respondió Galán. Este apunte le valió un toque de atención de García-Castellón, quien le recordó con ironía que el magistrado es él. "Tengo un tremendo respeto a la Justicia", saldó el presidente de Iberdrola.

Galán, contra el testigo clave

La declaración sirvió también a Galán para cargar contra su enemigo número uno, el testigo clave contra él y contra Iberdrola, el que fuera director de control de Funciones Corporativas José Antonio del Olmo. El exempleado entregó en 2004 a un notario un informe que relataba las prácticas supuestamente ilegales de la eléctrica para pagar los servicios de Villarejo utilizando facturas falsas y a través de Casesa. Según Del Olmo, notificó esas irregularidades ante sus superiores, pero, al no recibir ninguna respuesta, decidió que un fedatario público dejara constancia. Hacienda y la Policía han confirmado que efectivamente Iberdrola pagó al policía a través de Casesa.

Foto: El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán.

El fiscal anticorrupción Miguel Serrano preguntó de forma insistente por las distintas acciones legales que la compañía ha emprendido contra este antiguo directivo y quedó claro, según se desprende del vídeo de la declaración, que Galán achaca al denunciante toda la responsabilidad de su actual situación, incluida su imputación. Aunque no reconoció en ningún momento que las acciones contra Del Olmo se estén ejerciendo por orden suya, el presidente de la eléctrica le acusó de “hacer las cosas mal”.

“Las acciones contra del Olmo se llevaron a cabo en defensa de los intereses de la compañía. Es un tema de una empresa que se siente damnificada. Estamos aquí sentados porque un señor ha hecho las cosas mal. Si ese señor hubiera dicho, aquí hay una irregularidad, no estaríamos ninguno aquí. La compañía está damnificada porque un señor ha hecho las cosas mal y, por tanto, se defiende”, se defendió el presidente de Iberdrola.

De Manuel Pizarro a Florentino Pérez

En el interrogatorio se abordaron distintas operaciones llevadas a cabo por Villarejo. Entre ellas, la bautizada como BlackBoard (BB), que tenía un claro objetivo: el entonces presidente de Endesa, Manuel Pizarro. Los informes reflejan que Villarejo rastreó su vida privada, amistades y trayectoria profesional en busca de "puntos oscuros". Incluso habría diseccionado la identidad y fecha de nacimiento de los familiares del presidente de Endesa. Al fin y al cabo, Asenjo le había dejado claro el interés que tenían por la competencia en una de sus reuniones: "Es importante para nosotros… El tema de Endesa". "Ese cromo… lo necesitan los de arriba para… Para intercambiar".

Pero una vez más, Galán negó conocimiento alguno sobre este encargo: “Respecto al señor Pizarro, tengo de él la mejor opinión personal y profesional como competidor. Además, tenía de segundo una persona con la que he mantenido una relación estrecha durante 50 años”.

Foto: Sánchez Galán y Villarejo. (Ilustración: Raquel Cano)

El interrogado también negó cualquier participación en el espionaje al presidente del Real Madrid y ACS, Florentino Pérez: “Le voy a repetir; ni he ordenado, ni he autorizado, ni he conocido ningún tema relativo a un espionaje a ese señor que usted está citando. Si lo hubiera conocido no lo hubiera permitido, me parece absolutamente deplorable y no admisible. Yo sí he sido espiado con hechos concretos, no con conjeturas, con hechos concretos que están en este juzgado y por tanto condeno con la misma rotundidad que me espíen a mí que nosotros espiemos a alguno. Absolutamente no". "Tengo máximo respeto por la privacidad de las personas”.

Florentino Pérez está personado como acusación en la investigación y ya ha solicitado la imputación de Iberdrola como persona jurídica. Tras revisar su escrito, el magistrado dio traslado esta misma semana al Ministerio Fiscal para que informe sobre si debe atender su petición. En el procedimiento se encuentra ya imputada como persona jurídica Iberdrola Renovables, filial al 100% de la eléctrica, pero Pérez apunta a que la contratación dependió de una decisión "a nivel grupo" y no solo de la filial.

El magistrado de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón no da credibilidad a la versión del presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, sobre los pagos al comisario José Manuel Villarejo para presuntas operaciones de espionaje contra rivales políticos y empresariales. Galán achaca cualquier posible irregularidad a su exdirector de Seguridad, Antonio Asenjo, pero García Castellón pone en duda este relato: “Ningún jefe de Seguridad se atrevería siquiera a tocar a gente tan importante", concluyó el magistrado durante la declaración de Galán como imputado el 18 de enero, a cuya grabación ha tenido acceso El Confidencial. "No tiene mucho sentido".

Ignacio Sánchez Galán Comisario Villarejo
El redactor recomienda