Es noticia
Menú
La crisis del turismo británico arruina la alianza de Blackstone y Room Mate en Magaluf
  1. Empresas
Alúa operará el hotel

La crisis del turismo británico arruina la alianza de Blackstone y Room Mate en Magaluf

HIP, la plataforma hotelera de Blackstone, y Room Mate han roto su alianza en el Hotel Olivia, un cuatro estrellas de 400 habitaciones. Apple Leisure Group tomará ahora las riendas

Foto: Hotel Room Mate Olivia, en Magaluf, que ya no operará la cadena de Sarasola.
Hotel Room Mate Olivia, en Magaluf, que ya no operará la cadena de Sarasola.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La crisis del turismo británico se ha llevado por delante la alianza entre la cadena Room Mate y HIP, la plataforma hotelera de Blackstone. Hace dos años, la compañía del empresario Kike Sarasola llegó a un acuerdo con la filial del fondo estadounidense para gestionar el antiguo Pax Barracuda, complejo formado por dos hoteles, Calviá Dreams y Barracuda, que acordaron transformar en un único establecimiento. Para el grupo, especializado en el turismo urbano, esta representaba una oportunidad de adentrarse en el segmento del turismo de playa.

Entonces, sus planes pasaban por abrir el hotel ya reformado en el verano de 2020, pero el estallido de la crisis del covid-19 en primavera del año pasado convenció a las dos partes de que lo más conveniente era esperar un año y aprovechar el frenazo impuesto por la pandemia para terminar con calma la profunda rehabilitación a la que se sometió al inmueble, unas obras estimadas en 23 millones de euros.

Foto: Kike Sarasola, presidente y fundador de Room Mate y BeMate.

Sin embargo, un año después, ha vuelto a ser imposible abrir las puertas de Room Mate Olivia, nombre con el que había sido ya bautizado este gigante de cuatro estrellas y 405 habitaciones, ubicado en Calviá (Mallorca), a tan solo 100 metros de la playa de Magaluf y con vistas al mar.

La caída del turismo británico, y la elevada dependencia que tiene Magaluf de estos visitantes, hace que Room Mate considere inviable abrir este verano, lo que ha llevado a HIP a llegar a un acuerdo con Apple Leisure Group (ALG) para operarlo bajo la marca Alúa y romper la alianza que tenía con el grupo de Sarasola. Un cambio de operador que, sin embargo, no parece que vaya a permitir abrir las puertas del establecimiento este verano.

placeholder Habitación del Room Mate Olivia.
Habitación del Room Mate Olivia.

La noticia del cambio de operador, destapada por Hosteltur, ha sido confirmada por Sarasola a este medio. "Este verano va a ser muy complicado y nosotros no podíamos ahora abordarlo. Estratégicamente, no era inteligente coger este hotel este verano, sería nuestra primera experiencia en playa, y llevarla a cabo cuando no hay turistas ingleses, no es inteligente", ha señalado el empresario.

En cambio, Alúa era la insignia tanto de Calviá Dreams como de Barracuda cuando, en 2017, los adquirió HIP, lo que le confiere ahora una posición privilegiada para volver a tomar las riendas del establecimiento ya reformado. "Alúa es una de mis marcas favoritas y ahora mismo todas las partes hemos pensado que es mejor que lo hagan ellos", asegura Sarasola.

Foto: La calle Punta Ballena, cerrada y casi vacía en la madrugada del jueves. (David Brunat)

El objetivo de Room Mate y HIP era romper con el turismo de borrachera de Magaluf y ampliar el reposicionamiento del activo también a su comercialización, disminuyendo el número de clientes procedentes de turoperadores y centrando sus esfuerzos en captar a turistas con un poder adquisitivo medio alto y también familiar. Un reto imposible de abordar justo cuando el sector atraviesa su peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial.

Hasta la pasada primavera, Room Mate sí confiaba en poder abrir el hotel Olivia y estrenarse en el mercado de playa, pero la realidad se está demostrando mucho más dura de lo que esperaba hace apenas un par de meses y cada semana que pasa se ha ido mostrando más imposible.

placeholder Kike Sarasola en la terraza del Room Mate Macarena.
Kike Sarasola en la terraza del Room Mate Macarena.

A la difícil situación financiera que vive la cadena, que ha pedido ayuda a la Sepi y ha necesitado de un préstamo de Atitlán para afrontar la temporada de verano, se ha unido el golpe de gracia que ha supuesto la caída de reservas de turistas británicos, cuyas vacaciones están marcadas por los constantes vaivenes del Gobierno de Boris Johnson y su semáforo de destinos.

"Hace diez días nos sentamos con HIP para exponer la situación y nuestra preocupación, y ambos decidimos no seguir adelante", detalla Sarasola quien, no obstante, sigue interesado en entrar en Mallorca y confía en poder hacerlo en breve, pero con un hotel más pequeño y acorde al momento que vive tanto el sector, como la cadena.

La crisis del turismo británico se ha llevado por delante la alianza entre la cadena Room Mate y HIP, la plataforma hotelera de Blackstone. Hace dos años, la compañía del empresario Kike Sarasola llegó a un acuerdo con la filial del fondo estadounidense para gestionar el antiguo Pax Barracuda, complejo formado por dos hoteles, Calviá Dreams y Barracuda, que acordaron transformar en un único establecimiento. Para el grupo, especializado en el turismo urbano, esta representaba una oportunidad de adentrarse en el segmento del turismo de playa.

Blackstone Room Mate Hoteles Reino Unido HI Partners
El redactor recomienda