Los bancos de Room Mate se reservan acciones judiciales contra Sandra Ortega
  1. Empresas
creen que no puede eludir su responsabilidad

Los bancos de Room Mate se reservan acciones judiciales contra Sandra Ortega

La decisión de Abanca, Deutsche Bank y Bankinter ha tomado forma a la luz del testimonio aportado en la primera vista por Leyte, querellado por presunta falsedad documental

Foto: Sandra Ortega. (Getty)
Sandra Ortega. (Getty)

Los bancos de Room Mate suben el tono. Dos semanas después de la primera vista de la querella presentada por Sandra Ortega contra su exgestor Pepe Leyte, los acreedores de la hotelera han presentado sendos escritos ante el juzgado para reservarse la opción de ejercer acciones legales contra la hija de Amancio Ortega o su patrimonial Rosp Corunna.

La decisión de Abanca, Deutsche Bank y Bankinter ha tomado forma a la luz del testimonio aportado en la primera vista por Leyte, querellado por presunta falsedad documental, y de las posteriores pruebas documentales aportadas a la causa ('mails', wasaps…), totalmente contradictorias con la tesis acusatoria expuesta por Rosp Corunna.

Foto: Kike Sarasola, presidente y fundador de Room Mate y BeMate.

La judicialización del caso no es baladí. El frente abierto por Sandra Ortega ha dejado en suspenso sus obligaciones con los bancos de Room Mate, cadena de la que es segunda accionista (30%), acreedora y avalista de las cartas de crédito concedidas por los bancos que ahora no reconoce, al responsabilizar a Leyte de su firma sin su conocimiento.

Ante este escenario, las defensas de los bancos consideran que Rosp Corunna no puede eludir en ningún caso sus responsabilidades como avalista, sea o no cierta la causa que tiene contra su exgestor. Y en el peor de los casos: la posibilidad de que sus querellas sean una estrategia para eludir su responsabilidad, pudiendo incurrir en estafa procesal.

Foto: Sandra Ortega.

Room Mate, que negocia un rescate por parte de la SEPI, acumula deudas por valor de 120 millones de euros. Su compleja salud financiera, acentuada por la crisis sanitaria, habría estallado antes de no haber sido por tener a Sandra Ortega como garantía de último recurso, tal como argumentan los bancos con base en las cartas de crédito concedidas.

Al tiempo que todo el proceso judicial se fraguaba, Rosp Corunna ha intentado deshacerse de su participación en Room Mate y, por extensión, de sus responsabilidades como avalista. Tal como adelantó este diario, ha negociado con la firma oportunista Athika (en alianza con el fondo Sixth Street Partners) la venta de su 30% por un euro.

Sandra Ortega Room Mate
El redactor recomienda