Es noticia
Menú
Room Mate se enfrenta al embargo de tres hoteles por el retraso de la SEPI
  1. Empresas
RETRASO DE UN AÑO

Room Mate se enfrenta al embargo de tres hoteles por el retraso de la SEPI

La compañía debe devolver en abril los 15 millones de urgencia que le concedió hace un año el fondo Atitlan, que recibió como garantías varios establecimientos en Italia y Países Bajos

Foto: Kike Sarasola, en la terraza del Room Mate Macarena.
Kike Sarasola, en la terraza del Room Mate Macarena.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Semanas vitales para el futuro de Room Mate, la cadena hotelera fundada por Enrique Sarasola y financiada por Sandra Ortega, una de las tres herederas de Inditex. Según indican fuentes financieras, la compañía se enfrenta al embargo de al menos tres establecimientos que puso como garantía para el último préstamo que le concedió hace un año Atitlan, el fondo de capital riesgo dirigido por Roberto Centeno, yerno del dueño de Mercadona. Una línea de crédito de urgencia cuya devolución estaba supeditada a un rescate de mayor importe por parte de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

Según estas fuentes, entre los hoteles con los que Sarasola respaldó el préstamo de Atitlan están el Aitana, ubicado en Londres, y el Giulia, sito en Milán. Fuentes internas de Room Mate han confirmado que estos establecimientos son la garantía de los 15 millones firmados con Centeno, que ha ido dando el dinero en función de las necesidades de liquidez del grupo. Desde la compañía, se asegura que la evolución del negocio mejoró de forma sustancial la cuenta de resultados en la segunda parte del ejercicio, hasta la propagación de la variante ómicron, con ratios de ocupación de entre el 70 y el 80% en varios de los hoteles. Pero confirman que el ejercicio 2021 se cerró con nuevas pérdidas, lo que pone en riesgo su continuidad, según las primeras valoraciones de Deloitte, el auditor.

Una situación que mejoraría de forma significativa si la SEPI aprobase la ayuda financiera de 52 millones de euros que solicitó hace ahora un año. Sin embargo, el ente público dependiente del Ministerio de Hacienda sigue sin autorizar la concesión del rescate, que sí ha otorgado a otras empresas del sector como Hotusa (241 millones), Abba (30,9 millones), Sehrs (34 millones), Soho (30 millones) o, más recientemente, el pasado 29 de enero, Abades, por 29,3 millones.

Foto: Sandra Ortega, en una de sus escasas imágenes públicas. (Gtres)

Desde Room Mate no entienden el retraso del organismo público al visto bueno a su expediente, ya que la compañía está sufriendo las mismas consecuencias provocadas por la pandemia que sus competidores. Pero otras fuentes próximas a la SEPI explican que no es fácil facilitar una financiación extraordinaria a una compañía con Sandra Ortega, una de las personas más ricas de España, como una de sus mayores accionistas. Ortega ha ayudado al grupo en varias ocasiones para salir adelante en momentos delicados con la banca, pero la hija del fundador de Inditex ya comunicó el pasado año su intención de desprenderse de su participación del 30%.

Sin embargo, hasta la fecha, ningún comprador ha querido asumir este paquete. Sarasola, el principal accionista, ha estado negociando con varios fondos de capital riesgo para que inyectasen dinero en la cadena hotelera, como TPG y Sixth Street. Pero hasta la fecha, según fuentes bancarias, ninguno ha puesto una oferta encima de la mesa que alcanzase las expectativas de los dueños. Al contrario, las propuestas recibidas eran quedarse el grupo por un euro, asumiendo los 100 millones de deuda, a la que le aplicarían una quita con los acreedores.

Foto: Sandra Ortega. (Getty)

Los bancos más expuestos a Room Mate son Citi, Deutsche Bank, Abanca, Bankinter y Société Générale. La compañía ha incumplido algunas de las cláusulas de los préstamos, por lo que ha solicitado a las entidades financieras que la dispensen de varias de las obligaciones incluidas en los contratos. Además, la cadena adeuda unos 20 millones de euros a la propia Sandra Ortega, parte de los cuales vencían a finales de 2021. Ninguno de estos acreedores, incluido Atitlan, quiere quedarse con las garantías, pero advierten de que es necesaria la llegada de un inversor que aporte fondos propios de forma urgente.

Room Mate lleva acumulando pérdidas durante muchos años, antes incluso de la aparición del covid-19. Pero la hija de Amancio Ortega hizo de esta inversión una de sus más queridas. La ha apoyado durante más de una década, hasta que el pasado año decidió alejarse del sector hotelero. También vendió varios establecimientos en Estados Unidos.

Semanas vitales para el futuro de Room Mate, la cadena hotelera fundada por Enrique Sarasola y financiada por Sandra Ortega, una de las tres herederas de Inditex. Según indican fuentes financieras, la compañía se enfrenta al embargo de al menos tres establecimientos que puso como garantía para el último préstamo que le concedió hace un año Atitlan, el fondo de capital riesgo dirigido por Roberto Centeno, yerno del dueño de Mercadona. Una línea de crédito de urgencia cuya devolución estaba supeditada a un rescate de mayor importe por parte de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

Room Mate SEPI Kike Sarasola Sandra Ortega
El redactor recomienda